*

Nuevo motor Energy dCi 130 para Renault

21 Mayo, 2011 por

La marca gala aplica su experiencia en la Fórmula 1 a una mecánica diésel para lograr eficacia y bajas emisiones.

12

El downsizing es casi obligado para los constructores y Renault no se queda atrás en la estrategia: quiere que el motor 1.6 dCi de 130 CV sea la nueva referencia entre sus diésel. Se trata del primogénito de la familia Energy y sustituirá progresivamente a la mecánica 1.9 con la misma potencia. ¿Qué modelos son los elegidos para estrenar este propulsor? Los Scénic y Grand Scénic, aunque a principios de 2012 pasará también a los Mégane.

Te adelanto que en el monovolumen no se comporta nada mal. Responde al acelerador con brío gracias a sus 320 Nm de par y no es perezoso en las recuperaciones; aquí está el primer aliciente para abandonar las cómodas autopistas y adentrarse en carreteras secundarias… Si quieres, claro. El segundo es un consumo contenido: 4,4 l/100 km, según los datos de la marca, que anuncia una reducción del 20% en el gasto de combustible respecto a su predecesor. Renault afirma que la autonomía aumenta en 300 kilómetros; tus viajes te llevarán más lejos sin que se resienta tu relación con el medio ambiente, ya que las emisiones de dióxido de carbono se quedan en 115 g/km. Así, cumple los nuevos criterios que permiten lucir la etiqueta “eco2”.

Un motor nuevo desde una hoja en blanco

Cuando los ingenieros del fabricante galo comenzaron este proyecto, en 2006, lo crearon desde cero. El resultado ha sido una mecánica con 264 piezas, de las que el 75% son nuevas (el resto procede del propulsor 2.0 dCi), y más de 30 patentes. El esfuerzo tenía una dirección muy clara: lograr un producto líder en emisiones, que se han rebajado un 20% gracias a la disminución de los rozamientos internos y a la introducción de tecnologías inéditas en este nivel de gama, asegura Renault. Entre ellas destaca el downsizing -reduce la carrera de los pistones y las dimensiones de las piezas móviles, por lo que baja la cantidad de carburante consumido en cada ciclo- o el sistema Stop & Start, que detiene en motor en las paradas del vehículo (semáforos, pasos de cebra, etc.). Esto permite ahorrar hasta un litro de gasóleo cada cien kilómetros si se circula exclusivamente en un entorno urbano, según los datos de la marca. Asimismo, se recupera la energía de las fases de desaceleración o frenado.

Renault se muestra especialmente orgullosa de la recirculación de los gases de escape (EGR) a baja presión, una técnica que se introduce por primera vez en Europa. Esta tecnología enfría dichos gases y los envía hacia el turbo, donde se mezclan con el aire de admisión; después, contribuyen a la combustión por segunda vez. ¿El resultado? Por supuesto, menos emisiones contaminantes.

El termomanagement tiene el mismo efecto, ya que suaviza los rozamientos del motor al acelerar la subida de la temperatura. Cuando se arranca en frío, una válvula situada en el circuito de refrigeración se cierra y bloquea el recorrido del agua alrededor de la cámara de combustión, lo que permite que alcance antes una temperatura óptima de funcionamiento. Esta termogestión no sustituye al termostato, sino que ambos sistemas actúan de forma complementaria: el primero, durante el calentamiento; el segundo, después.

Una bomba de aceite de cilindrada variable (que reduce su cubicaje en función de las necesidades de la mecánica, consumiendo así menos energía), la estrategia de multiinyección –regenera el filtro de partículas- y la tecnología de swirl (ciclón) variable, que controla la intensidad del aire que entra en los cilindros para que la mezcla con el carburante sea impecable, cierran el capítulo dedicado a la técnica aplicada al nuevo motor Energy. Pero Renault no sólo se ha preocupado de la disminución del CO2…

De la F1 a la calle

… También ha pensado en el rendimiento, por lo que ha pedido la colaboración de los ingenieros de la división Sport F1 para elaborar este propulsor. De su experiencia ha salido una arquitectura cuadrada (es decir, la carrera del pistón y su diámetro son similares, lo que favorece el llenado y las prestaciones). También fruto de esta andadura en una de las máximas categorías de la competición es la circulación transversal del agua -permite emplear una bomba más pequeña y con menos gasto de energía- y, de nuevo, la reducción de los rozamientos internos; por primera vez, estas tecnologías aparecen juntas en un motor diésel de Renault.

¿Cuánto cuesta disfrutar de esta mecánica? 22.100 euros en el caso del Renault Scénic Dynamique y 23.500 si lo que buscas son las siete plazas del Grand Scénic. Al ser un propulsor fruto de la alianza con Nissan, también aparecerá en alguno de los modelos del fabricante japonés.

La estrategia viene en caja

Renault anuncia que tiene la intención de convertirse en referente europeo en materia de consumo y emisiones de CO2. Gracias a sus tecnologías en los motores térmicos y a sus vehículos eléctricos (te hemos informado sobre ellos en nuestro especial sobre el Salón del Automóvil de Barcelona), su gama en el Viejo Continente debería arrojar a la atmósfera menos de 120 g/km en 2020 –en lugar de los 135 g/km actuales- y situarse por debajo de los 100 g/km en 2016. Para ayudarse en esta empresa también cuenta con la transmisión automática de doble embrague EDC (Efficient Dual Clutch), con seis marchas y una reducción del 17% en sus emisiones -frente a las cajas de cambio automáticas tradicionales-.

De momento, no se podrá asociar al propulsor Energy de 130 CV, ya que esta transmisión soporta un par máximo de 280 Nm, 40 menos que el ofrecido por la nueva mecánica, pero la marca gala asegura que ya está trabajando para poder adaptar ambos elementos. Actualmente, la caja de cambios EDC está disponible en el Fluence, el Scénic, el Grand Scénic y el Mégane, todos ellos con el motor dCi 110 FAP. Tuve la ocasión de probarla en un Coupé y me sorprendió su suavidad: no hay tirones, no existen los saltos bruscos, responde con rapidez en modo manual/secuencial… Y, al reducir el dióxido de carbono arrojado a la atmósfera, la mayoría de la gama está exenta del impuesto de matriculación. Según el modelo de tu elección, tendrás que desembolsar de 20.550 a 29.000 euros.

Feliz cumpleaños, “4 latas”

Tenía tres marchas (has leído bien), no había retrovisores exteriores, ni cinturones de seguridad, ni reposacabezas. Ni siquiera llegaba bien a los pedales, porque el recorrido de la banqueta era demasiado corto. Pero la réplica del mítico “4 latas” de los años 60 que compitió en el Rallye de Montecarlo fue mi elección para dar una vuelta a la pista de pruebas de Mortefontaine (Francia).

El modelo cumple 50 años y Renault lo celebra por todo lo alto, ya que es uno de los vehículos más importantes de su historia: el tercero más vendido en el mundo (teniendo en cuenta los que ya no se fabrican), el tercero que salió de las líneas de montaje de la factoría de Valladolid, comercializado en más de 100 países, 8 millones de unidades producidas… Quito el freno de mano, situado a la izquierda del volante, y engrano primera, tirando hacia mí de la palanca central. Un par de movimientos y ya vamos en tercera. 90 km/h. “Se puede estirar un poco más, pero es mejor no forzarlo”, comenta el monitor que va a mi lado. Apenas lo oigo, el ruido es infernal. Casi hay que ponerse de pie sobre los frenos para pararlo y el volante es similar al de aquellos autobuses antiguos… Pero tiene su encanto. Empiezo a comprender por qué muchos enamorados de los cacharros buscan ahora uno similar al que tuvieron sus padres.

FICHA TÉCNICA MOTOR 1.6 DCI 130

Cilindrada:                                        1.598 cc

Diámetro x Carrera:                       80×79,5 mm

Número de cilindros/válvulas:     4/16

Potencia máxima:                          130 CV/4.000 rpm

Par máximo:                                     320 Nm/1.750 rpm

Inyección:                                          Common Rail

Emisiones CO2:                               115 g/km

Consumo mixto:                              4,4 l/100 km

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba