Peugeot 206+ 1.4 HDI

22 Diciembre, 2009, modificada el 23 Septiembre, 2011 por

tiene un buen utilitario con el 207, pero en tiempos de crisis cabía una solución “low-cost” a partir de su antecesor, el 206, reflotado en imagen y con precios más combativos. Bien con HDi.

46

El 206 gozó de una más que notable aceptación. Quizá por ello la versión actualizada 206+, situda por debajo del 207 y por encima del 107 -para los que no persigan un utilitario tan minúsculo, clónico de los Citroën C1 y Toyota Aygo-, pueda recoger esa fama. A efectos prácticos y mejor precio, rivaliza con muchos competidores del 207 en el caso de las versiones más basicas y asequibles de todos ellos: Citroën C3, Fiat Punto Evo, Ford Fiesta, Hyundai i20, Mazda2, Mitsubishi Colt, Opel Corsa, Renault Clio, Seat Ibiza, Skoda Fabia, Toyota Yaris, Volkswagen Polo

Nos hemos puesto al volante de la variante más interesante de la gama, el 1.4 HDi, y la conclusión es clara: lógicamente no es tan moderno como su “hermano grande”, pero supone una buena apuesta para los que deseen un coche duro y fiable, sin mayores aditamentos pero de precio “redondo”, perfecto para driblar en la jungla urbana.

Interior

El 206+, cuyo parecido frontal con el 207 -faros, calandra…- resulta abrumador, mide más o menos lo que el veterano 206: 3.872 mm de longitud -36 más por los nuevos paragolpes-, 1.669 de anchura y 1.444 de altura -batalla de 2.443-; las vías ganan 20 mm al introducir nuevos separadores de rueda. En todo caso, dimensiones contenidas, muy parecidas a las del 207 y que dan lugar a un habitáculo correcto en las plazas delanteras, salvo por la anchura -tocamos con la puerta fácilmente-, y pequeño en las traseras por anchura y cota longitudinal. Con 285 litros básicos, el maletero es capaz y, como es lógico en coches así, puede ampliarse abatiendo la típica partición asimétrica de los asientos traseros.

Dentro llama la atención el nuevo tablero, una vez más equiparable al del 207, aunque de plástico duro. En general la calidad es buena -por ejemplo, sus finas puertas cierran sin golpearlas-, con un aspecto sólido y hasta refinado en el que, no obstante, desmerecen algunos “vivos”, como los que se aprecian en el borde superior de la tapa de la guantera. Los asientos recogen y apoyan bien, mientras que el volante, de nuevo cuño, se ajusta en altura pero queda un poco alejado y horizontal.

Por su parte, la instrumentación se lee con claridad, el pedalier es metálico -todo un guiño deportivo-… Eso sí, arrastra vicios del pasado, como la posición de los mandos de la climatización -muy bajos- o los de los elevalunas delanteros -no ofrece eléctricos traseros-, escondidos junto al freno de mano. En cuanto a equipamiento, olvida algunos como los airbag delanteros laterales o los de cabeza, no previstos -sólo los 2 frontales-. Tampoco lleva, ni puede, keyless, Bluetooth -una pena- o avances tipo xenón y sensor de parking, pero de serie incluye ordenador de consumos, cierre con mando remoto o antinieblas.

El Pack visibilidad -192 euros- lo completa con sensores de lluvia y luces, el Pack Plus -1.537 euros, que se comen cualquier descuento habitual-, con climatizador monozona, las llantas de aleación de 15 pulgadas de las imágenes -de serie las monta de 14 de chapa- y radio-CD RD3 con mando remoto tras el volante -por cierto, forrado de piel-. El aire acondicionado a pelo sale por 961 euros e incluye la citada radio, la pintura metalizada supone 279 euros más, la regulación/limitación de velocidad 192 y el recomendable control de estabilidad ESP -ahora veremos por qué- 482 euros, si bien obliga al aire acondicionado o al Pack Plus.

Comportamiento y Prestaciones

El turbodiésel analizado –11.020 euros, o 450 menos optando a la más comprometida carrocería de 3 puertas- es el probado y fiable 1.4 HDi de 68 CV a 4.000 rpm y 160 Nm de par máximo, que entrega a un tope de 2.000 vueltas, común a otros muchos modelos PSA. Bastante “lleno” -aunque a baja velocidad achaca debilidad-, mueve con cierto desparpajo los 1.055 kg que desaloja este 206+. Lógicamente, no es un coche rápido –166 km/h de punta y 0 a 100 km/h en 13,8 segundos, discretitos-, pero no se amilana con trayectos más allá de la urbe, su hábitat natural.

Además, es austero, porque si bien los 4,2 litros a los 100 km que anuncia se conviertenen sobre el terreno en 5,7 a nada que conduzcamos con algo de soltura, la cifra definitiva es fina y asumible. Es más, con 50 litros de tanque consiente autonomías del orden de 800 km, lo que no está nada mal. A todo ello el cambio, de 5 relaciones, tiene holgura y recorridos amplios, pero es realmente suave de manejar.

El 206+ es cómodo, con suspensiones confortables que filtran bien, pero consienten acusados movimientos verticales si pasamos ligeros sobre juntas de dilatación mal hechas o badenes acusados. Digamos que no está pensado para ir “volando”, porque es noble y fácil de llevar, pero no tiene la pisada de los últimos referentes de la categoría, entre ellos el 207, cuyo chasis no deja de ser una evolución de éste. Es más, si atacamos con decisión curvas enlazadas notaremos que la dirección no acompaña, en parte por la posición del volante que citábamos, pero también porque está muy asistida. En fin, los frenos son dosificables y, a priori, suficientes. A la vista de todo ello, un buen consejo: mejor con ESP.

¿Merece la pena? Claro que sí, pero teniendo presente que es un automóvil con una tecnología general de hace más de 10 años. Digamos que es una alternativa clara para los que busquen un segundo coche sin complicaciones -usuarios que a menudo se detienen en los Chevrolet Spark, Dacia Sandero…-. Lo dicho, duro y fiable, y con imagen refrescada, perfecto para los que van a precio. Por ejemplo, frente a un 207 equivalente ahorra más de 2.000 euros, que no son pocos en productos así.

Destacable

– Motor probado y eficaz.
– Consumo muy razonable.
– Precio sugerente.

Mejorable

– Ubicación de algunos mandos.
– Ciertos elementos no disponibles.
– Plazas traseras justas.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba