Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody: el razonable Demon

Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody: el razonable Demon

Dodge presenta una nueva versión de su Challenger SRT Hellcat de 707 CV, con el apellido de Widebody, un modelo mucho más accesible y algo más práctico (no demasiado) que el brutal Challenger SRT Demon.

Hace unos meses, Dodge presentaba como irracional, bestial, rapidísimo y musculado al Challenger SRT Demon, con nada menos que 852 CV de potencia y capaz de acelerar de 0-100 km/h en poco más de 2,3 segundos. La parte más cabal de este monstruo parece haberse reencarnado ahora en el nuevo Challenger SRT Hellcat Widebody, una versión algo modificada del ya conocido Hellcat.

El motor que monta es el mismo 6,2 litros V8 HEMI de 707 CV. Sí, algo menos de la brutalidad que rinde el bloque del Demon pero otra cifra igual de bárbara. Este propulsor puede combinarse con una caja de cambios manual de seis relaciones o una automática Torqueflite de ocho.

Las modificaciones exteriores de esta variante afectan, sobre todo, a su anchura, que aumenta en unos 10 centímetros gracias a sus enormes pasos de rueda. También, debido a estos, las dimensiones de los neumáticos cambian de 275 mm a los 305 mm de ancho y 35 mm de perfil, compuestos por Pirelli (modelo P-Zero); todo ello montado en unas grandes y preciosas llantas de aluminio 20 pulgadas, llamadas Devil Rim.

El equipo de frenos está constituido por pinzas Brembo de seis pistones y discos de 390 mm de diámetro delante. Sus prestaciones son ligeramente mejores que las de su hermano pequeño, el Hellcat, y su precio rondaría los 70.000 dólares en Estados Unidos (unos 62.200 euros).

Además, Dodge también estrena paquete SRT bajo el nombre de Durango en su gama SUV.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba