Peugeot 207 GT HDI

24 noviembre, 2006, modificada el 24 enero, 2011 por

La calidad del acabado, lo refinado del motor 1.6 HDI 110cv, un equipamiento muy completo y la gran iluminación proporcionada por el techo panorámico completan una atmósfera que enamora a primera vista

11

Si alguien duda de que los tiempos están cambiando en el mundo del automóvil sólo tiene que subirse a bordo del nuevo utilitario de Peugeot. Un espacio que reúne tecnología y materiales de calidad además de una perfecta iluminación. Esta es una de las consecuencias directas de que los fabricantes coreanos hayan llegado a nuestro mercado ofertando vehículos cada vez más completos y a un coste más bajo del que estamos acostumbrados a pagar. Los fabricantes europeos han decidido curarse en salud y apuestan por mejorar sus productos. El 207 GT HDI 110cv cuesta 20.350 euros pero cuenta con un propulsor moderno 1.6 litros que consume una media real de 5,6 litros de gasóleo, cuyo nivel de rumorosidad es realmente bajo. En su equipamiento extra podemos encontrar: navegador, radioteléfono, sensor de aparcamiento, etc. Y de serie dispone de sensor de lluvia, encendedor automático de luces o techo panorámico. Todo un salto cualitativo.

  • Comportamiento



  • Interior y maletero



Comportamiento

La dirección tiene un funcionamiento general correcto, se trata de una dirección electro-hidráulica que en ciudad permite girar el volante con mayor facilidad y que a medida que aumentamos la velocidad  se endurece. A pesar de tener un tacto preciso, en ocasiones da sensación de no girar progresivamente y hacerlo mediante pequeños impulsos.


El manejo de todos los mandos no ofrece problemas. Además, el funcionamiento del sensor de luces es correcto y los faros direccionales son muy útiles en conducción por carreteras sinuosas. El sensor de lluvia también es de serie en este acabado y también nos asiste correctamente.


 


Las suspensiones dan muestra de un comportamiento deportivo y en el abulense puerto de ’El Boquerón’ el 207 mantienen el coche pegado en cada curva, con más aplomo que agiliad. Los neumáticos 205/45 en llantas de 17 pulgadas exclusivas del acabado GT también contribuyen a este efecto. Esta combinación de suspensiones y neumáticos se ajustarán seguramente mejor a la versión del 207 GT 1.6 THP 150cv, que se acaba de estrenar.


Los frenos también son muy potentes, tienen buen tacto y no se calientan con facilidad.


 


El control de estabilidad ESP junto con el sistema ASR solamente son desactivables a menos de 50 km/h, una decisión que puede suscitar controversia, pero en cualquier caso no se trata de un ESP demasiado intervencionista.

Interior y maletero

La habitabilidad del 207 GT y especialmente el nivel de acabado general del interior corresponden a un coche de una categoría superior. La presencia del cuero en el volante, la tapicería y en los asientos, que combinan cuero y tela, forman parte del equipamiento de serie en el acabado GT. La unidad que tuvimos a prueba incluía los asientos completamente forrados de cuero y es reseñable la buena calidad de estos, que unida a la de los plásticos y a detalles como las luces de cortesía, el ambientador, el pomo de la palanca y los pedales en acabado metálico, y sobre todo el techo panorámico, contribuyen notablemente a esta gran sensación de confort y a conformar una estética que aúna detalles de calidad y deportividad.


El equipamiento tecnológico es completo. En la pantalla a color situada en la parte superior de la consola central se manejan el ordenador de viaje, el navegador y el radio-teléfono (opciones que se incluyen juntas con un coste de 2.170 euros), la radio CD con cargador de 5 discos en el frontal (también opcional, cuesta 300 euros) además de visualizar el funcionamiento del detector de obstáculos traseros, que permite aparcar más cómodamente empleando el oído, como hacen muchos conductores… pero en este caso sin necesidad de chocar con el coche de atrás. Este detector tampoco está incluido y tiene un precio extra de 250 euros.
El radio-teléfono es la opción, tal vez más llamativa. Su funcionamiento es sencillo: sólo hay que insertar la tarjeta SIM del teléfono móvil y e incluso podremos leer los mensajes SMS que recibimos.
El manejo de todos los dispositivos es bastante intiutivo y  en caso de duda, el libro de instrucciones, en color y en español, es un buen asistente. Resulta mejorable el sistema de navegación, que avisa en ocasiones tarde y sobre todo el avisador de tráfico, que nos advierte de carreteras lejanas a nuestra posición y no nos informa de otras complicaciones las vías cercanas o en la misma por la que circulamos.


El espacio en las plazas delanteras es el adecuado,  así como la capacidad de la guantera, por cierto, refrigerada. Sin embargo, detrás la situación es otra. Dos pasajeros viajan perfectamente pero tres se ven más apretados que en coches como el Fiat Punto o el Seat Ibiza , de dimensiones muy similares. En la versión de tres puertas los asientos se abaten correctamente, sin dificultades para encontrar la forma de desplazarlos, pero generalmente les cuesta volver a encontrar la posición.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba