Prueba

Monovolumen a prueba: Mercedes V 220 CDI 2014

47 fotos

Ampliar

17 de abril, 2015

El segmento de los grandes monovolúmenes derivados de modelos comerciales no es muy extenso en nuestro mercado, por lo que no hay muchos rivales para el modelo de la prueba de hoy, el Mercedes V 220 CDi de 163 CV, un vehículo que ofrece espacio y la estrella de la marca alemana.

El Mercedes V 220 CDi de la prueba de hoy pertenece al reducido segmento de los grandes monovolúmenes en los que la capacidad para llevar a más de 6 pasajeros no excluye un generoso espacio de carga. Sus rivales se cuentan con los dedos de una mano y son tan dispares como el SsangYong Rodius, el VW Transporter, Ford Transit Custom o Fiat Ducato, Peugeot Boxer, etc… aunque estos últimos ya están más cerca de sus variantes industriales que de un turismo.

En el caso del modelo de Mercedes, aunque también cuenta con un modelo más industrial (la Mercedes Vito), la verdad es que tanto por acabados como por comportamiento dinámico está bastante más próximo a lo que entendemos por monovolumen que a una furgoneta.

La imagen del nuevo Mercedes Clase V presentado el año pasado es realmente impactante, con un exterior con detalles llamativos y un interior que recuerda al de las berlinas de lujo de la marca alemana. En el caso de la unidad de pruebas, con un equipamiento normal, sigue manteniendo ese toque de vehículo de turismo, pero sorprende encontrarse detalles como un volante multifunción de plástico con un tacto más que mejorable.

Como monovolumen, el espacio que ofrece a sus pasajeros es formidable y su versatilidad es buena gracias a la modularidad de su interior, pero la manipulación de los asientos para modificar la distribución del habitáculo no está muy bien resuelta, necesitando de un proceso complejo y, sobre todo, pesado.

En cuanto a las prestaciones del motor 220 CDi, no hay queja posible. Su rendimiento es francamente bueno, con unos consumos ajustados- teniendo en cuenta el peso y la aerodinámica- y unas aceleraciones más que correctas.

¿Realmente hay un abismo tan grande entre el Mercedes V 220 CDi de la prueba de hoy y un SsangYong Rodius como los 15.000 euros que los separan entre la versión más cara del segundo y la más accesible del primero? Vamos a verlo.

Nuestra valoración: 6,7

7

7

7

7

6

6

Destacable

  • Amplitud interior.
  • Iluminación.
  • Chasis.

Mejorable

  • Climatización.
  • Precio.
  • Volante de plástico.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño

Mercedes V 220 CDI 2014: con estrella

El diseño del Clase V está muy bien logrado.

47 fotos

Ampliar

Conseguir que un vehículo de estas dimensiones y formas cuadradas -necesarias para sacar el máximo partido al espacio interior- resulte atractivo es complicado, pero en el Clase V lo han logrado, especialmente en la vista frontal, con un diseño que resulta llamativo y que rápidamente lo identifica como todo un Mercedes.

Las proporciones son generosas, sobre todo en esta versión de 5,1 m de longitud que, con las barras del techo ,roza los 2 m de altura (ojo al entrar ne algunos parkings con él…), pero, gracias al llamativo diseño de algunos elementos, especialmente los faros y pilotos traseros, no resulta un “mastodonte”.

Las puertas delanteras abren un buen ángulo y cuentan con un pequeño peldaño interior que facilita la entrada, pues es uno de esos coches a los que uno se sube. Las traseras son correderas y, pese a no ser de accionamiento eléctrico, deslizan suave y fácilmente y no resultan pesadas en absoluto, aunque lo sean.

La pintura metalizada y las llantas son extras que suman casi tres mil euros a la factura total de esta unidad, un precio excesivo pero que ayuda a que tenga una estética más atractiva y alejada de la de una furgoneta.

No me suelen gustar los cristales tintados en los coches, pero, teniendo en cuenta que en este modelo no es fácil ocultar los bultos que llevemos dentro de las miradas indiscretas cuando lo aparcamos, me parece casi imprescindible esta opción para evitarnos sorpresas desagradables. Además reduciríamos el “efecto invernadero” de sus amplios ventanales y facilitaríamos el trabajo al sistema de climatización, que tiene un trabajo intensivo para ventilar el enorme volumen interior de este modelo.

Interior

Mercedes V 220 CDI 2014: luces y sombras

El diseño del interior es muy bueno, pero los materiales y el manejo de algunos mandos debe mejorar.

47 fotos

Ampliar

Encontrarte con un espacio generoso al abrir la puerta es algo con lo que ya cuentas nada más verlo exteriormente, pero lo que hace más grato abrir las puertas es darte de bruces con un interior de diseño agradable, moderno y acogedor como sucede en este Mercedes.

En un monovolumen hay tres factores prioritarios: espacio, modularidad y huecos donde colocar cosas. Los tres están sobradamente representados en el V 220 CDi de esta prueba, pero todo es mejorable. Sí, tenemos un espacio enorme y podemos configurar de varias formas los asientos, dejando más espacio para el maletero o para los pasajeros, colocando a contramarcha o a favor de ésta las plazas de la fila central, etc. Sin embargo, maniobrar los asientos es realmente incómodo por varios motivos que explicamos a continuación.

  • Los raíles sobre los que deslizan tienen unas gomas para cubrir parte de ellos que dificultan el movimiento -además en la unidad de pruebas ya se habían salido de sus junquillos- pero, sobre todo, no evitan que caigan objetos en los raíles que puedan atascar el asiento, como las piedrecitas atrapadas en las suelas de los zapatos, horquillas del pelo, etc. Algunos rivales optan por cubrirlos con unas molduras con cerdas mucho más eficaces.
  • Los anclajes de los asientos a las deslizaderas de los raíles son complicados de centrar, a veces no quedan perfectamente alineados cuando sacamos el asiento y luego es casi imposible colocarlo de nuevo.
  • Los asientos son muy pesados. Su armazón tiene que ser muy rígido para poder montar sobre ellos mismos los cinturones de seguridad. Esto hace que no sea fácil sacarlos del coche para darles la vuelta, ni siquiera para deslizarlos o abatirlos, mejor que te ayude alguien si no quieres acabar deslomado.

En cuanto tienes el interior configurado a tu gusto, resulta realmente cómodo cada uno de los asientos, con un mullido muy correcto, varios reglajes de inclinación, reposabrazos y las piernas con todo el espacio del mundo para ellas, nada que ver con ir en Iberia Class.

La postura de conducción es muy cómoda, con casi todos los mandos muy accesibles, aunque algunos como la tecla que anula el Start & stop quedan ocultos de la vista del conductor, tapado por el touch pad.

El maletero tiene un plano de carga muy bajo y un portón enorme que deja un generoso hueco para cargarlo. Las puertas laterales correderas también dejan un acceso muy cómodo para cargar lo que sea si retiramos los asientos, algo para lo que necesitarás ayuda en el caso de los de la tercera fila con 3 plazas, que pesa un quintal.

Motor

Mercedes V 220 CDI 2014: buen rendimiento

El motor de 163 CV mueve con alegría este enorme Mercedes.

47 fotos

Ampliar

Con el motor de 163 CV y el cambio manual, las prestaciones del V 220 CDi son realmente buenas, logrando viajar a cruceros ágiles con mucha facilidad.

El motor va situado longitudinalmente en el vano delantero, pero colocado por detrás del eje y con la caja de cambios en prolongación hacia el eje trasero, que es el motriz en esta versión. Esto hace que vaya bastante metido dentro del habitáculo y se oiga claramente en el interior del Clase V, especialmente a baja velocidad, antes de que la aerodinámica enmascare todos los sonidos.

Desde el punto de vista tecnológico, no hay nada especialmente digno de mención en esta mecánica, que cuenta con el sistema Start & Stop para reducir el consumo en ciudad.

El tacto de la mecánica es bueno, con unas generosas dosis de par que ayudan a mover con mucha soltura las más de dos toneladas de peso en vacío del V 220 CDi. Sin embargo, el cambio manual tiene un accionamiento áspero. El selector está ubicado en la posición perfecta y sus recorridos son cortos gracias a la escasa longitud de la palanca, pero la inserción de las marchas es dura, más propia de un vehículo industrial que de un Mercedes.

Los desarrollos del cambio están bien elegidos para el tipo de vehículo y las prestaciones del motor de esta versión, pero la opción del cambio automático es muy recomendable en este coche.

Comportamiento

Mercedes V 220 CDI 2014: como un turismo… de 2 toneladas

Dinámicamente el V 220 CDi es casi un turismo.

47 fotos

Ampliar

Lo que más me ha sorprendido de este Mercedes es cómo se conduce. Cierto que en ciudad imponen un poco sus dimensiones, especialmente a la hora de entrar en los parkings, donde la anchura y la altura no son muy compatibles con los estándares de los parkings públicos. Un problema a la hora de aparcar es que los laterales se estrechan un poco para mejorar la aerodinámica en la zaga, de forma que no vemos las esquinas traseras por los retrovisores, ni tampoco si pasa un niño por detrás de nosotros, pues la luneta trasera es muy alta, por lo que te recomiendo que pidas la opción de la cámara de visión trasera.

Lo que es una gozada a la hora de maniobrar en ciudad es la dirección, que gira una barbaridad, y la visibilidad que tenemos del resto del tráfico sentados un metro por encima del resto de conductores.

Iniciar la marcha en cada semáforo es muy sencillo gracias al sistema de asistencia de arranque en pendiente y el generoso par de la mecánica 220 CDi.

En carretera sorprende el buen comportamiento que tiene incluso en zonas viradas, donde el agarre es generoso y el balanceo no es muy exagerado, aunque las inercias son las que son en un coche que supera las 2,2 toneladas de peso.

Donde más cómodo se encuentra es viajando por autopista, sin problemas para compartir el espacio con el resto de vehículos y con un motor con el que apetece “tirar millas” gracias a sus prestaciones y unos consumos ajustados, con los pasajeros disfrutando de un confort digno de la Clase Business.

En el circuito de pruebas se corrobora que el chasis está muy bien puesto a punto y con un centro de gravedad más bajo de lo que su carrocería pueda aparentar. Gracias a ello y a la enorme anchura de vías, la maniobra de esquiva no supone un problema. El control de estabilidad trabaja de forma eficiente en todo momento para mantener las cosas en su sitio, dentro de los límites de la física newtoniana, por supuesto.

Los frenos, por su parte, cumplen bien su cometido, con unas distancias de frenado correctas (aunque el tacto del pedal es mejorable) y un buen aguante a la fatiga.

En los viajes nocturnos los faros LED inteligentes son una verdadera gozada, lástima que supongan un desembolso importante, porque su efectividad y la seguridad que proporcionan están fuera de toda duda.

En definitiva, el V 220 CDi tiene una capacidad para viajar de forma cómoda y segura, resultando muy fácil de conducir para cualquiera. Tal vez sea en este apartado en el que más diferencias hay entre este Mercedes y el SsangYong Rodius, con un bastidor muchísimo más torpe que puede ponernos en situaciones comprometidas donde el Clase V pasa sin el menor sobresalto.

Equipamiento

Mercedes V 220 CDI 2014: el precio es la clave

Teniendo en cuenta su precio, el equipamiento de serie es algo cicatero.

47 fotos

Ampliar

El precio de partida del V220 CDi arranca en los 41.000 euros, una cifra ya respetable, pero para dejarlo como la unidad que puedes ver en la galería fotográfica es necesario desembolsar otros 10.000 euros adicionales en elementos como las llantas, más de mil euros, los faros LED inteligentes, casi tres mil euros, las molduras interiores con efecto ondulado, los asientos delanteros calefactados, las barras del techo, el control de crucero con limitador…

En este sentido, me ha sorprendido encontrarme contrastes como un volante multifunción de diseño atractivo, pero fabricado en un plástico muy duro, que hace que resbale en las manos, además de no transpirar lo más mínimo, de forma que las palmas se humedezcan, agravando el problema. He conducido muchos coches con volantes sintéticos de mejor tacto, el problema no es que no sea de cuero.

La lista de opciones para este modelo es realmente extensa, lo que permite que podamos configurar un Clase V prácticamente a medida de nuestras necesidades, lo cual es bueno, siempre y cuando los precios sean acordes con lo que ofreces.

En cuanto al manejo de los diferentes dispositivos, el panel touch pad con la ruleta para manejar todo el sistema de info entretenimiento y la climatización me parecen correctos, aunque me resultan más cómodas (y no necesitas un elemento a mayores en la consola) las pantallas táctiles. Lo que ya no me parece tan bien resuelto son los menús de manejo de los distintos elementos, especialmente la climatización, francamente incómoda de configurar… ¿ por qué no cuenta con una tecla “Auto” entre los pulsadores en vez de tener que entrar en el menú?.

Realmente no falta nada de lo imprescindible, pero muchos de sus rivales cuentan de serie con elementos que en un coche de este tamaño son muy interesantes, como los sensores de ángulo muerto, la cámara de marcha atrás, etc. Con todo ello, su relación precio/equipamiento creo que se podría mejorar.

Consumo

Mercedes V 220 CDI 2014: cifras correctas

El peso y la aerodinámica lastran los consumos del V 220 CDi.

47 fotos

Ampliar

Es imposible lograr unos consumos bajos en un coche con una superficie frontal del tamaño de una mesa de billar y unas formas prácticamente cúbicas que además supera las 2 toneladas de peso. Sin embargo, teniendo en cuenta estas limitaciones insalvables, el Mercedes V 220 CDi ha logrado unas cifras que me parecen más que buenas a lo largo de la prueba, siendo capaz de recorrer casi 1.000 km con un solo depósito sin que tuviera que esmerarme en una conducción ultraeficiente.

La media de consumo en autopista y autovía, con el control de crucero fijado en 120 km/h ha sido de 7,2 l/100 km, muy buena si tenemos en cuenta que a esa velocidad la aerodinámica pesa como una losa en este tipo de coches para lograr unos buenos consumos.

En ciudad es el peso lo que más penaliza el gasto de combustible, con medias en el entorno de los 10 l/100 km. No me parece una cifra desorbitada en un modelo de 163 CV tan pesado, pero está muy lejos de la cifra homologada por Mercedes de 6,8 l/100 km.

En carretera, a ritmos entre 70 y 100 km/h es fácil lograr medias de 6,3 l/100 km, un valor bueno, pero también lejos de los 5 l/100 km logrados en el ciclo de homologación europeo.

Rivales

Vehículo

Mercedes-benz V 220CDI Largo

Ssangyong Rodius 2.0e-Xdi Premium Aut.

Volkswagen Caravelle 2.0BiTDI BMT Comfortline Ed.

Ford FT 300 L2 Tourneo Titanium 155

Precio Desde
44.647 €
Desde
34.100 €
Desde
46.115 €
Desde
41.980 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio 6 marchas 5 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 163 155 180 155
Aceleración 0-100 km/h (s) 11,8 - 11,4 -
Consumo Medio (l/100 km) 5,7 7,8 7,8 6,7
Emisiones CO2 (g/km) 149 205 192 177

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Pablo

    Hola Rubén, estoy intentando ver la galería..pero cuando paso más de 4 fotos se traba, no sé si es problema de la página o de mi navegador. Saludos

  • Rubén Fidalgo

    Hola Pablo, perdona la demora en responderte. Efectivamente hay un problema con la reproducción de los vídeos, que están intercalados en la tercera o cuarta posición de la galería, para poder ver el resto de imágenes puedes pinchar directamente en la quinta imagen y a partir de ahí puedes ver el resto. Un saludo y muchas gracias por tu consulta.

  • Pablo

    Hola de nuevo, gracias a ti por tu atención. Con respecto al modelo, de risa que PARTIENDO de 41.000 tenga fallos de acabado como la calidad de algo tan básico como el volante, y también he oído que el propio salpicadero cruje al presionarlo…no da muy buena imagen, teniendo en cuenta la insignia y el costo. Por lo demás, me parece un salto en diseño muy destacable, cosa no muy dificil partiendo de dónde partía. Por último, una duda, si la vito puede elegirse en tracción, propulsión o 4×4, ¿por qué la V solo lleva propulsión?; y por otra parte, ¿cómo puede ser tracción o propulsión el mismo modelo?, tenía entendido que, aunque 4×4, las plataformas están diseñadas para que uno de los ejes sea el principal. De nuevo gracias y un saludo!

  • Rubén Fidalgo

    Hola Pablo, personalmente creo que la Clase V 4×4 es sólo cuestión de tiempo. El tema de tracción delantera, trasera y 4×4 es fácil de entender, ten en cuenta que es un modelo que deriva de un vehículo industrial y algunas configuraciones van mejor con tracción trasera, especialmente las que vayan a llevar mucha carga en el eje trasero, no podrían subir una rampa de un garaje cargadas… otras necesitan una plataforma trasera lo más plana posible para paquetería ligera que ocupe espacio, etc.

  • juan

    Me interesa saber como va la nueva vito si ya la as probado y si vale lo que cuesta el motor de 100 cv

  • Rubén Fidalgo

    Hola Juan, no he probado la Vito con el motor de 100 CV. La plataforma de la Vito y del Clase V es la misma, por lo que salvo el tema del motor y las prestaciones, todo lo dicho en esta prueba se puede atribuir también a la Vito.
    Un saludo y gracias por tu comentario, sigue de vez en cuando buscando en nuestras pruebas, tal vez probemos en un futuro el modelo que comentas.

  • David

    Hola, tengo una clase v 2.2 cdi de octubre del 2014 y cuando se ha baciado 1/4 del deposito, el gasoil se mueve dentro del deposito y genera mucho ruido, y genera una molestia, y respecto al cambio manual creo que el embrage es muy ligero y a la hora de reducir marchas y volver andar se llega a calar.

  • Rubén Fidalgo

    Hola David, no percibí ese ruido en la unidad probada. Tal vez se haya soltado el rompeolas que lleva en el depósito. No es normal que llegue a calarse al cambiar de marcha. Debería comprobar el régimen de ralentí. Un saludo y gracias por su comentario.

  • Rubén

    Es una maravilla de coche, la he tenido en alquiler unos 14 días en un viaje de vacaciones/negocios, teniendo incluso en propieda una Vito y vamos es como bajar de un clase C de los primeros y subir en un clase S de última generación. Vamos en consumos muy buenos para los 65 litros que hace el depósito, comparado con los 80 que hace la Vito y haciendo los mismos kms de recorrido y a menos velocidad. La verdad que es un coche para no olvidar y soñar en tenerlo y sólo te das cuenta de lo grande a la hora de buscar aparcamiento. Eso sí la alquilé automática y le recorrí 4000 kms en 14 días, tuve bastante tiempo para conocerla con mi familia, lo único que los asientos traseros no llegan a reclinarse del todo.

  • Rubén Fidalgo

    Hola Rubén, muchas gracias por compartir con nosotros tu experiencia. Yo hice 2.000 km en una semana y estoy convencido de que la automática es mucho mejor opción, como comento en la prueba. Un saludo y gracias de nuevo.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche