*

Peugeot 207 1.6 VTI 120 CV

6 Noviembre, 2009, modificada el 9 Febrero, 2011 por

En la renovada gama 207 es la versión puntera a partir de un bloque de origen BMW que anuncia potencia y arroja buenos consumos, aunque su hacer es menos “alegre” de lo previsto.

25

El actual 207 es una revitalización del modelo lanzado en 2006. Lo probamos en carrocería de 5 puertas con motor atmosférico 1.6 VTI, el teóricamente más potente de la gama tras el relativo “adios” de la versión deportiva RC, que desde ahora sólo admite ventas bajo estricto pedido.


Su propulsor es fruto del acuerdo entre PSA Peugeot Citroën y BMW, por el que el grupo galo aprovecha los motores gasolina de baja cilindrada que produce la firma de Munich. El VTi habita, entre otros, en el vano motor del Mini Cooper.


Por confort de marcha y consumo se posiciona como alternativa racional. Compite en el segmento utilitario con los Citroën C3, Fiat Punto Evo, Ford Fiesta -también lo probamos con motor 1.6 de 120-, Hyundai i20, Skoda Fabia, Toyota Yaris y Volkwsagen Polo.

Interior

A partir de la puesta al día no gana centímetros -4,04 metros de largo por 1,74 de ancho-, con amplitud en las plazas delanteras y una posición de conducción adecuada para adultos de cualquier talla -el volante, multifunción, se ajusta en altura y profundidad-. Detrás el hueco es más justo, especialmente en altura por la curvatura que describe la carrocería. Por cierto, el maletero tiene 270 litros de capacidad -o 923 una vez abatidos los asientos traseros, partidos en secciones asimétricas de serie-, en la media del segmento.


El ensamblaje es bueno, pero la calidad de los materiales sólo correcta: la parte superior del salpicadero está acolchada; el resto son plásticos de distintos tipos, algunos duros y poco vistosos.


La dotación incluye 6 airbag, ESP, 2 fijaciones Isofix para sillitas infantiles laterales traseras, 3 reposacabezas posteriores, antinieblas, llantas de aleación de 16 pulgadas, rueda de repuesto, ordenador, pantalla multifunción y radio-CD/MP3 con toma auxiliar en la guantera. La unidad probada sumaba Pack Privilege opcional, que añade climatizador bizona, sensores de lluvia y luces y retrovisor interior electrocrómico; cuesta 400 euros. No lleva ni puede elementos como control de presión de neumáticos, xenón o la apertura/arranque sin llave tipo keyless que sí ofrecen algunos de sus competidores.

Comportamiento y Prestaciones

Este 1.6 VTi da 120 CV y 160 Nm de par máximo. Su fuerza se deja sentir en aceleraciones puras -0 a 100 en 9,6 segundos– y en velocidad punta -con 190 km/h es notable-, pero decepciona en recuperaciones: le cuesta ganar terreno cuando lo pierda y en general achaca falta de brío. En esto no rinde como cabría esperar. Se conecta a un cambio manual de 5 marchas -quizá un escalonamiento más ajustado de 6 le iría de perlas- de funcionamiento algo espeso e impreciso, aunque suave.


A cambio, y por dinámica, es razonablemente ágil -realiza con rapidez la transferencia de pesos ante cambios sucesivos de trayectoria- y realmente fácil de conducir. Agradable al tacto, monta una dirección servoasistida en su justa medida que refleja con precisión la trayectoria dictada por el conductor. El chasis es confortable, ni seco ni rebotón. Sólo un pero: si ahuecamos en apoyos comprometidos de forma repentina el eje posterior se insinúa anunciando un agarre menor de lo previsto.


Para un coche de su tamaño, 1.278 kg es un peso considerable: al propulsor le cuesta hacerse cargo. No en cambio a los frenos, que sujetan de maravilla y sin fatiga. Son de disco en ambos ejes, ventilados los anteriores. En consumo gana la partida: 6,4 litros de media real anuncia 6 con 139 gr/km– es una buena cifra para un motor al que se le supone cierta aspiración deportiva. Lástima que sobre el terreno ofrezca sensaciones menos dinámicas de las esperadas. Tampoco el precio –15.270 euros– es “para tirar cohetes”. Quizá el confort y ese contenido gasto decanten la jugada, aunque ojo: en 8.000 km amortizamos el 207 1.6 HDi de 90 CV, 200 euros más caro pero de andar similar, mejores recuperaciones para adelantar y sólo 4,3 litros a los 100 km oficiales…

Destacable

– Consumo favorable.
– Confort de marcha.
– Motor silencioso y progresivo.

Mejorable

– Falto de brío mecánico.
– Calidad de ciertos plásticos.
– Ausencia de determinados opcionales.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba