Mitsubishi L200

25 Marzo, 2010, modificada el 24 Enero, 2011 por

El pick-up del triple diamante refresca imagen, al tiempo que actualiza gama y añade una nueva motorización de gasóleo de 178 CV para la versión tope.

11

Cuatro años después de su lanzamiento, el L200 se pone al día para encarar en forma a los  los Ford Ranger, Isuzu D-Max, Mazda B2500, Nissan Navara -puesto al día a la vez que el último Pathfinder-, Toyota Hilux -recién actualizado- y nuevo Volkswagen Amarok, Recibe numerosos cambios y una nueva motorización de gasóleo, aunque el grueso del modelo permanece invariado, por lo que se trata de un exhaustivo “lavado de cara”. De hecho, las modificaciones practicadas se dirigen, sobre todo, a incrementar su funcionalidad, ganando capacidad -por ejemplo, la “bañera” o caja de carga es ahora más grande con carrocería D/C o Doble Cabina-, y también añadiendo nuevos equipamientos.


Exteriormente, recibe nuevo frontal con trazos más horizontales, ópticas de doble faro, parrilla cromada, nuevo paragolpes con protector inferior plateado y embellecedores cromados en los antinieblas.


La zaga también ha sido revisada para beneficiarse de una zona carga de mayor amplitud. En versiones D/C, la caja es 180 mm más larga, alcanzando una longitud de 1.505 mm. Además el tramo superior de la “bañera” es ahora horizontal, lo que suprime la línea descendente del modelo anterior y gana 55 mm de altura al final del vehículo. Todo ello aporta mayor volumen de carga y gana robustez al conjunto.


Dentro destacan la reformada instrumentación de fondo negro; asientos delanteros mejorados con nuevas tapicerías, más cómodos, con mejor agarre y sujeción; consola central rediseñada con nuevos reposabrazos -más confortable y funcional-; palanca del freno de mano de nuevo diseño; nuevo volante multifunción; nuevo panel central del salpicadero en plata con mandos circulares de climatización con fondo negro; display informativo central similar al del 4×4 Montero y detalles cromados sobre el panel central y la palanca del freno de mano.


La variante L200 Motion recibe un flamante turbodiésel DI-D de inyección directa common rail con turbocompresor de geometría variable de gran tamaño que libera 178 CV a 4.000 rpm y 400 Nm de par máximo, constante entre 2.000 y 2.850 rpm. El resto de L200 mantiene el bloque 2.5 DI-D de 136 CV/314 Nm, aunque mejorado para ganar silencio de marcha y mermar vibraciones. Uno y otro motor se conectan a una caja manual de 5 marchas.


Por otra parte, el L200 se beneficia de controles activos de tracción y estabilidad. Por supuesto, montan antibloqueo de frenos ABS y la tracción 4×4 Super Select del Montero. En carretera permite circular con 2 ruedas motrices para reducir el consumo, pero también seleccionar la tracción integral sin detener el vehículo mediante una palanca tránsfer de gestión electrónica, la misma que acciona la reductora en otro movimiento. El reparto de par inicial es del 33/67% entre los ejes delantero y trasero, pero puede evolucionar a un 50/50%; el diferencial central es bloqueable con un movimiento adicional de la palanca tránsfer. Es decir, puede circular en modos 2H -tracción trasera-, 4H -tracción total-, 4HLc -tracción total con diferencial central bloqueado- y 4LLc -tracción total con diferencial central bloqueado y reductora-.


En lo que toca a la seguridad pasiva, disfruta de estructura RISE -Reinforced Impact Safety Evolution, o sistema reforzado de seguridad contra impacto multidireccional-, patentado por Mitsubishi Motors y adoptado en todos sus nuevos productos: integra e interconecta distintos elementos estructurales para conseguir una protección activa de los pasajeros en caso de accidente.


Las versiones de acceso, con un enfoque más profesinoal, disponen de tracción 4×4 Easy Select -posiciones 2H, o tracción trasera; 4HLc, o tracción total con diferencial central bloqueado; y 4LLc, o tracción total con diferencial central bloqueado y reductora conectada, todas seleccionables sin para el coche hasta 100 km/h-, eficaz y de manejo sencillo. Las equipadas con Easy Select 4WD suman bloqueo del diferencial trasero, que amplifica la aptitud offroad.


La gama recibe un equipo de frenos revisado y potenciado y LSPV o Load Sensing Proportioning Valve -detector de carga-, que valora el peso y actúa en consecuencia variando la intensidad de parada según viajemos cargados o vacíos, impidiendo que los frenos traseros bloqueen. Airbag laterales delanteros y de cortina, control de velocidad, sensor de luces, sensor de lluvia, retrovisores exteriores abatibles eléctricamente o conexión auxiliar de audio son algunos de los nuevos equipamientos de una gama estructurada en 3 niveles: M-PRO, Challenge y Motion. Combinados con las carrocerías Cabina Simple y Doble Cabina, los 2 posibles motores, dan lugar a:


M-PRO: disponible en cabina simple y doble cabina con motor de 136 CV, Easy Select 4WD, bloqueo del diferencial trasero, doble airbag delantero, ABS con EBD, aire acondicionado…
Challenge: sólo con motor de 136 CV, añade llantas de aleación, estribos laterales, antinieblas, retrovisores exteriores cromados, eléctricos y calefactables, manillas exteriores e interiores de las puertas cromadas, volante y palancas de cambio y tránsfer forrados en cuero.
Motion: exclusivamente con el nuevo propulsor de 178 CV, agrega airbag laterales delanteros y de cortina, volante multifunción -para la gestión del audio y el control de crucero-, retrovisores exteriores abatibles eléctricamente y sensores de lluvia y crepuscular.


La gama L200 parte de 18.900 euros, gracias a una promoción de lanzamiento de 2.500 euros vigente hasta finales de abril.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba