Mitsubishi ASX 180 DI-D

20 Diciembre, 2010, modificada el 21 Abril, 2015 por

Con la vista puesta en el líder, el Nissan Qashqai, el ASX pretende revolucionar el segmento con poderosas armas. Probamos la versión diésel más barata, mejor equipada y con tracción a un eje.

33

Imaginemos que necesitas un vehículo tipo todoterreno, pero que no vas a adentrarte por el campo más de lo necesario. Que quieres un motor de gasóleo por su agrado de conducción -y no sólo por el menor consumo de combustible con respecto a un gasolina- y pretendes que vaya equipado a tope.

Si, además, deseas una estética diferente a lo ya visto, tu coche puede ser el ASX. Esta versión con motor turbodiésel de 116 CV y sistema de optimización ClearTec, tracción a las ruedas delanteras y equipamiento Kaiteki cuesta exactamente 25.100 euros. Cantidad razonable, si lo comparas con sus más directos competidores. Me refiero, principalmente, a los Ford Kuga 2.0 TDCi 140 CV 2WD Titanium 28.600 euros-, Hyundai ix35 1.7 CRDi 115 CV Comfort Sky 4×224.940 euros– y al líder de ventas, el Nissan Qashqai 1.5 dCi Tekna Sport 17″ 4×222.550 euros-.

Si te fijas bien en las fotos comprobarás que el aspecto del ASX es realmente impactante, sobre todo su parte delantera. El frontal tipo Jet Fighter, al más puroestilo EVO, no pasa desapercibido por la grande y prominente parrilla integrada en el paragolpes; lo que favorece un capó de doble saliente, ideal para proporcionar una mejor seguridad a los peatones y hacer la carrocería más visible para el conductor -aspecto importante a la hora de moverse en ciudad-.

Los faros van integrados en los extremos, en una posición más retrasada con respecto a la parrilla. Ópticas delanteras con tecnología xenón de 160º Super HiD, que permite ampliar el haz luminoso, además de ser hasta 1,4 veces más potentes que las luces convencionales HiD. En la trasera monta leds.

La carrocería mide 4,3 metros -lo mismo que un Qashqai– y mantiene prácticamente la misma altura. Su Cx es de sólo 0,32 ya que carece de elementos protuberantes.

Interior

El diseño del habitáculo es similar al del Mitsubishi Outlander, del que toma prestados numerosos elementos. La instrumentación, realmente atractiva, cuenta con dos grandes relojes analógicos tipo motocicleta para el velocímetro y el cuentavueltas; entre ellos, hay un display multifunción de 3,5 pulgadas. En la consola central se agrupan todos los controles del sistema de sonido y de climatización, controlados con varios mandos, y otra pantalla LCD en color.

La calidad interior se aprecia en el material acolchado del panel de instrumentos que se extiende hasta las puertas y los biseles cromados de los mandos del sistema de sonido, de los paneles de las puertas y de los relojes del cuadro.

El habitáculo ofrece un amplio espacio delante y detrás algo justo para tres personas. Los asientos de las plazas traseras disponen de reposacabezas traseros ajustables en todas las plazas, además de apoyabrazos trasero central con trampilla para llevar esquís.

En cuanto al maletero, este ofrece 416 litros de capacidad, ampliables hasta los 1.193 litros si se abaten completamente los asientos traseros -aunque pueden moverse asimétricamente en proporción 60/40-. Para organizar la carga y evitar el movimiento del equipaje, dispone de varios ganchos; además de un enchufe de 12 V y una bandeja de 30 litros de capacidad bajo el piso del maletero. El diseño del compartimento es óptimo, pero el enorme altavoz de graves que montan de serie las versiones Kaiteki resta unos 20 litros de espacio.

El equipamiento de serie del ASX es bastante extenso y no existen los opcionales, a excepción de la pintura metalizada o perlada385 euros-. Independientemente del nivel, todos cuentan en origen con aire acondicionado y climatizador automático, cuatro elevalunas eléctricos, retrovisores eléctricos y térmicos, control de crucero, volante ajustable en altura y profundidad, equipo de audio, ajuste en altura del asiento del conductor, 7 airbags, control de tracción y de estabilidad, cierre centralizado, sensores de aparcamiento, llantas de aleación y luces antiniebla. La denominación Kaiteki hace referencia al equipamiento tope, por encima del básico Motion y del intermedio Challenge. El Kaiteki cuesta 25.100 euros, 2.700 y 1.650 euros más que el Motion y Challenge, respectivamente. Diferencia de precio que se justifica porque el primero no carece de los siguientes elementos, no disponibles en el resto de niveles: dirección asistida de endurecimiento progresivo, equipo de audio Rockford Fosgate con 9 altavoces y cargador de CD, asiento del acompañante de regulación eléctrica y asientos delanteros térmicos.

Comportamiento y Prestaciones

El ASX es relativamente cómodo de conducir, gracias a unas suspensiones -independientes- tirando a blandas, pero algo secas cuando se superan resaltos marcados del asfalto.

Al volante, las reacciones del ASX son muy parecidas a las de un turismo convencional. Aunque la carrocería balancea algo en apoyos fuertes, el coche nunca se descompone y siempre entra por su sitio.

Un punto a mejorar es la dirección, algo lenta para mi gusto aunque precisa, y los frenos actúan bien sin ser nada del otro mundo -pierden mordiente tras un uso intensivo-.

En ciudad y carretera esta versión equipada con el motor turbodiésel 180 DI-D de 116 CV, de nueva factura, se comporta a la perfección en conjunción con una caja de cambios manual de 6 velocidades y accionamiento preciso y agradable. Los adeptos al cambio automático que se olviden de él, no lo hay.

Las aventuras camperas se ven limitadas por la tracción al eje delantero -la 4×4 sólo está disponible con el motor turbodiésel 200 DI-D de 150 CV– y por contar con una altura de la carrocería y unos ángulos de entrada, salida y ventral algo limitados, además de unos neumáticos de asfalto. No obstante, en manos expertas o prudentes este ASX puede dar muchas satisfacciones sobre tierra.

Gracias a un par motor de 270 Nm disponible entre 2.000 y 2.500 rpm, su capacidad de aceleración le permite adelantar sin necesidad -prácticamente- de bajar marcha. La velocidad punta es de 188 km/h y alcanza los 100 km/h desde parado en 11 segundos, cifras aceptables para un coche que pesa, en vacío, 1.460 kg y monta neumáticos de 17 pulgadas en medidas 215/60 -código de velocidad R-. El consumo es una de sus grandes bazas, ya que he conseguido una media combinada por debajo de los 6 litros a los 100 km conduciendo de manera ágil y sin pecar de conservador.

El motivo por el que su gasto de combustible sea tan económico está, además de su optimizada aerodinámica, en el sistema ClearTec del motor de 4 cilindros 1.8 litros turboalimentado. Este engloba el modo de parada y arranque automático de las detenciones Automatic Stop&Go o AS&G y funciona de forma similar a otros dispositivos parecidos.
Cuando el coche se detiene y el conductor pone el cambio en punto muerto, el motor se para automáticamente. Este arranca por sí sólo cuando el conductor pisa el embrague. Se activa cada vez que se da el contacto, una vez pasados 3 minutos desde que se arranca el motor por primera vez -a través de la llave o el botón que hay junto al volante-, aunque se puede desconectar mediante un botón que hay a la izquierda de la columna de la dirección.

Otras medidas ClearTec para contener el consumo son la dirección eléctrica, un alternador que resta energía al motor, principalmente en fases de deceleración, neumáticos de baja resistencia a la rodaduraDunlop o Yokohama-, pilotos de diodos luminosos -tienen menor consumo de electricidad- o aceite de baja viscosidad para el motor.

En definitiva, si eres de los que te comprarías un Nissan Qashqai, pero quieres destacar con un producto más moderno y estéticamente singular, tu coche puede ser este rebelde… con causa.

Destacable

– Bajo consumo.
– Equipamiento completísimo.
– Estética agresiva.

Mejorable

– Frenos en uso intensivo.
– Comodidad en baches.
– Dirección lenta.

Agradecimientos a Clara Viloria e hija, y a Celia y Manuel Vizán.

2 Comentarios

Subaru XV | Autocasion 14 Septiembre, 2011

[…] de ancho y 1.570 mm de alto y diseño desenfadado, del estilo a los modelos, también japoneses, Mitsubishi ASX y Nissan Qashqai -por citar algunos de sus futuros […]

Mitsubishi motores eco | Autocasion 21 Octubre, 2011

[…] combinación estará disponible en el mercado japonés en los Mitsubishi RVR, ASX, -Outlander Sportin, en algunos mercados-, Lancer y Lancer Sportback -Galant Fortis o EX Lancer y […]

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba