Mini John Cooper Works GP: de carreras en París

Mini John Cooper Works GP: de carreras en París

20 septiembre, 2012

Mini presenta en París la versión más deportiva y radical del John Cooper Works, que adopta como apellido las siglas GP. Se trata de un coche desarrollado en circuito, biplaza, limitado a una producción de 2.000 unidades y que tiene un precio de 41.700 euros.

Cuando un coche es capaz de completar una vuelta al mítico circuito de Nürburgring-Nordschleife en 8 minutos y 23 segundos es que no trae buenas intenciones. Si además los ingenieros de la marca te confirman que ha sido desarrollado íntegramente en un circuito, esta sensación se acrecienta. Hablamos del Mini John Cooper Works GP, que ve la luz en el Salón de París.

El interior del Mini John Cooper Works GP es similar al resto, salvo porque no tiene asientos traseros.
El interior del Mini John Cooper Works GP es similar al resto, salvo porque no tiene asientos traseros.
Ampliar

Bajo el capó cuenta con un motor de gasolina 1.6 turbo con 218 CV de potencia y un par máximo de 260 Nm. Su peso homologado es de tan sólo 1.160 kg. ¿Cómo se ha logrado esto? Las respuestas son varias, pero la principal es la ausencia de asientos traseros, que han sido sustituidos por barras. Esta cura de adelgazamiento permite también una mejora de prestaciones respecto a cualquier Mini conocido. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanza una punta de 242 km/h. Y todo ello con un consumo homologado de 7,1 litros a los 100 km.

Además del ahorro de peso, los ingenieros de Mini han dotado a este JCW GP de una nueva suspensión regulable capaz de adaptar el coche a cualquier circunstancia. Cuenta también con un nuevo sistema de frenos con discos de 330 mm delante y 280 mm detrás, mientras que sus llantas son de 17 pulgadas.

Su exterior se diferencia de un Mini convencional gracias a un color exclusivo de la carrocería, gris metalizado, y una entrada de aire en el capó de color rojo, mismo color que las entradas laterales. Si hablamos del equipamiento, cuenta con faros de xenón, climatizador, asientos deportivos Recaro, Bluetooth y alarma, entre otros elementos. Además, el sistema de control de estabilidad DSC incorpora un nuevo modo llamado GP, cuyo cometido es el de actuar como bloqueo electrónico del diferencial en caso de derrapaje.

Ficha

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Ir arriba