Mini Roadster: el primer biplaza descapotable de la marca

31 Octubre, 2011, modificada el 2 Noviembre, 2011 por

El hermano pequeño del Mini Coupé ya está aquí. Si eres un conductor exigente y amante de los descapotables de línea elegante y deportiva, sigue leyendo y descubrirás las cuatro nuevas variantes que propone la casa Mini.

12

La marca dependiente de BMW lanza ahora el Mini Roadster, la versión elegante y sofisticada del Coupé, presentado en septiembre en el Salón del Automóvil de Frankfurt. Con 20 milímetros menos de altura que el Mini Cabrio, la compañía ha sabido mantener las formas típicas de la marca y unirlas al estilo más purista de los clásicos descapotables británicos.

La imagen deportiva del modelo queda reforzada con los cortos voladizos al estilo Mini, una elevada línea de cintura y una carrocería apoyada con aplomo sobre las ruedas. Además, y al igual que ocurría con el Coupé, el

cuenta con un alerón móvil que se activa a partir de los 80 km/h.

Sin embargo, y para no perder el estilo elegante y coqueto que caracteriza a la marca, la línea de cintura asciende ligeramente de manera continua para terminar horizontalmente en la zaga y los montantes A se encuentran más inclinados. La capota de tela, por su parte, cuando está cerrada tiene forma de cascada que se va ensanchando por la parte inferior y cuenta con un accionamiento manual sencillo que permite abrirla y cerrarla rápidamente y sin dificultades.  Además no le roba espacio al maletero, que tiene 240 l de capacidad.

Motores de alta gama

El Roadster se ofrece con tres motores de gasolina y uno diésel, todos ellos de cuatro cilindros (los más potentes de la marca) con potencias que van desde los 122 hasta los 211 CV y consumos que oscilan entre los 4,5 l/ 100 km del Cooper SD (con propulsor de gasóleo) y los 7,3 l/ 100 km del John Cooper Works. En cuanto a las emisiones de CO?, el diésel con sus 118 g/km es (como era de esperar) el que registra los niveles más bajos, mientras que el John Cooper Works (el más potente) con sus 169 g/ km es el que tiene los mayores índices.

Además de sus potentes  mecánicas, el reglaje específico del chasis de avanzada tecnología, su bajo centro de gravedad, la resistente carrocería con la que está equipado el vehículo y sus propiedades aerodinámicas hacen sentir al conductor como si estuviera a los mandos de un kart, según la marca.

Interiores de lujo

Las múltiples posibilidades de personalización que propone el Mini Roadster son otra de sus ventajas. La tapicería y el recubrimiento de las puertas ofrecen una amplia variedad de colores y materiales que han sido diseñados exclusivamente para el modelo y  pueden combinarse con franjas decorativas Sport Stripes de tono contrastante. Además de otros equipos opcionales, el nuevo Roadster de Mini está a la última en cuanto a tecnologías, ofreciendo a sus clientes conectarse a la radio a través de la web y acceder a los servicios de Google, RSS Newsfeed, Facebook y Twitter desde el coche.

¿Has olvidado cómo era el Mini Coupé? Pincha en la pestaña Vídeos para refrescarte la memoria.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba