Mitsubishi Outlander

19 noviembre, 2009

No sólo cambia por fuera; también lo hace por dentro. Mejor presentado y más competitivo, recibe la caja de doble embrague TC-SST del Lancer Evo X.

Comenzando por la parcela estética el nuevo Outlander, rival de SUV medios tipo Audi Q5BMW X3Dodge Nitro, Ford Kuga, Hyundai ix35, Jeep CherokeeMazda CX-7, Mercedes-Benz GLK, Opel Antara, Subaru ForesterToyota Rav4, Volkswagen Tiguan o Volvo XC60, se beneficia de un inédito frontal con nuevos faros -bixenón y con apoyo direccional en el alto de gama-, paragolpes, taloneras con nervadura cromada, capó, proyectores de niebla -también con cerco cromado-, luces de freno de emergencia -se impondrán por ley a medio plazo, y emiten destellos ante paradas sorpresivas- y, sobre todo, parrilla.

Esta, de tipo Jet Fighter, se inspira en las tomas de aire de los aviones de combate F2 fabricados por Mitsubishi Heavy Industries, Ltd., y es idéntica a la de los Colt y Lancer. Nuevas tonalidades, intermitentes sobre los retrovisores tipo led y diseño de llantas reformado son otras novedades que aporta un conjunto de aspecto más fresco y moderno que, paralelamente, es algo más aerodinámico.

Dentro recibe un guarnecido similar a la piel, con doble pespunte plateado, que cubre la capilla de la instrumentación -ahora con cerco cromado en los relojes y un display lcd de 3,5 pulgadas central, de color, que muestra indicaciones del ordenador de consumos, temperatura exterior y otros parámetros de marcha-, la parte superior de la consola y de las puertas. Hay nuevos tapizados y, en conjunto, un aspecto más suntuoso y vigilado, punto flaco del modelo hasta la fecha. Por supuesto, mantiene su habitual versatilidad, y, según versiones, hasta 7 plazas, las de la tercera fila con 2 asientos independientes para niños escamoteables en el maletero. El maletero oscila entre 220 litros -con 7 ocupantes a bordo-, 774/882 con 5, y 1.691 litros dejando exclusivamente operativas las butacas de cnductor y acompañante.

El Outlander cuenta con tracción delantera 2WD o total 4WD All Wheel Control con 3 modos seleccionables a través de una rueda junto al cambio: 2WD -tracción delantera-, 4WD -total automática- y 4WD Lock -tracción total con reparto fijo y simétrico de par entre ejes, para superar obstáculos de cierta envergadura en conducción campera y a baja velocidad-. La gama ofrece 2 motores turbodiesel: un 2.0 DID de 140 CV/310 Nm bomba-inyector diseñado y fabricado por Volkswagen -187 km/h, 10 segundos en aceleración, 6,8 litros a los 100 y 180 gr/km-, del que se benefician diversos Chrysler, Dodge y Jeep -a medio plazo será relevado por la nueva generación de motores de gasóleo Mitsubihi Clean Diesel-, y un 2.2 DID de 156 CV/380 Nm de inyección directa common rail -200 km/h, 9,9 segundos en el 0 a 100 km/h, 7 litros de gasto medio oficial y 185 gr/km-, nacido de la colaboración entre Ford Motor Company y el grupo galo PSA Peugeot Citroën.

Junto a ellos, una nueva alterantiva de gasolina 2.0 MIVEC con alzado variable de válvulas, 147 CV y 199 Nm de par máximo -184 km/h, 10,8 segundos en el paso de 0 a 100 km/h, 8 litros de promedio y 189 gr/km de emisiones-. Esta releva al anterior 2.4, es de tracción delantera 4×2/2WD y se liga a un cambio manual de 5 marchas, mientras que los DID, todos 4×4/AWD, lo hacen a otro de 6.

Además, el DID más enérgico puede solicitarse con el moderno cambio automático secuencial de doble embrague TC-SST procedente de los Lancer Ralliart y Evo X, con grandes levas de magnesio para la selección manual desde el volante. Aunque menos tempestetivo, añade 2 modos de acción -Normal y Sport, éste para apurar más el motor-, 6 relaciones y función de arranque en pendientes HAS (Hill Start Assist).

Según acabados, la dotación incluye doble airbag delantero bietapa, doble airbag lateral delantero y airbag de cortina, ABS +EBD +ASTC (controles activos de estabilidad y tracción), keyless, Bluetooth desde el volante -que es multifunción-, ópticas bixenon con luz adaptativa de apoyo, audio premium de 710 W y 9 altavoces Rockford Fosgate con subwoofer y procesador digital, asientos flexibles Hide&Seat en la tercera fila -se ocultan bajo el piso-, autoplegado de asientos de la segunda fila en un solo paso, portón trasero en 2 mitades -la inferior soporta más de 200 kg-, automatismos de lluvia y luces…

Desde ahora, la gama se articula a partir de las terminaciones Challenge, Motion y Kaiteki, de menos a más equipadas, y relega ciertos elementos, como el dispositivo de entretenimiento mediante DVD y display de 9 pulgadas anclado al techo, la navegación o la cámara de retrovisión vinculada, a la carta de opcionales, de modo que el cliente puede solicitarlos en el momento de la compra del vehículo, o bien con posterioridad.

Precios gama Outlander 2010
2.0 MIVEC 2WD Challenge: 25.400 euros
2.0 DID Challenge: 30.450 euros
2.2 DID Motion: 33.950 euros
2.2 DID TC-SST Motion: 35.450 euros
2.2 DID TC-SST Kaiteki: 37.450 euros


Oferta de lanzamiento hasta finales de Diciembre de 2009: descuento de  3.000 euros.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba