Nuevo Honda Civic Type R 2017: prueba sin límites34

Nuevo Honda Civic Type R 2017: prueba sin límites

20 Junio, 2017, modificada el 22 Junio, 2017 por

El Honda Civic Type R es uno de esos coches que desata pasiones y odios. Es políticamente incorrecto pero va dirigido a un público incondicional que espera un automóvil de prestaciones radicales, capaz de poner contra las cuerdas a deportivos de campanillas. No es el coche más ecológico ni el más elegante, pero en lo suyo es el mejor.

Nuestra valoración: 7,3 Notable

Diseño 6

Bueno

Motor 9

Sobresaliente

Comportamiento 9

Sobresaliente

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 6

Bueno

Destacable

  • Precisión dinámica
  • Relación precio/prestaciones
  • Coche de culto

Mejorable

  • Diseño poco proporcionado
  • Carnet por puntos
  • Asientos traseros

Desde hace algo más de veinte años Honda ofrece a sus clientes más apasionados una versión que se ha convertido en todo un icono para la marca japonesa. En las cuatro últimas generaciones del Honda Civic, esta versión se ha convertido en un automóvil de culto con una importante legión de seguidores incondicionales.

La primera generación del Civic Type R tenía una estética muy discreta pero un comportamiento dinámico y un rendimiento que dejaron al público maravillado, hasta el punto de que su sucesor fue tachado de resultar demasiado burgués y torpe.

Con la tercera generación se pasaron al extremo opuesto y lanzaron un coche radical, tanto por comportamiento como por estética. Parece que han encontrado en esa fórmula la pócima correcta y esta cuarta generación es una vuelta de tuerca más a esta idea. En nuestro país las ventas no llegaron a las 300 unidades en el año y medio que ha estado disponible, pero en el Reino Unido (paraíso para “los quemados” del motor) han sido diez veces más los Civic Type R vendidos… y muchos incluso se han quedado sin él.

El tracción delantera más rápido del mundo, ahí es nada, con una velocidad punta de 272 km/h que alcanza gracias a un concienzudo trabajo en la aerodinámica, además de un aumento en la potencia del motor para llegar hasta los 320 CV y 400 Nm de par (que permanecen constantes entre las 2.500 y casi 5.000 rpm).

No sólo es el tracción delantera más rápido en velocidad máxima, también es uno de los más eficaces, como demuestra su récord en el legendario trazado de Nürburgring, con un tiempo no muy lejano al que logran superdeportivos como Lamborghini o Porsche (sólo 7:43,8). Para comprobar esto, los responsables de Honda han preparado la presentación de este compacto radical en los alrededores de Dresden y Lausitz, lugar donde se encuentra el circuito Lauserlitzring Eurospeedway.

Tras esta toma de contacto el Civic Type R deja claro que su estética no engaña: es un verdadero deportivo de altísimas prestaciones, rápido, ágil, divertido… y más noble de lo que uno se espera en un coche con una puesta a punto tan crítica y calzado con unas gomas 245/30-20 que no tienen la menor deriva con un flanco casi inexistente.

Qué rivales tiene el Honda Civic Type R por su precio

Las cuatro generaciones del Civic Type R.34
Las cuatro generaciones del Civic Type R.

El Honda Civic Type R se comercializa en dos versiones: la “normal” (por llamarlo de alguna manera) y un acabado GT que incorpora algunos detalles como los sensores de aparcamiento delanteros y traseros (bastante necesarios, pues el coche está repleto de aristas muy expuestas a golpes), el fileteado en rojo en los faldones y taloneras, sensores de ángulo muerto, Honda Connect con navegador Garmin, retrovisores con plegado automático, etc.

Los precios en España del nuevo Honda Civic Type R 2017 son:

  • Honda Civic Type R desde 38.400 euros
  • Honda Civic Type R GT desde 41.600 euros

No es un coche barato, pero está en línea con sus rivales más directos, como el Ford Focus RS (éste con tracción total, eso sí), Seat León Cupra, o similares. Por este precio no hay muchos coches en el mercado que superen los 300 CV de potencia.

El Honda Civic Type R en vídeo

 

El Civic Type R es todo menos discreto.34
El Civic Type R es todo menos discreto.

Confieso que me atraen más los lobos con piel de cordero que los excesos, pero tengo claro que el Honda Civic Type R es coherente con su planteamiento y su estética puede gustar más o menos, pero, si tenemos en cuenta cuál es su objetivo, es perfecto.

El aumento de tamaño de la nueva generación del Civic ha permitido alargar la distancia entre ejes del nuevo Type R, algo que mejora su aplomo en curvas rápidas, pero que podría suponer un problema en las partes más ratoneras. Lo primero se cumple, pero lo segundo no. El eje trasero multibrazo posee cierto efecto autodireccional en los apoyos y nos ayuda a redondear y enlazar las curvas.

El Honda Civic ya tiene un diseño de origen que resulta algo estrafalario, con un frontal repleto de falsas tomas de aire y aristas. El paragolpes delantero es completamente nuevo, con un labio inferior más bajo (y expuesto a bordillazos) que remata en unos winglets que aumentan la carga aerodinámica sin perjudicar el coeficiente de penetración, solución que se repite también en las taloneras, justo por delante de las ruedas traseras.

La trasera está presidida por un enorme alerón, imprescindible para mantener el eje trasero atado al asfalto por encima de los 200 km/h. De hecho, es el único modelo de su categoría que carga con más peso contra el asfalto por encima de los 200 km/h que cuando está parado. Para canalizar el flujo de aire contra esta ala invertida hay una especie de cuernos en el borde del techo.

La parte baja del paragolpes está muy pegada al suelo y de ella emergen las 3 salidas de escape. A bajo medio régimen son las 3 operativas y por ellas salen los gases de la combustión, pero por encima de las 3.000 rpm un bypass se encarga de que la pequeña central deje de evacuar gases y pase a aspirar algo de aire para eliminar resonancias y que el ruido en el interior sea agradable en los viajes por autopista.

Por último, las llantas de 20 pulgadas terminan de darle al Type R ese aspecto de bólido que no es sólo fachada. Su tamaño es algo excesivo ya que, aunque tiene unos enormes discos de freno con pinzas de 6 pistones firmados por Brembo, sobra espacio entre la llanta y las pinzas como para poder montar unas de 18 pulgadas.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba