Mitsubishi Montero

15 enero, 2007, modificada el 11 enero, 2011 por

El Montero presenta su cuarta evolución, con un chasis monocasco más rígido, mayor seguridad pasiva, suspensiones mejoradas y la posibilidad de bloquear los diferenciales central y trasero

3

3



El Montero es el icono de los 4×4, respaldado por 25 años de historia y 11 victorias en el Dakar. Ahora presenta su cuarta evolución, con un chasis monocasco más rígido, mayor seguridad pasiva, suspensiones mejoradas y la posibilidad de bloquear los diferenciales central y trasero. Con dos carrocerías, corta y larga, puede equipar un motor diésel de 160 o 170 CV o un V6 de gasolina de 250 CV exclusivo para la versión larga más lujosa, que sólo llegará a España bajo pedido


Según un informe de la marca japonesa, el Mitsubishi Montero es el 4×4 que menos se utiliza en España para realizar trayectos urbanos o llevar a los niños al colegio. El gran éxito de los grandes todoterreno implica que sea frecuente verlos en las ciudades, en un entorno diferente a los caminos para los que han sido diseñados. No obstante, la probada efectividad del Montero le ha servido para ser usado sobre todo en el campo y situarse en cabeza de su segmento en el apartado de tres puertas, donde es líder destacado con el 53% de las ventas. Como anécdota, se cuenta que en Alemania el 80% de los Montero tienen instalado un gancho de remolque.


El nuevo Montero no es sólo una actualización del modelo anterior, ya que entre el 74 y el 78% de sus componentes, dependiendo de la versión, son totalmente nuevos. El chasis monocasco se ha hecho más rígido, conformando una carrocería con un 38 o un 54% más de puntos de soldadura, en versión de tres o cinco puertas respectivamente, y con el capó de aluminio para intentar reducir un peso que supera hasta en 100 kilos el de la versión anterior. Su comportamiento es muy bueno, tanto en carretera como fuera de ella, pero lo que más nos ha llamado la atención, en la primera toma de contacto, ha sido la mejorada insonorización del interior gracias a una serie de aspectos, como el mayor espesor de parabrisas, suelo, moqueta y tapizado, además del motor muy bien encapsulado, con un nivel sonoro reducido en cualquiera de las versiones.


3

Hablando de motores, el anterior 2.5 diésel ha dejado de montarse y ahora la oferta diésel se centra en dos versiones del 3.2 de cuatro cilindros con tecnología de raíl común: el turbo intercooler de 160 CV, con cambio manual de cinco velocidades; y el más potente de 170 CV, que se asocia al cambio automático –también de cinco marchas–, con turbo de geometría variable, intercooler y filtro de partículas, que equipa a las versiones Intense A/T y Kaiteki, las más altas de la gama. Existe un motor de gasolina, disponible bajo pedido en la lujosa versión Kaiteki de cinco puertas, que equipa el poderoso V6 de 250 CV, ya montado en el deportivo Eclipse.


La combinación de suspensiones independientes en las cuatro ruedas, tracción total con reductora y bloqueo independiente de todos los diferenciales, además de un avanzado control de estabilidad que previene los deslizamientos y pérdidas de motricidad aplicando el freno en la rueda necesaria, configuran las mejores características para la conducción todoterreno, como pudimos comprobar en nuestra toma de contacto. Se complementa, además, con el sistema EBAC para descenso de pendientes pronunciadas.


Mitsubishi ha hecho un esfuerzo en reducir precios. Por ejemplo, el modelo largo con el acabado Invite –el más económico– cuesta 700 euros menos que la misma versión anterior. Respecto al Toyota Land Cruiser, su mayor oponente, el Montero presenta unos precios similares o algo inferiores, dependiendo de la versión, y siempre con mayor equipamiento de serie. El acabado Invite diésel de tres puertas se sitúa en 32.995 euros.

    0 Comentarios

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba