Opel Meriva

La nueva generación Meriva ya tiene cara oficial. Las primeras imágenes desvelan el peculiar diseño de un minimonovolumen con motores turbo de 75 a 140 CV.

Aunque su presentación mundial tendrá lugar el próximo 4 de marzo en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, las ventas de la segunda generación Opel Meriva, un modelo que prácticamente parte de cero frente a su antecesor -más de un millón de unidades vendidas-, y que de nuevo se fabricará en la planta zaragozana de Figueruelas, no comenzarán hasta el verano de 2010.

Competidor en mayor o menor grado de los Citroën C3 PicassoFiat Idea, Honda Jazz, Kia Venga y Soul, Lancia Musa, Nissan Note, Renault Grand Modus, Skoda Roomster y Toyota Urban Cruiser, su afilado diseño -prácticamente calcado al ensayo del que deriva– destaca, sobre todo, el concepto FlexDoor: las puertas traseras abren en sentido opuesto a las delanteras -movimiento tipo “cochera”, similar al que Rolls-Royce aplica en sus modelos- lo que a priori debe facilitar el acceso.

Como las delanteras, basculan un máximo de 84º, aunque a diferencia de diseños similares el Meriva no renuncia al pilar central o pilar B. Esto aporta una ventaja clara: las hojas posteriores se pueden abrir con independencia de las delanteras, a diferencia, por ejemplo, del coupé Mazda RX-8, donde sólo abren una vez lo han hecho las delanteras -por seguridad, para evitar que las traseras abran en marcha, combinan el anclaje-. El inconveniente es que el pilar B no amplía el hueco para introducir las piernas, de modo que la utilidad del diseño es discutible, pese a que la marca asegura que la presencia de asideros facilita la operación, sobre todo para introducir o sacar a niños.

Según datos facilitados por Opel, el coche disfruta de multitud de huecos y pequeñas guanteras para depositar objetos, entre otros una consola central que se puede deslizar y fijar en distintos puntos, el portabicicletas integrado FlexFix visto en los Corsa, Astra y SUV Antara, un cajón bajo el maletero
A todo ello, la arquitectura FlexSpace que permite modular los asientos sin sacarlos del vehículo es ahora más fácil e intuitiva de manejar, de modo que debe ser más sencillo pasar de 5 a 4, 3, 2 o una plaza, en todos los casos ampliamente multiajustables -sólo los delanteros consienten un movimiento longitudinal de 240 mm, y vertical de 65-.
Exteriormente se distingue, entre otros, por la peculiar ondulación que dibuja la cintura a la altura de la puerta trasera, una solución más o menos parecida a la que Citroën aplica en el C4 Picasso y que permite una estampa lataral más fluída y dinámica. La superficie acristalada es además generosa, lo que repercute en un habitáculo que, además de amplio -el Meriva es “de los grandes” en la categoría, y ahora la batalla o distancia entre ejes es incluso más larga que antes-, es luminoso.
Según parece, el fabricante ha trabajado a fondo en los materiales y texturas elegidos, así como el diseño y la decoración de mandos y controles. La citada mayor distancia entre ejes mayor y unas vías también más anchas deben contribuir a mejorar el comportamiento y a un mayor confort de conducción.
Aunque no han trascendido más detalles, sí se sabe que su elenco mecánico se moverá entre 75 y 140 CV a partir de mecáncias de gasolina y gasóleo CDTI sobrealimentadas. Contará con una versión ecoFLEX de bajos consumo y emisiones, cajas de cambio manuales de 5 y 6 machas y, con algunos propulsores, cambio automático/secuencial de 6 relaciones opcional.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

El nuevo Ford B-Max llegará en Ginebra | Autocasion.com 3 febrero, 2012

[…] y CEO de Ford en Europa, el objetivo de la marca del óvalo con el B-Max, que tendrá en el Opel Meriva uno de sus principales rivales, es el de ofrecer un vehículo con una serie de características que […]

El Citroën español, en Frankfurt | Autocasion.com 10 julio, 2013

[…] se debe a que la nueva generación de este Citroën será desarrollada sobre la plataforma del Opel Meriva, gracias a la alianza entre el grupo PSA y GM, cuyo objetivo es del ahorrar costes en los procesos […]

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba