Mitsubishi ASX

Conducimos el todocamino más pequeño de la marca japonesa, que se plantea como una interesante alternativa al rey del nicho, por motor y equipamiento de serie.

En hoyMotor, hace poco te hablábamos del nuevo todocamino pequeño de los diamantes, el ASX, como la alternativa a los Ford Kuga, Hyundai ix35, Nissan Qashqai, Toyota RAV4 o Volkswagen Tiguan.


Ahora te damos nuestras primeras impresiones, después de conducir su única mecánica de gasóleo 200 DI-D de 150 CV de potencia con inyección directa, common rail, intercooler y turbo de geometría variable, además de distribución variable MIVEC -el primer diésel en incorporarla-.


En realidad es un tetracilíndrico de 1.8 litros de capacidad -de aluminio- que da su potencia máxima a 4.000 rpm, aunque alegre va entre las 2.000 y 3.000 vueltas -cuando entrega sus 300 Nm de par máximo-. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos, la versión 2WD -de tracción delantera-, y en 10 segundos el 4WD4×4– y se acaba a los 200 km/h de velocidad punta, a los 198 km/h el de cuatro ruedas motrices. Nosotros, que llevamos el 4WD de 1.525 kg1.420 el delantera-, lo vimos muy equilibrado, en general, con un empuje lineal y bien insonorizado; quizás más suave de suspensiones de lo que nos gustaría, pero con un tacto de dirección y cambio -manual de 6 velocidades en las dos últimas ofrecen buenas recuperaciones- exacto y hasta algo deportivo.


Además la tecnología ClearTec juega a su favor, con el sistema Automatic Stop&Go, la regeneración de la fuerza de frenado, los neumáticos de baja resistencia a la rodadura y el indicador de cambio de marcha -entre otros-, conteniendo los consumos en los 6,7 litros en ciudad, 4,8 en carretera y 5,5 litros en ciclo mixto -que en el de tracción total suben 0,2 litros en cada una de las mediciones-. Las emisiones se quedan en 145 gr/km, 150 si optas por el más aventurero.


Si a todo esto le sumas un completo equipamiento de serie que incluye todo lo necesario, y más, desde las versiones Motion -con sensores de luces y lluvias, control de velocidad, faros de xenón autonivelables con haz de luz ampliado y lavafaros, climatizador, volante multifunción, bluetooth…- e innovadoras soluciones como las aletas delanteras de Kevlar -que recuperan su forma original ante golpes de leve y media intensidad-, junto con acabados interiores de calidad y buen ajuste, el resultado es un duro rival para el rey del nicho, el Nissan Qashqai, y el coche de Mitsubishi a tener en cuenta por volumen de ventas.


Está disponible desde la tercera semana de mayo, de momento sin descuentos, y según su evolución comercial podría incorporar versiones con cambio automático.


Precios:
Mitsubishi ASX 200 DI-D ClearTec Motion: 24.150 euros.
Mitsubishi ASX 200 DI-D ClearTec Kaiteki: 25.750 euros.
Mitsubishi ASX 200 DI-D ClearTec 4WD Motion: 27.450 euros.
Mitsubishi ASX 200 DI-D ClearTec 4WD Kaiteki: 29.500 euros.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba