*

Mitsubishi Outlander: baile de disfraces

29 Diciembre, 2011, modificada el 30 Diciembre, 2011 por

Es curioso: lo miras, lo remiras y… Sí, es un Outlander, lo pone en su logo trasero. Pero te montas, pisas el acelerador y aparece un comportamiento no muy habitual en un crossover. Se sujeta. Corre. Y mucho. ¿Seguro que debajo de esta carrocería no hay otro Mitsubishi, pongamos… un Lancer?

No valorado

Destacable

  • Empuje del motor.
  • Equipamiento y habitabilidad.
  • Comportamiento.

Mejorable

  • Precio algo elevado.
  • Plásticos del puesto de mando.
  • Consumo de carburante.

Así de bien le ha sentado al Mitsubishi Outlander la incorporación del motor 2.2 de 177 CV. Vale, igual estoy exagerando un poco al compararlo con el Lancer, pero es que he tenido debilidad por este modelo (con el apellido “Evo”, claro) desde los tiempos de Tommi Mäkkinen en el Mundial de Rallyes. Y ahora miro la parrilla tipo “jet fighter” del crossover, sacada directamente de su “hermano” más dinámico, y no puedo evitar que se me dibuje una sonrisa en la cara.

No es lo único que el Outlander toma prestado del Lancer Evo; su techo de aluminio emplea la misma tecnología y rebaja el centro de gravedad. Así que, en principio, la cosa promete: cuenta con una imagen agresiva y dinámica, una mecánica potente y un sistema de tracción a las cuatro ruedas con diferencial central de acoplamiento electrónico que está a punto de “saltar al ruedo”. Yo tengo por delante 400 kilómetros de tierra y asfalto.

Vamos de excursión

Fotos: Raúl de San Antonio.24

El comprador de un Outlander sabe que su coche está preparado para salir de la carretera y transitar por  “rutas inexploradas”. Otra cosa es que se anime a hacerlo, pero conoce la existencia de esa posibilidad. Y lo cierto es que debería probarlo, ya que el Mitsubishi se desenvuelve muy bien en este terreno.

Si te conformas con dar un paseo por una pista con buen piso, disfrutarás gracias al empuje de su motor, con mucha fuerza en la zona media-baja del cuentavueltas, y a su pisada franca y dócil. Y si te sientes aventurero, puedes atreverte con algún vadeo o trialera (basta con girar la rueda del All Wheel Control, junto a la palanca de cambios, y cambiaremos de dos a cuatro ruedas motrices). Eso sí, ten cuidado con la altura al suelo del coche -no queremos estropear su bonito “morro” de avión de combate, ni sentir esos arañazos bajo nuestros pies que hacen que nos arruguemos en el asiento…-. Esto no significa que su ángulo de ataque o salida sea escaso: pasa por sitios que, al principio, te hacen pensártelo dos veces. Pero la precaución nunca está de más.

[auto_quote quote=”De 0 a 100 en 10 segundos, 169 g/km de CO2″ quote_title=”Motores Clean Diesel” quote_description=”Gracias a sus cifras de consumo (8 l/100 km) y emisiones (169 gr/km de CO2), la nueva familia de motores aplicada al Outlander ha merecido la denominación Clean Diesel. Entre las tecnologías que muestra este propulsor 2.2 se encuentra un bloque de cilindros de aluminio, tapa de los balancines de resina sintética, sistema de control electrónico de alzado variable de válvulas (MIVEC), inyección directa common-rail de alta presión, turbo de geometría variable… “]

Después del esfuerzo, nada como un viaje tranquilo sobre un firme plano: llegamos al asfalto y la caballería se desboca. Accionas el acelerador y por tu mente pasa, en letras mayúsculas, lo siguiente: “¡**XX**, cómo corre!”. Impresiona al tratarse de una mole de 1.700 kilos, que sale disparada casi en el acto y mantiene velocidades altas sin problemas. La contrapartida son unos consumos que pasan (por la mínima, eso sí) de los 8 l/100 km.

Fotos: Raúl de San Antonio.24

No sólo su propulsor te hará sentirte al volante de un vehículo menos “aparatoso”; su pisada firme, su palanca de cambios de tacto preciso y su obediente dirección casi harán que te olvides de que estás en un todo terreno. Te lo recordará su alta posición de conducción y una carrocería que, debido a las inercias, se inclina en las curvas, aunque tampoco en exceso: la suspensión independiente a las cuatro ruedas cumple muy bien con su misión. Para que te hagas una idea, te diré que, durante parte del trayecto, una persona fue escribiendo un texto en un ordenador portátil en las plazas traseras –tardaría un buen rato en explicarte cómo llegó a esta situación “mareante”- y no sintió el más ligero malestar. Eso sí, al entrar en la zona más “ratonera”, lo dejó, por si acaso…

Amplitud a bordo

Desde el volante del Mitsubishi Outlander, la calidad percibida crece respecto a la anterior generación. Aún hay plásticos de aspecto mejorable en la consola central y los guarnecidos de las puertas tapan materiales duros, pero la impresión general es positiva.

Fotos: Raúl de San Antonio.24

También se optimizan los asientos, cómodos y con una sujeción del cuerpo correcta, y la instrumentación, ahora con una pantalla TFT de 3,5” entre los relojes. Los ajustes y los acabados no tienen tacha, el manejo de los mandos es intuitivo y el equipamiento, muy completo. Y aquí nos encontramos con un precio de 35.180 euros. Si piensas en un Chevrolet Captiva o en un Nissan Qashqai (rivales que, por cierto, también ofrecen siete plazas), lo cierto es que proponen un importe algo menor que el del Outlander –el Captiva se acerca, aunque también cuenta con una potencia mayor-. Entra en juego la balanza en la que debes medir tus necesidades y tus deseos: quizá sean imprescindibles los siete asientos, pero, ¿también lo es tanto empuje en el motor o te conformas con algo menos? Difícil decisión, ya que, una vez que has probado esta mecánica, “engancha”

¿Será tu próximo coche?

Si estás pensando en un vehículo como éste, es posible que también hayas barajado la opción de un monovolumen: amplio, cómodo, con una posición de conducción elevada… Es decir, lo que te ofrece el Outlander, que además añade la posibilidad de una excursión al campo. Cierto, con su precio puedes dedicarte a sumar equipamiento y “lujos” a otro modelo más asequible y con el mismo espacio, pero sin la oportunidad de que toda la familia disfrute de las bondades de un 4×4. Piensa bien el uso que le vas a dar y, si disfrutar de la naturaleza y la aventura está en tus planes, echa un vistazo a este Mitsubishi.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Mitsubishi Outlander, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Outlander puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

También puedes buscar las ofertas que hay en la sección de Coches de Ocasión para el Mitsubishi Outlander.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba