Opel Agila

11 Julio, 2007, modificada el 24 Enero, 2011 por

La nueva generación del Agila comenzará a venderse en la primavera de 2008 pudiéndo optarse entre dos motores de gasolina y un diésel de baja cilindrada y bajo consumo

9

La nueva generación del Agila comenzará a venderse en la primavera de 2008 pudiéndo optarse entre dos motores de gasolina y un diésel de baja cilindrada y bajo consumo

Opel comenzará a vender en la primavera de 2008 un modelo completamente nuevo de su utilitario con diseño de monovolumen, el Opel Agila. La presentación oficial del coche tendrá lugar en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, en el próximo mes de septiembre. El Agila dispone de cinco plazas y cinco puertas, es un coche urbano y funcional, cuyas ventas en la pasada generación alcanzaron un volumen cercano a las 440.000 unidades. A la vez que el Opel Agila, se producirá el lanzameinto del Suzuki Splash modelo con el que comparte base mecánica.


La carrocería del nuevo Agila cuenta con un diseño más actual, atractivo y juvenil que el modelo al que sustituye. Sus dimensiones también han variado en lo que ya es la tónica general en los vehículos urbanos. Es ligeramente más largo, más ancho y más bajo que el actual. Mide 3.740mm de largo, 1.680mm de ancho y tiene una altura de 1.590mm. El recorte de la altura máxima se debe al diseño del techo, más estilizado en busca de una mejor aerodinámica. Sin embargo, la sensación abordo -según indica la marca- sigue siendo la de un coche más alto debido a la posición elevada de los asientos. El diseño del frontal sigue la línea actual de los últimos modelos de la marca, como el Opel Corsa, y las llantas al igual que en el subcompacto, tienen un tamaño considerable, pudiendo optarse entre las de 15 y 16 pulgadas.


En el interior, la calidad general, el equipamiento y la habitabilidad han mejorado notablemente con el modelo que se vende en la actualidad. Existen huecos útiles y portaobjetos, tanto el velocímetro como el cuenta revoluciones adquieren un diseño actual, la palanca de cambios está situada en la parte inferior de la consola central, un sitio que parece muy adecuado; el puesto de conducción es elevado y desde el volante se pueden manejar algunos controles. En el apartado en el que no mejora el Agila con el cambio es el del maletero, que tiene 225 litros de capacidad (el actual ofrece 240 litros) pero aún así sigue siendo más grande que el de otros modelos de su categoría como el Renault Modus o el Peugeot 1007 y los asientos traseros pueden abatirse permitiendo un volumen de carga de hasta 1.050 litros.


En lo que respecta al equipamiento, lo más significativo en el Agila es que podrá tener control de estabilidad ESP, un dispositivo del que no disponen los modelos de su segmento.


La gama de motores de esta segunda generación del Agila está compuesta por dos de gasolina y uno diésel. La versión de acceso monta un tricilíndrico de 1.0 litros con 65cv, mientras que el otro motor de gasolina -de cuatro cilindros- es un 1.2 litros con 85cv. Estos dos motores están asociados a una caja de cambios manual de cinco velocidades, pero el más potente de los dos podrá disponer de un cambio automático de cuatro relaciones. Las prestaciones de estos dos motores, de origen Suzuki, son moderadas. El 1.2 litros acelera de 0 a 100 km/h en menos de 12 segundos y alcanza una velocidad máxima de 174 km/h (cifras para la versión con cambio manual de cinco velocidades).


La opción diésel la constituye otro motor de 1.2 litros con inyección mediante common rail que tiene una potencia de 75cv y que puede incorporar filtro de partículas diésel. El par máximo de este motor es de 190Nm y el consumo medio en régimen mixto está próximo a los 5 litros por cada 100 kilómetros recorridos. La caja de cambios a la que está asociado este propulsor es manual de cinco relaciones.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba