Opel Astra ecoE CDTI 110 CV

31 Julio, 2009, modificada el 9 Febrero, 2011 por

No quedan muchos mesese para su relevo, pero la generación vigente, en su madurez técnica, ofrece un precio excelente, sobre todo en versiones como el turbodiésel 1.7 CDTI analizado.

22

A comienzos de 2010 Opel lleva a los concesionarios el nuevo Astra, rival de los Citroën C4, Fiat Bravo, Lancia Delta, Mazda3, Renault Mégane, Seat LeónToyota Auris o Volkswagen Golf. Mientras, se puede pensar en la actual generación como una excelente alternativa de compra. Primero por su demostrada fiabilidad, y segundo porque no se trata de un producto desfasado, sino equipado con una tecnología moderna y eficiente, sobre todo en versiones como el turbodiesel ecoFlex analizado. Además, con plan 2000E incluído se queda en ¡¡13.600 euros!! un precio de combate que no implica un equipamiento justo, todo lo contrario.

Interior

El actual Astra llegó en 2004 y en 2007 cambió de forma sutil -parrilla con láminas cromadas, faros de máscara clara, nuevas llantas y pilotos, salpicadero lacado en negro…-. El coche exhibe una forma estupenda pese a la progresión del segmento, y así, por ejemplo, disfruta de un habitáculo bien presentado, sobrio pero robusto, con una calidad percibida a buen nivel tanto por materiales -abundante plástico acolchado y granulado- como por ajustes.


Sus 4.249 mm de longitud dan para que 4 adultos se acomoden bien; el maletero oscila entre 380 y 1.295 litros -en la media-. La equipación de la versión probada ecoE incluye todo lo necesario: climatizador -de una zona-, 4 elevalunas y cierre con mando, control de velocidad, volante de cuero multifunción, audio con CD y toma Aux, ordenador -no lleva reloj de temperatura mecánica, pero sí un chivato de alerta-, ESP -no desconectable- y control de tracción, 6 airbag, llantas de 16 pulgadas, antinieblas, tapizado mixto símil cuero/tela…


Más: la posición de conducción se adopta con naturalidad con independencia de tallas -volante y asiento ajustables en altura y extensión-, pero la silueta del respaldo no termina de convencer, aunque los asientos son duritos y en general recojen bien; la visibilidad hacia cualquier ángulo es correcta.

Comportamiento y Prestaciones

Entre los puntales del Astra, su eficacia rutera. El chasis es sencillo -eje trasero semiindependiente-, pero firme y eficaz. Sus maneras son predecibles, lo que hace de él un coche fácil de llevar, incluso rápido y en tramos virados. La dirección convence, y también los frenos, aunque les iría bien un pelín más de mordiente. Sobre baches es algo rebotón, “mal” menor a cambio de la soltura que despliega en otros entornos.


El motor es el veterano 1.7 CDTI common rail de origen Isuzu. En su última evolución da 110 CV y 260 Nm a 2.000 rpm. En esta variante agrega modificaciones para rebajar medio litro el promedio de consumo –4,5 litros a los 100, que son alrededor de 6,5 en la práctica-: reporgramación de la unidad de control, ralentí más bajo y filtro de partículas sin mantenimiento –119 gr/km-.


Añade bomba de la dirección específica, y depura aerodinámica carenando parcialmente los bajos, reduciendo unos mm la altura de la carrocería -monta muelles más cortos-, modificando las entradas de aireación, calzando neumáticos de baja fricción -se notan al apurar frenadas, pero no en apoyos acusados-, aquilatando 30 kg el peso y, sobre todo, alargando los desarrollos del cambio en las últimas marchas.


Este, manual y de 6 velocidades como única opción, luce un salto excesivo de quinta a sexta, lo que deja caer mucho el motor de vueltas, de modo que en adelantamientos rápidos y repechos hay que bajar hasta tres marchas. Además, a menos de 1.500 rpm responde con cierta lentitud, y la sexta es muy larga, lo que la inutiliza para todo lo que no sean cruceros sostenidos. Aún así, en regímenes intermedios muestra brío y empuje, consigue buena velocidad punta –188 km/h– y un paso de 0 a 100 km/h –12 segundos– aceptable, de modo que tampoco defrauda. Un detalle: el cuentavueltas tiene una banda verde, digamos “ecológica”, de 1.250 a 2.500 rpm, para que el conductor intente conseguir los mejores gasto y emisiones posibles.

Destacable

– Comportamiento.
– Precio y equipamiento.
– Motor resolutivo.

Mejorable

– Desarrollos finales muy largos.
– Salto acusado de 5ª a 6ª.
– Respuesta lenta a menos de 1.500 rpm.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba