Opel Insignia

5 Junio, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

El nuevo Insignia será presentado oficialmente el próximo 22 de julio en el Salón del Automóvil de Londres y empezará a comercializarse en España hacia finales de 2008 principios de 2009.

11

La fecha señalada para la presentación oficial del nuevo Opel Insignia es el próximo 22 de julio, el lugar: el Salón del Automóvil de Londres. Hasta entonces, el Insignia se encuentra aún dentro de la cadena de producción de Opel, apurando su puesta a punto.


General Motors quiso hacer partícipe de este itínere a los medios de comunicación especializados, de manera que Hoymotor16.com estuvo el pasado martes 3 de junio en Russelhëim, Alemania, en el centro de diseño de Opel. Allí fuímos testigos de la excelencia que caracteriza a la tecnología alemana y pudimos ver in situ todo el proceso que ha rodeado al Insignia desde que Opel decició que había que apostar por ese nuevo lenguaje de diseño que queda perfectamente plasmado en las líneas del que será el sucesor del Vectra.


Y es que llama la atención la claridad de ideas del equipo que encabeza el vicepresidente de diseño de General Motors en Europa, Mark Adams, capaz de trazar en escasos segundos un boceto de las novedades que introducirá el Insignia en 2009 – fecha prevista de lanzamiento comercial para España – con una precisión admirable.


Diseño exterior


Opel realiza una fuerte apuesta por el Insignia que pretende ir más allá. Supone una demostración de la confianza de la marca que define un nuevo lenguaje de diseño. Innovador. El exterior del vehículo es más apasionado que el de su predecesor. Produce una gran sensación de dinamismo y luce en armonía con el interior. Esta nueva línea estética se sustenta sobre dos elementos de diseño fundamentalmente: el acabado en forma de ala, siempre presente tanto en el exterior como en el interior, y el envolvente paso de rueda lateral trasero estilizado hasta el maletero. 


Pero si visualizamos de alante a atrás, la primera presencia imponente la encontramos en el frontal. Con gran fuerza y aplomo sobresale una parrila hecha a medida y que exhibe detalles en cromo. Sin duda, la parte delantera del coche deja entrever esa idea de autoconfianza que Opel ha querido plasmar en el Insignia. Estas formas esculturales se aprecian ya en las luces delanteras. Amplias y rectangulares, son el punto de partida de ese diseño en forma de ala que impregna al vehículo de mayor emotividad.


El vigor del frontal es fruto de sus 120 milímetros, 50 por encima de la altura que lograba el Vectra, así como de un eje delantero también 50 milímetros más alto que el de su predecesor.


Continuando con el recorrido estético, los laterales acentúan el dinamismo a imagen y semejanza de los premium de tracción trasera, ya que da la sensación de que el coche quisiera separarse del eje delantero. Todo sin romper esa estética alada que se prolonga hasta el lateral trasero y que envuelve el maletero. El paso de rueda hasta la zaga es precisamente el punto fuerte del Insignia. Se manifiesta en una cintura única que absorbe el paso de rueda y se extiende hasta la parte trasera acentuando la línea coupé del modelo y situando en 0,27 el coeficiente aerodinámico, el mejor dentro del segmento.


En cuanto a las ópticas traseras éstas son anchas y tridimensionales y mantienen la forma de ala que caracteriza al Insignia. La zaga es también escultural con un lenguaje trasero similar al de la parte delantera.


Calidez interior y coherencia con el exterior


El diseño interior del Insgnia es propio del mejor acabado premium y aúna los conceptos de deportividad y calidez envueltos por esa característica firma de ala que parece abrazar el habitáculo. Un ejemplo de esta calidez es la estrategia de iluminación a la que obedece el cuentakilómetros, encendido en luz roja cuando la conducción se vuelve más deportiva.


Opel comercializará el Insignia con cuatro niveles de acabado, si bien en el Workshop Design de Russelhëim sólo pudimos apreciar tres.


El acabado Elegance, que recoge a la perfección la calidez que se busca en el interior del Insignia. Presenta un tapizado textil sin pespuntes que crea una sensación de entorno amigable y sencillo, a la vez que sofisticado y elegante. La consola central presenta tonos oscuros, que contrastan con la claridad de los asientos, y luce cromados mates.


Los amantes de los deportivo elegirán sin duda el acabado Progressive, que presenta un elenco de materiales técnicos, tapizado textil y unos remarcados pespuntes embellecedores. El Progressive sobresale por su fuerte color negro piano y por la ausencia de cromados y grises. El piano negro enaltece la idea de conducción deportiva que puede rematarse más aún si se opta por la tapicería de cuero.


El Cosmo se da la mano con lo tradicional. Combina zonas de pespunte y utiliza materiales naturales como la madera que se asocian a lo clásico con tonalidades champagne que simbolizan el lujo. En todo caso la madera de bambú es el elemento diferenciador. Acabado en cuero mezclado con tejidos suaves.


Cualquiera de los acabados reúne a la perfección ese esfuerzo de Opel por crear ese ambiente acogedor que se consigue gracias al diseño en forma de ala que se aprecia ya desde el acabado de las puertas delanteras y que abarca todo el salpicadero. Da la sensación de que el diseño del habitáculo en forma ovalada te envuelve. Ahora bien, si de poner un pero al interior del Insignia se trata, cabe señalar que el espacio en las plazas traseras no se ha mejorado con respecto al Vectra y que los 137 cm de ancho y 91 de alto del habítaculo en su zona posterior podrían no ser suficientes si se trata de acomodar dentro a tres personas de estatura media alta.


Centro de diseño: componentes, calidad percibida…


Hoymotor16.com quedó sorprendido con la visita al centro de diseño de Opel por la emoción y el alto grado de implicación de sus integrantes en la puesta a punto del Insignia. Allí pudimos comprobar como cada componente o detalle que conforma el diseño, tanto interior como exterior, es minuciosamente estudiado en pre-producción con el fin de optimizar los resultados. Los chequeos y diversas pruebas están a la orden del día y buena prueba de ello es el volante que lucirá el Insignia, tres veces modificado para conseguir la mayor ergonomía antes de pasar a producción.


La calidad percibidad también se cuida al detalle. Para ello Opel cuenta con la más vanguardista tecnología alemana que le permite, por ejemplo, utilizar sistemas de recreación de luz real con el fin de observar que el acabado de los más de 800 componentes que conforman el Insignia adoptan la tonalidad requerida, con independencia de si están expuestos a la luz del día o es de noche, en aras de lograr el acabado uniforme y con la firme intención de consolidar al Insignia como el lider se su segmento.

    0 Comentarios

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba