Novedad

Nuevo Seat Arona TGI: el GNC sigue siendo la gran apuesta de Seat

8 fotos

Ampliar

02 de octubre, 2018

Seat presenta en el Salón del Automóvil de París el nuevo Arona TGI, un modelo que llevarña tres depósitos de Gas Natural Comprimido que relegarán a la gasolina a simple alternativa en caso de que estos tanques se vacíen.

Seat sigue firme en su apuesta por el Gas Natural Comprimido. Es por ello que presenta un nuevo modelo en su gama alimentado por esta alternativa, el Seat Arona TGI. La marca española ha aprovechado el Salón del Automóvil de París 208, que se celebra entre el 4 y el 14 de octubre, para presentar la nueva motorización de su SUV urbano.

Te puede interesar: Prueba del Seat Arona FR diésel

El Arona es el cuarto modelo de la gama de Seat en beneficiarse de este combustible alternativo, siguiendo la estela del León, el Ibiza y el Mii. El Seat Arona TGI ha sido desarrollado en la sede de la marca de Martorell, donde también se fabricará.

Luca de Meo, presidente de Seat, ha declarado: “Seat promueve activamente el uso del GNC, ya que este combustible supone una alternativa sostenible a la gasolina y el diésel. Además, esta tecnología permite usar biometano renovable de calidad garantizada, lo cual confirma la viabilidad a largo plazo del GNC como alternativa para una movilidad de cero emisiones”.

El Seat Arona TGI monta un motor 1.0 de 3 cilindros adaptado al GNC

El nuevo Seat Arona montará un motor tricilíndrico de 1.0 litros, capaz de ofrecer 90 CV entre las 4.500 y las 5.800 rpm. El propulsor irá acoplado a una caja de cambios manual de seis relaciones que incrementará la eficiencia del conjunto.

Dicho motor ha sido modificado para su adaptación al empleo de gas: nuevos segmentos de los pistones en cromo-níquel, un refuerzo en los asientos de las válvulas y un mayor alzado de las mismas, todo ello con el objetivo de aumentar su resistencia al desgaste. Además, Seat ha tratado el turbo para aligerarle el peso, por lo que la respuesta será más inmediata y actuará con una mayor suavidad.

Las prestaciones del Arona TGI no serán espectaculares, pero no es su cometido

8 fotos

Ampliar

El pequeño crossover de la marca no tendrá unas prestaciones escandalosas (0 a 100 km/h en 12,8 segundos y 172 km/h de velocidad máxima), pero sin duda tenerlas no es su cometido. El Arona TGI monta tres depósitos de GNC situados bajo el piso del maletero que se llenarán mediante una boca situada al lado de la de la gasolina. Además montará sensores de presión de gas y un regulador de presión electrónico que controla eficazmente la distribución del gas en el motor TGI.

Uno de los principales retos con los que se puede topar el GNC es el arranque en frío. Cuando la temperatura exterior es más baja de los -10 grados, el coche arranca utilizando la gasolina hasta que los inyectores de gas alcancen una temperatura suficiente. En circunstancias de temperatura normales, el Arona TGI sólo emplea la gasolina como combustible alternativo cuando los depósitos de GNC se vacían. Los tres depósitos de combustible pueden almacenar el suficiente gas como para completar 400 km de autonomía, y si se suma el depósito de combustible, puede aumentar otros 160 km.

El Gas Natural Comprimido, una opción a tener en cuenta

Llenar un tanque de GNC es mucho más económico que hacerlo de gasolina, de diésel o incluso de GLP (gas licuado de petróleo).  El Arona TGI es aproximadamente un 50% más económico que su homólogo de gasolina, un 30% frente al diésel, más de un 15% en comparación con un GLP y un 20% más que un híbrido eléctrico no enchufable de gasolina. Además, este combustible es más eficiente: la energía generada por 1 kg de GNC equivale a 2 litros de GLP, 1,3 litros de diésel y 1,5 litros de gasolina.

Seat ha trabajado para que la transición en el funcionamiento de la alimentación por gas a la gasolina sea imperceptible para el conductor. Tan sólo se percibe gracias a un indicador en el cuadro de instrumentos que indica que se está circulando con gasolina en lugar de con GNC, así como por los niveles correspondientes de cada tipo de depósito.

La transición en el funcionamiento del motor mediante GNC a gasolina es prácticamente imperceptible

8 fotos

Ampliar

Mismos acabados para el Seat Arona TGI

El Seat Arona TGI contará con los mismos acabados disponibles que el resto de la gama (Reference, Style, Xcellence y FR), por lo que los clientes podrán elegir entre estas cuatro variantes según gustos y carteras. El coche seguirá teniendo además muchas posibilidades de personalización, por lo que se podrá elegir entre 68 combinaciones de colores diferentes.

El punto negativo de que los depósitos de GNC estén situados debajo del maletero es que este se ve perjudicado, puesto que pasa de los 400 litros de un Arona convencional a unos modestos 282 litros.

Con el Arona TGI, Seat demuestra que sigue creyendo en el GNC como alternativa a la gasolina, por lo que tendremos que esperar un tiempo para ver si se su visión es la correcta o la equivocada. Por el momento no suena mal, puesto que es mucho más sencillo encontrar un surtidor de Gas Natural Licuado que un cargador eléctrico por ejemplo. Además, su autonomía es mayor a la gran mayoría de eléctricos y las sensaciones similares a las de un coche convencional. Suena bien ¿Verdad?

¡No te pierdas las novedades del Salón de París 2018, aquí!

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Sebastián

    Artículo interesante pero tendencioso y falso en algunos datos: el GNC aún no es una alternativa real en nuestro país, hay algún inconveniente más en los vehículos que lo montan, y lo peor del todo, es entre un 15 y 20 % más caro que el GLP.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche