Mini One D

17 Julio, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

A la versión Cooper D de 110 CV Mini añade en dos meses una alternativa más económica de naturaleza similar, pero con 90 CV.

3

El nuevo Mini de gasóleo volverá a beneficiarse de la mecánica de 4 cilindros, 16 válvulas y 1,6 litros, con turbo de geometría variable -para mejorar la respuesta en todo el rango de revoluciones-, intercooler y alimentación directa common rail de la que ya sabe la versión Cooper D, de momento disponible en carrocerías normal y alargada o Clubman, sólo que con potencia reducida de 110 a 90 CV. El propulsor es de origen BMW/PSA Peugeot Citroën, y en una otra variante encuentra cabida en modelos tan variopintos como los Citroën C3 y C4 -incluso Picasso y Grand Picasso-, Ford Focus, Mazda3, Peugeot 207, 308, 407, SUV 3008 o monovolumen 5008, Volvo C30


Esta versión se enmarca en la estrategia de la firma británica, propieda de BMW Groupe, destinada a acercar su caprichoso modelo, rival potencial del futuro Audi A1, pero también de los Alfa Romeo MiToFiat 500 y Lancia Ypsilon -aunque también de la línea más asequible de los Volkswagen Golf VI y compañía- a un mayor elenco de usuarios. De ahí versiones como la de gasolina con 75 CV recién aterrizada. También coincide con los 50 años que en 2009 cumple la marca, conmemorados por distintas series especiales, algunas de elevado rendimiento.


Los citados 90 CV llegan a 4.000 rpm, mientras que el par máximo, de 215 Nm -considerable- está disponible desde 1.750. De construcción ligera basada en aluminio, la nueva mecánica permite al exclusivo utilitario británico una velocidad máxima de 182 km/h con una progresión desde parado y hasta 100 km/h cifrada en 11,5 segundos. El coche suma filtro de partículas, pero también algunas soluciones del programa de ahorro energético EfficientDynamics como el dispositivo de recuperación energéntica en retenciones y frenadas que permite cargar parcialmente la batería sin recurrir contínuamente al alternador -que se desacopla cuando no se precisa de forma estricta-, función de parada y arranque automáticos Start&Stop e indicador de paso de marcha en el momento óptimo.


En cualquier caso, promete una austeridad envidiable, como se deduce del promedio de gasto homologado en 3,9 litros a los 100 km. Puesto que de paso sus emisiones de CO2 se contienen en 104 gr/km en España quedará exento del pago del impuesto de matriculación en el momento de la compra.


El Mini One D se conecta, a priori como única posibilidad, a un cambio manual de 6 relaciones y, como el resto de la gama, la tracción se encomienda a las ruedas delanteras, el chasis luce suspensiones independientes en ambos ejes, la dirección EPS es de naturaleza electrohidráulica -con asistencia inversa a la velocidad- y el ESP viene de serie, como los aribag delanteros frontales y laterales, o las bolsas “salvavidas” de cortina para la protección de la cabeza de sus 4 posibles ocupantes.


Con una equipación aún por definir en el caso español, el One D contará de serie con techo color carrocería, parrilla hexagoal negra con bisel cromado -como el escape-, además de manecillas de puerta y retrovisores negros.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba