Mitsubishi Lancer 2.0 DI-D Instyle

8 Abril, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

Mitsubishi ha dado en el clavo con su nueva berlina media, amplia, estable, bien presentada, tan dinámica como austera e impulsada por la mecánica DI-D de origen Volkswagen y 140 CV.

4

Más información en Hoymotor16, número1278


La firme del triple diamante lleva algún tiempo reconvirtiendo su oferta. El último episodio lo escribe el Lancer, una berlina que aterriza en tres volúmenes, pero que a medio plazo añadirá una carrocería de cinco puertas y también una alternativa familiar. El Lancer toma el relevo del Carisma, que aunque no se convirtió en un modelo popular, sí registró unas ventas aceptables. Pero, sobre todo, releva al anterior Lancer, que Mitsubishi ideó para mercados emergentes y que presentaba una calidad justita para los gustos europeos, lo que impidió su comercialización española.

    prestaciones

    Según parece, dentro de unos meses el Lancer añadirá una opción turbodiésel de cosecha propia, pero de momento el único motor de este tipo disponible es el reputado 2.0 DI-D de origen Volkswagen, que también montan en la marca el monovolumen Grandis y el todocamino Outlander. En efecto, se trata de la misma mecánica que viste y calza a bordo, entre otros, el VW Passat y que, como de costumbre, obra maravillas en términos de prestaciones y consumos.


    Por ejemplo, en el Lancer –1.525 kilos sobre la báscula– permite un paso de 0 a 100 km/h de 9,6 segundos y una velocidad punta superior a 200 km/h, pero sobre todo un envidiable reprís, que se concreta en 6,4 segundos pasando de 80 a 120 km/h con la cuarta engranada, en 8,5 segundos con la quinta y en 12,1 si viajamos en sexta, lo que está muy bien. Es decir, es ágil y bastante rápido, adelanta sin pegas y, al mismo tiempo, no consume mucho, como demuestra una media real de 7 l/100 km –6,3 anuncia el fabricante–. Eso sí, como única alternativa este motor se acopla a una caja de cambios manual de seis relaciones de tacto técnico y deportivo.

    Interior y maletero

    Respecto al anterior Lancer, y también frente al Carisma, que por cierto se fabricaba en Holanda, el Lancer supone una puesta al día total. Con 4,57 metros de largo y 2,64 entre ejes, puede rivalizar con vehículos tipo Ford Mondeo, Mazda6 o Renault Laguna, pero también con otros más compactos al estilo del VW Jetta.


    Más allá de un agresivo diseño, sobre todo frontal, las citadas cotas permiten un habitáculo razonable para cuatro adultos, o bien para dos y tres niños. Eso sí, el maletero se queda en 400 litros de capacidad, aunque el respaldo posterior es abatible por secciones asimétricas, mientras que el diseño interior es austero a más no poder, con un salpicadero bien estudiado pero que muchos encontrarán algo simplón.

    Puesto conducción

    Por su parte, los asientos son cómodos y sujetan bastante bien, mientras que la visibilidad desde el puesto de conducción es buena hacia cualquier ángulo. A todo ello, es de agradecer que se hayan previsto socorridos huecos para dejar objetos cotidianos y menudos y también la estudiada ergonomía de pulsadores, como los de los elevalunas y los retrovisores en la puerta del conductor.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba