Nissan Qashqai

29 Enero, 2007, modificada el 24 Enero, 2011 por

Nissan presenta su original propuesta crossover fruto de cruzar la genética de un compacto con el concepto SUV tan de moda. El resultado es el Qashqai: original y práctico para todos los días.

7

Nissan presenta su original propuesta crossover fruto de cruzar la genética de un compacto con el concepto SUV tan de moda. El resultado es el Qashqai: original y práctico para todos los días.

 A partir del 19 de febrero comenzarán a circular por las carreteras de nuestro país las primeras unidades de este nuevo modelo de Nissan. El Qashqai es un turismo que se encuadra dentro del segmento C, pero cuyo aspecto robusto, importantes dimensiones y sobre todo su imponente altura, le convierten en una oferta única actualmente, a camino entre un SUV y un compacto. Su precio oscila entre los 18.680 y los 29.380 euros (extras a parte).


Partiendo de su nombre, Qashqai, Nissan ha buscado desmarcarse de los convencionalismos y apostar por lo diferente. “Qashqai” es el nombre de una tribu nómada de Irán, y a partir de ahora un Nissan de aspecto muy distinto al resto de la gama. Su elevado puesto de conducción, su cuidada habitabilidad y unos motores potentes y económicos le convierten en un coche atractivo para el uso diario. Mide 4.310 mm. de longitud, 1.780 de anchura y 1.610 de altura. Estas dimensiones y su aspecto general le asemejan bastante al Dodge Caliber, aunque el Nissan ofrece un mejor acabado general, más espacio interior y sobretodo es un coche más alto. En esta misma línea se encuentra el recién presentado Jeep Compass, de características también similares aunque se trata de un coche más grande y con mejores condiciones off road que el Qashqai.


Nissan establece su previsión de ventas en este primer año en 11.000 unidades, lo que representa una cuota de mercado del 2.25% en el competitivo segmento C. Lo cierto es que el Qashqai ofrece un buen nivel precio-equipamiento, similar al de los compactos más competitivos e inédito en la mayoría de los crossover. El acabado más básico “Visia” cuenta con control de estabilidad ESP, Bluetooth y ordenador de viaje. Por 800 euros más, en el acabado “Acenta” contamos con control de velocidad crucero, sensor de luz, lluvia y aparcamiento y en el “Tekna”, el más alto de gama (2000 euros más caro que el “Acenta”) destacan los faros de xenón, la llave inteligente –que es detectada automáticamente en el interior y permite arrancar el coche manteniéndola en el bolsillo-, llantas de 17 pulgadas, o el techo acristalado panorámico –de más de un metro de largo por más de 90 centímetros de ancho-.


MECÁNICA: ECONOMÍA Y RENDIMIENTO
La gama de motores con la que ya está a la venta el Qashqai se compone de 2 motores de gasolina y uno diésel. El motor más asequible es el 1.6 litros de 115cv, de gasolina, que está disponible sólo asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades y con tracción delantera. El otro motor de gasolina es el 2.0 de 140cv, que dispone de una caja de cambios manual de 6 velocidades aunque también puede contar con un cambio CVT, que modifica el desarrollo sin saltos entre marchas, al ser contínuo. Además, puede contar con tracción delantera o 4×4 desconectable. Con este sistema, el motor transmite su fuerza a las ruedas delanteras en condiciones normales, pero si la adherencia no es la adecuada distribuye el par del motor también al eje trasero (se dispone de la posibilidad de conectar la tracción 4×4 de forma manual).


El motor diésel al que de momento se tiene acceso es el 1.5 DCI de 106cv. El propulsor 2.0 DCI de 150cv (con un par máximo de 320Nm y filtro de partículas diésel DPF) también estará disponible en el Qashqai, pero todavía su homologación está pendiente. Nissan espera que su lanzamiento sea para mediados de año y esta versión sea la más vendida. Además de la tracción total y la caja de cambios manual o CVT de 6 velocidades, este DCI contará con la posibilidad de incorporar una caja de cambios automática por convertidor de par.


SUAVIDAD Y APLOMO
En marcha el Qashqai es un coche estable. Su comportamiento en autopista no ofrece ningún reproche. Tanto la versión de gasolina 2.0 de 140cv como el DCI de 150cv entregan una respuesta satisfactoria al acelerador. El diésel es más brillante. No requiere un uso excesivo de la caja de cambios y responde bien incluso a un régimen bajo de revoluciones, incluso en sexta. Este 2.0 DCI es bastante silencioso -especialmente en caliente- nada perezoso y acelera muy progresivamente.


El motor de gasolina no es tan agradable en autopista pero en carreteras sinuosas ofrece una respuesta correcta, sobre todo si manejamos con soltura la caja de cambios. En curva el comportamiento es correcto, aunque debido a su altura no conviene excederse en la velocidad que el motor es capaz de otorgar.


El interior está bien resuelto. Es sencillo, acogedor y ergonómico, además de silencioso. Se echan en falta algunos huecos útiles, pero los materiales son de calidad y todos los mandos están en su sitio. El espacio es más que adecuado y los asientos tienen buen tacto (especialmente los de piel) y son cómodos y envolventes.
En las plazas traseras el espacio también es bueno. El maletero cuenta con 410 litros de capacidad. Justito, aunque con los asientos traseros abatidos llega hasta los 1.510 litros.


El Qashqai supone una oferta diferente y vanguardista en un mercado que tras el éxito cosechado por los SUV o todocaminos, empieza a trasladar sus características de robustez y altura a los demás segmentos. El Renault Koleos engrosará, próximamente, este grupo de compactos “rocosos”, y será fabricado a partir de la base del Qashqai.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba