Mitsubishi en Tokyo

La muestra japonesa es testigo de la estrategia ecológica de Mitsubishi: vehículos eléctricos recargables que combinan eficazmente tracción delantera e integral según necesidades.

Mitsubishi sigue ultimando su estrategia ecológica y tras el microutilitario 100% eléctrico i-Miev, del que ya se admiten pedidos, acude al Salón de Tokyo -del 24 de octubre al 4 de noviembre- con los prototipos PX-Miev e i-Miev Cargo como primicias mundiales.


El primero es un derivado del modelo original -i-Miev- con carrocería SUV. Se trata de un vehículo en el que las ruedas delanteras y traseras van propulsadas por dos motores eléctrico magnético sincrónicos que liberan 60 Kw de potencia -unos 80 CV-, con un par máximo de 200 Nm.


Además, monta un motor de gasolina 1.6 Mivec -85 Kw y 125 Nm-, que actúa como generador de energía para cargar las baterías de los motores eléctricos y que, a la vez, puede impulsar también el eje delantero.


El sistema Plug-In Hybrid de Mitsubishi escoge el modo de conducción óptimo en función de las condiciones. Este sistema combinado de propulsión dota al PX-Miev de una autonomía de combustible que supera los 50 km/litro. Además, permite recargar las baterías del coche en tomas de red eléctricas, bien mediante enchufes domésticos con corriente de 100 o 200 V, o bien a través de una estación de alta potencia de carga rápida.


Así, a baja y media velocidad el sistema de baterías alimenta sólo el motor delantero –tracción delantera-, pero cuando se mantienen cruceros elevados, el vehículo cuenta con el apoyo del motor de gasolina -ayuda a propulsar las ruedas delanteras-, que opera más eficientemente que los eléctricos a altas revoluciones.


En situaciones donde se requiera máxima estabilidad -nieve, lluvia o superficies de baja adherencia-, el sistema automáticamente cambia a modo de tracción a las cuatro ruedas, accionando el motor del eje trasero. El sistema E-4WD se encarga de controlar la potencia del motor delantero y trasero para proporcionar un reparto óptimo del par entre ambos ejes. Asímismo, el E-AYC -control de deriva eléctrico-, se ocupa del reparto de par entre las ruedas traseras izquierda y derecha.


El i-Miev Cargo es un vehículo que se distingue por un espacio de carga de dimensiones cúbicas muy aprovechables, que permiten a su propietarlo adaptarlo a cualquier tipo de uso. El resultado es un vehículo eléctrico de propulsión -provisto con motor eléctrico magnético sincrónico permanente-, pero capaz de dar respuesta a una amplia variedad de situaciones de carga.


Mide 1.350 mm de ancho, 1.180 de profundidad y 1.100 de alto. En su interior, prima el estilo simple y sencillo, prescindiendo de elementos y detalles superfluos para mejorar su funcionalidad. El piso de carga es totalmente plano y el espacio diáfano. A diferencia de las cuatro plazas que homologa el PX, dispone sólo dos.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba