Nuevo Ford Mondeo

20 Diciembre, 2006, modificada el 24 Enero, 2011 por

Examinamos en exclusiva el Concept presentado en París, pistoletazo de salida para el nuevo Ford Mondeo

4

Examinamos en exclusiva el Concept presentado en París, pistoletazo de salida para el nuevo Ford Mondeo

4



“EL nuevo Mondeo es crucial para nuestra actividad en Europa”. Así de rotundo se mostró John Fleming, presidente de Ford Europa, durante el Salón del Automóvil de París, allá en el mes de septiembre. La cita gala supuso el pistoletazo de salida para la carrera del nuevo Mondeo, presentado entonces como prototipo de carrocería familiar. El mismo «concept» que ahora, en absoluta exclusiva, Motor 16 ha examinado hasta el último rincón, en un estudio fotográfico de Düsseldorf (Alemania) y con el mejor anfitrión posible: el jefe de diseño de Ford, Claudio Mesale. Como los máximos responsables de Ford, el diseñador italiano busca un salto de calidad con el Mondeo, una mejora que les distancia de su tradicional competencia generalista. Y el resultado de nuestra primera impresión no puede ser más prometedor.


Situados frente al volante, ajustes, materiales y ergonomía rayan a gran altura. Estamos en un prototipo, cierto; el cuero desaparecerá en la mayoría de los modelos de calle, verdad también; pero nos aseguran que la mejora en la calidad será importante. Materiales acolchados de buen tacto y grata impresión visual rematan un cuadro de mandos moderno, lógico y diferente, provisto del sistema Human Interface Machine, que integra las principales funciones en un volante más vertical y pequeño. Dos grandes relojes presiden el cuadro, y una consola con los mandos justos completa la zona de gobierno. Un puesto de conducción más recogido y amplio. Metro en mano, empezamos a constatar los resultados del crecimiento experimentado por la berlina «alemana». Mayor longitud y una distancia entre ejes de 2,85 metros –frente a los 2,75 anteriores– permiten medir hasta 4 cm más de espacio para las piernas del conductor, mientras la altura no se resiente pese a la afilada línea de su silueta. Primeras señales de un estirón corroborado por el espacio de las plazas traseras, sobre todo en anchura. Gracias a la posición más retrasada del eje trasero, los pasos de rueda no invaden el habitáculo y tres adultos entran sin problemas de espacio para la espalda. Tampoco para las piernas, donde medimos 5 cm más de distancia con el respaldo delantero; ni para las cabezas, con 8 cm más de altura.


4

Más espacio, algún práctico hueco –menos que otros familiares– y un enorme techo panorámico de cristal nos reciben en el interior del Mondeo «concept». Los dos primeros se mantendrán en la calle, no así el tercero. El propio Mesale nos explicó la decisión de montar como opción el habitual techo solar eléctrico, pues considera que las enormes dimensiones del panorámico sólo se demandan en la clase monovolumen. En Peugeot, con los 307 SW y 407 SW, por ejemplo, opinan lo contrario.


Examinado el habitáculo, abrimos con facilidad un enorme portón trasero –que no contará con luneta practicable– y accedemos a un maletero de formas regulares que esconde una rueda de repuesto de emergencia. En principio, esa decisión permanecerá para el mercado español con los neumáticos Runflat como posible opción. Sea cual sea el recurso elegido, el volumen del maletero superará los 540 litros actuales, aunque la cifra definitiva es secreta. El respaldo trasero dividido por partes aumentará la versatilidad, y se descartan revolucionarias soluciones modulares y novedosos compartimentos en la zona de carga.


El mismo secreto del volumen del maletero afecta a la gama de motores, pero ya podemos adelantar que el nuevo Mondeo contará con las mecánicas del S-Max y alguna jugosa novedad. Está asegurada la presencia de un gasolina 2.0 16v de 145 CV y dos TDCi de 140 CV y 155 CV. Las dudas se ciernen sobre la inclusión del motor de cinco cilindros 2.5 de 220 CV, y la gran estrella de la gama inicial será el 2.2 TDCi de 170 CV, fruto del acuerdo con el grupo PSA, que ya mueve a los Citroën C5 y Peugeot 407. Más adelante aterrizará el deportivo ST, con los aditamentos deportivos que recoge el prototipo y una potencia superior a 240 CV. Variado abanico de propulsores, que se completará a medio plazo con una versión de bioetanol. Todos se asociarán a un cambio manual de seis velocidades o a una transmisión automática de nuevo desarrollo, con pasillo secuencial y otras tantas relaciones. La marca del óvalo quiere plantar cara a soluciones tan recomendables como el cambio DSG de VW y, por eso, el Mondeo estrenará esa nueva caja automática.


Sea cual sea la combinación mecánica elegida, la berlina de Ford cuenta con los mejores mimbres para marcar la referencia del segmento en comportamiento dinámico. Dominado desde un puesto de conducción más bajo y apoyado en el mismo tren de rodaje del S-Max, si unimos el «feeling» de conducción que Ford transmite en sus últimas creaciones tan elevadas expectativas quedan justificadas. En apenas seis meses lo comprobaremos, pues el calendario de lanzamiento ya está definido. La puesta de largo tendrá lugar en el Salón de Ginebra y en junio comenzará la venta. Nada se sabe aún de sus precios, pero ya adelantamos sustanciales mejoras en su equipamiento, con opciones propias de categorías superiores como los neumáticos Runflat, el control de velocidad con regulador de distancia o las luces adaptativas. Otro salto de calidad.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba