Opel Corsa Sport 1.3 CDTI

2 Enero, 2007, modificada el 24 Enero, 2011 por

El Corsa es uno de los últimos utilitarios en llegar al mercado, por esto resulta una oferta especialmente tentadora, aunque no resulte demasiado económico

6

Mucho más grande y espacioso que el modelo anterior y con una gama de propulsores completamente nueva, el Opel Corsa es una de las ofertas más tentadoras de su segmento. Sin embargo, el motor 1.3 CDTI dista mucho de resultar económico y el precio también le resta atractivo a un utilitario de calidad y original, pero no del todo práctico.

  • Comportamiento



  • Interior y maletero



Comportamiento

En carretera es estable incluso a alta velocidad, algo que se nota mucho en autopista. El problema aparece cuando el pavimento no es del todo uniforme. Las suspensiones rebotan por la dureza de los muelles (no así los amortiguadores), efecto al que contribuyen los neumáticos de perfil bajo, (215/45 R17 en la unidad que empleamos y 195/55/T/16 de serie). En curva es eficaz, aunque se ve superado por las versiones ’Sport’ de rivales como el Peugeot 207 o el Seat Ibiza , incluso, sin emplear estos neumáticos tan radicales , porque disponen de suspensiones con más amortiguador.


Los frenos funcionan correctamente. Los discos delanteros son ventilados y de un diámetro que incluso puede ser desorbitado para un coche de su cilindrada y su potencia, pero que ofrecen un excelente comportamiento. La dirección, a pesar de no ser de endurecimiento progresivo, tiene un tacto muy bueno, no resulta demasiado dura ni blanda y ofrece una buena precisión.


Los verdaderos 90 caballos de potencia los alcanza gracias a un turbo muy voluntarioso. Su aceleración no destaca por progresividad, precisamente, y la actuación del turbo es perceptible no sólo en el tacto del pedal, si no también al oído. La rumorosidad del motor, que en un régimen de giro bajo es correcta, queda en evidencia cuando el turbo entra en acción, emitiendo un sonido alto y estridente.

Interior y maletero

El diseño de Opel para su nuevo utilitario resulta muy acertado. Su imagen es atractiva, actual, juvenil y hasta deportiva en la versión Sport, que cuenta con detalles llamativos como la opción de montar llantas de 17 pulgadas (150 euros) que contribuyen mucho a esta sensación, pero resultan excesivas funcionalmente. De serie el Corsa Sport cuenta con llantas de 16 pulgadas, bastante más apropiadas.


Si el exterior causa buena impresión, en el interior resulta igualmente agradable. Es muy espacioso y la calidad del acabado es buena. Sin embargo tiene detalles mal resueltos, como la ausencia de espejo de cortesía en el parasol del copiloto. No se comprende que el piloto disponga de esta opción y  el copiloto no. En la zona trasera también brillan por su ausencia las manetas que dejan desnuda una parte del techo donde éste se hunde. Eso sí, en esta parte trasera encontramos un gran espacio incluso algo superior al del Fiat Grande Punto, y además hay huecos donde podemos colocar objetos, o el cenicero portátil, lo que resulta una gran ventaja con respecto a la mayoría de sus competidores, no sólo del Fiat.


El volante tiene buen tacto y unas dimensiones adecuadas, y los mandos de intermitentes o parabrisas se manejan con gran facilidad, pero la ergonomía general tampoco es del todo correcta. El mando de luces está colocado en una zona demasiado profunda que requiere que el conductor abandone la atención sobre la carretera para, por ejemplo, accionar los antiniebla y además el cuadro resulta demasiado complejo. Los mandos de la radio y el ordenador a bordo también tienen este problema.


En el equipamiento de serie echamos en falta el climatizador, que es opcional también en esta versión Sport con un precio de 300 euros.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba