Nissan Micra

29 marzo, 2006, modificada el 24 enero, 2011 por

El más pequeño de los Nissan tiene un diseño llamativo que lo diferencia de sus rivales y una amplia oferta de motores y carrocerías para todos los gustos.

16
  • Comportamiento



  • En marcha



  • Refinamiento



  • Prestaciones



  • Interior y maletero



  • Equipamiento



  • Puesto conducción



  • Espacio y practicidad



  • Valor de compra



  • Consumo y mantenimiento



  • Calidad y fiabilidad



  • Seguridad



Comportamiento

La principal virtud del Micra es su extraordinaria agilidad. Su dirección es suave y la que ofrece el menor radio de giro de su categoría, lo que le permite maniobrar en menos espacio que la mayoría de sus competidores. Las suspensiones están bien calibradas y es ligeramente duro de suspensión, lo que permite contener de muy bien los balanceos en curva. El Micra 1.6 SR es mucho más duro, casi incómodo, por la firmeza de la suspensión, pero sus prestaciones y su agilidad encajan a la perfección con esas suspensiones y su carácter más deportivo.

Refinamiento

El Micra es un coche bien acabado y aunque los plásticos utilizados son duros, tienen una textura agradable que imita la tela y lo hace más vistoso. Todos los mandos suaves y fáciles de manejar, pero su insonorización no está demasiado conseguida, ni en lo referente al aislamiento del motor ni a los ruidos de rodadura, lo que le quita algo de calidad de marcha y sensación de refinamiento y comodidad.

prestaciones

Cuatro motores de gasolina y dos turbodiésel conforma la gama del Micra. En gasolina tenemos un 1.2 con dos niveles de potencia, 65 y 80 caballos, los dos muy correctos, incluso el más pequeño. El siguiente escalón es el 1.4 de 88 caballos, con poca diferencia en potencia con el 1.2 más poderoso, pero en el caso del 1.4 su ventaja está en la mayor suavidad y capacidad de aceleración y recuperación gracias a su mayor cilindrada. El 1.6 de 110 caballos está reservado para la versión más potente denominada SR, una pequeña bomba que consigue una agilidad y unas prestaciones excelentes en un coche de este tamaño, con mucho carácter y una conducción muy divertida.


La oferta de gasóleo queda articulada en dos potencias para el mismo bloque 1.5 de origen Renault, un 65 caballos y uno de 80. Los dos ofrecen un buen nivel de prestaciones, pero el de 80 caballos con la pequeña carrocería del Micra parece tener más potencia del a anunciada, aunque en los dos casos resultan algo ruidosos.

Equipamiento

El equipamiento de serie del Micra es bastante abundante incluso en los acabados más económicos. Si a esto añadimos los elementos que puede tener como opción o dependiendo del acabado, como climatizador, mandos del equipo de sonido en el volante, llave inteligente que no hace necesario utilizar llave ni para abrirlo ni para arrancarlo, cargador frontal de seis CD’s, ordenador de viaje, luces y limpiaparabrisas automáticos o terminaciones exclusivas como la versión diseñada por Jordi Labanda, además de tapicería de cuero, permite hacerse un Micra casi a la medida y con un equipamiento muy completo.

Puesto conducción

La posición elevada y bastante vertical de todos los pasajeros, junto con una gran superficie acristalada, permiten que la visibilidad del Micra sea excelente. Los asientos son un poco pequeños pero tiene un buen mullido que no cansa y la presentación interiores, sencilla pero agradable y con unos buenos materiales, termina de redondear la buena sensación que ofrece el Micra. Si a esto añadimos muchos huecos para pequeños objetos y detalles muy agradecidos por el público femenino como un pequeño gancho en un lateral de la consola central para colgar el bolso, la sensación de comodidad se ve acrecentada.

Espacio y practicidad

El Micra es un coche bien acabado y aunque los plásticos utilizados son duros, tienen una textura agradable que imita la tela y lo hace más vistoso. Todos los mandos suaves y fáciles de manejar, pero su insonorización no está demasiado conseguida, ni en lo referente al aislamiento del motor ni a los ruidos de rodadura, lo que le quita algo de calidad de marcha y sensación de refinamiento y comodidad.

Consumo y mantenimiento

Con el reducido peso del Micra y su buena aerodinámica, además de unos motores modernos, consigue unos consumos excelentes. Su mantenimiento no es caro y no hay que olvidar que Nissan ofrece cinco años de garantía sin límite de kilometraje, un “extra” muy a tener en cuenta a la hora de valorar la compra.

Calidad y fiabilidad

Los vehículos de Nissan siempre se han distinguido por un alto nivel de calidad. En la reciente remodelación que ha sufrido el Micra, con unos ligeros retoques de estilo exterior, se han mejorado también algunos elementos para darle algo más de rigidez y se han revisado materiales y terminaciones interiores, lo que ha elevado todavía más su calidad. 

Seguridad

El Micra consiguió, a pesar de su tamaño, cuatro estrellas en las pruebas de choque EuroNCAP, una excelente valoración. En su equipamiento y dependiendo de los acabados, están disponibles los airbag laterales y de cortina, además de los frontales, pero otros elementos como el control de estabilidad sólo se ofrecen con las mecánicas más potentes.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba