Nissan Esflow: bieléctrico cañón

17 Febrero, 2011, modificada el 17 Mayo, 2011 por

El contundente y aerodinámico aspecto del concept Esflow es toda una declaración de intenciones ya que bajo esa impresionante carrocería se esconden dos motores eléctricos, alojados en cada una de las ruedas motrices traseras, capaces de catapultarlo a más de 240 km/h y alcanzar los 100 km/h desde parado en menos de 5 segundos.

1

La firma nipona estará presente en el Salón de Ginebra, que comienza el 3 de marzo, con numerosos modelos de calle y, en el apartado de los prototipos, con el Esflow, una agresiva propuesta de deportivo 100% eléctrico de cero emisiones cuya tecnología se basa en otros modelos de calle como el Nissan Leaf.

El Esflow es un biplaza de dimensiones compactas y afinada aerodinámica que llama la atención por su elaborada carrocería, tallada mediante unos pasos de rueda musculosos en exceso, que envuelven a unos neumáticos de perfil ultra bajos montados en llantas de seis brazos, y un capó de grandes dimensiones que conduce hacia un parabrisas envolvente e inclinado al máximo. La carrocería exhibe unas tonalidades cromáticas azul glaciar y unos futuristas faros de leds también en color azul.

El poderío dinámico del Esflow proviene de los dos motores eléctricos que trabajan de manera independiente para mandar tracción a las dos ruedas motrices traseras. Van colocados en medio de los dos ejes, justo debajo de los dos asientos, solución óptima para bajar al máximo el centro de gravedad del vehículo y así permitir una dinámica ágil y segura. Las baterías laminadas de iones de litio son las mismas que las que utiliza el Leaf pero con la diferencia de que en este prototipo se sitúan a lo largo de los ejes delantero y trasero, asegurando así un mejor centrado de las masas del coche.

El chasis del Esflow está construido en aluminio y sobre él se integra una rígida estructura de jaula de seguridad no intrusiva detrás de los asientos. En caso de vuelco, dicha jaula es la responsable de aguantar todo el peso del coche. Una inteligente solución para hacer un cockpit tipo avión de caza ya que evita crear unos pilares delanteros anchos y reforzados que perjudicarían la visibilidad del conductor al aumentar los ángulos muertos.

El habitáculo de este deportivo es moderno y minimalista. Como detalle de diseño mencionar que los asientos no son tradicionales sino que se han moldeado en la mampara trasera del coche. Esto, que impide la movilidad de las banquetas, no es un handicap a la hora de conseguir una postura de conducción óptima ya que se resuelve con las diferentes posibilidades de reglaje tanto del volante como del pedalier. El ambiente vanguardista del interior se subraya por medio de una combinación de colores azules, dorados y plata, además de cuatro pantallas LCD multifunción iluminadas.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba