Prueba

Mini Countryman S E ALL4, probamos el primer híbrido enchufable de la marca

21 fotos

Ampliar

16 de mayo, 2017

Nos ponemos a los mandos del primer híbrido enchufable de la marca británica, el Mini Countryman S E ALL4, un vehículo perfecto para todas aquellas personas que no realicen trayectos urbanos superiores a 30 kilómetros.

Aunque en menor medida, los vehículos movidos por sistemas de propulsión alternativos a la gasolina y el diésel viven una explosión similar a la de los SUV. Lo que antes era una categoría, la de los vehículos ecológicos, reservada a unas pocas marcas y modelos, está viendo como en la actualidad no paran de sumarse fabricantes que, con propuestas muy variadas, quieren hacerse un hueco entre las opciones de movilidad sostenible. Tras el dieselgate, las restricciones al tráfico que están promoviendo los ayuntamientos de las grandes capitales y con un público cada día más sensibilizado con la calidad del aire que respiran, las marcas deben ofrecer propuestas alternativas a los tradicionales coches de combustión interna y eso es, precisamente, lo que acaba de hacer Mini con el lanzamiento del Countryman híbrido enchufable: ofrecer un vehículo con el que moverse sin malos humos por la urbe, pero sin tener que pagar un peaje por ello en forma de un diseño estrambótico o de prestaciones limitadas.

Tras acudir a la presentación y realizar la primera prueba del Mini Countryman, un vehículo que, a la espera de nuestra prueba en profundidad, nos dejó un buen sabor de boca en su segunda generación, ahora hemos podido acercarnos al Mini Countryman S E o, lo que es lo mismo, al primer Mini híbrido enchufable de la historia. Según los responsables de la marca, esta variante llega para completar una oferta que cubre un amplio abanico de clientes, ya que, por un lado, tienen las versiones de gasolina, destinadas a todos aquellos conductores que buscan sensaciones; por otro, las variantes diésel satisfarán las expectativas de quienes realicen largos trayectos y busquen un consumo contenido; y, finalmente, el nuevo Mini Countryman S E ALL4 se posiciona como el modelo perfecto para quienes dispongan de un enchufe y la mayor parte de sus desplazamientos discurran por la ciudad.

El Mini Countryman Plug-in destaca por su facilidad de uso y confort de marcha, pero la autonomía en modo eléctrico que ofrece es de tan solo 42 kilómetros. Se trata de un vehículo que puede resultar muy interesante para quienes realicen trayectos cortos y cuenten con un acceso fácil a los escasos puntos de recarga que existen en la actualidad. Por el contrario, quienes realicen más de 40 kilómetros al día y no dispongan de un punto de recarga en su destino no encontrarán ningún beneficio en el Mini Countryman S E, ya que una vez se agota la batería solo dispondremos del motor de gasolina para mover el coche y los 270 kilogramos de lastre que añade la tecnología híbrida.

Rivales y precio del Mini Countryman S E

Si nos ceñimos en exclusiva a vehículos híbridos enchufables, el Mini Countryman S E tendrá que hacer frente a modelos como el Audi A3 e-tron, el BMW 330e o el Volkswagen Golf GTE. Si abrimos la lista de opciones e incluimos a los híbridos, el número de rivales del Countryman híbrido enchufable aumenta considerablemente con la entrada en juego de toda la gama híbrida de Toyota y Lexus. Además, los recientes Hyundai Ioniq, que dispone de versiones híbrida, híbrida enchufable y eléctrica, y Kia Niro también se posicionan como alternativas del SUV británico, aunque cuentan con un menor nivel de sofisticación, pero también de precio.

El precio del Mini Countryman S E ALL4 sitúa a esta variante en la parte alta de la gama, ya que, con 37.600 euros de tarifa, cuesta lo mismo que un Cooper SD ALL4 de 190 CV y roza el precio de un Countryman John Cooper Works de 231 CV. Y es que estar a la última en tecnología tiene su precio y no es precisamente barato.

Nuestra valoración: 7,2

Diseño 8

Motor 7

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 6

Consumos 6

Destacable

  • Uso urbano
  • Insonorización
  • Sistema híbrido

Mejorable

  • Poca autonomía eléctrica
  • Equipamiento
  • 45 litros menos de maletero

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: El Mini híbrido enchufable no presenta diferencias estéticas

Las llantas de aleación de 17 pulgadas son exclusivas de esta variante.

21 fotos

Ampliar

Para su primer modelo no propulsado por una mecánica de combustión convencional, la firma británica no ha querido crear una nueva carrocería que distinguiera al vehículo del resto de la gama, por lo que las consideraciones realizadas en este apartado en la primera prueba del Mini Countryman son igualmente válidas. De hecho, las únicas diferencias las encontraremos en el color amarillo de la S colocada en la parrilla y en la zaga y en el logo específico de esta versión situado en el portón trasero y ambos lados del vehículo (uno de ellos esconde la toma de carga). Además, a diferencia de la familia Cooper S, solo tiene una salida de escape y el diseño de las llantas de aleación de 17 pulgadas es exclusivo.

Por lo demás, el Mini Countryman S E mantiene las mismas señas de identidad que la variantes diésel y de gasolina, con un diseño robusto que recoge los códigos de diseño típicos de la marca. Desarrollado sobre la misma plataforma que el BMW X1 y el BMW Serie 2 Active Tourer, el Countryman trasmite una elevada sensación de calidad constructiva, algo que se deja notar, por ejemplo, al cerrar las puertas o examinar el cuidadoso ensamblaje de las distintas piezas que componen la carrocería.

Interior: El Mini Countryman S E pierde 45 litros de capacidad en el maletero

El interior del Countryman híbrido enchufable mantiene el característico diseño de Mini.

21 fotos

Ampliar

Al igual que en el exterior, las diferencias en el interior del Mini Countryman S E respecto al resto de variantes son mínimas, por lo que todo lo comentado en la toma de contacto con el Countryman es aplicable a la versión híbrida enchufable. En el apartado estético, nos encontramos con que el botón de arranque sustituye el color rojo por el amarillo, tonalidad elegida para distinguir a esta variante, y con un panel de instrumentos que pierde el cuentarrevoluciones en favor de un indicador del uso que estamos haciendo de la batería.

En el apartado funcional, los cambios vienen motivados por la colocación de las baterías en el eje trasero, lo que ha obligado a elevar la banqueta trasera en tres centímetros y robar algo de espacio al maletero que pasa de cubicar 450 a 405 litros.

Motor: Sistema trasplantado del BMW 225 XE

El Mini Countryman S E tiene una potencia total de 224 CV.

21 fotos

Ampliar

El esquema técnico empleado por Mini en el Countryman S E es idéntico al que usa el BMW 225 XE Active Tourer y nace de la experiencia acumulada en el desarrollo de los vehículos BMW iPerformance. De hecho, este Mini hereda mucha de la tecnología empleada en el espectacular BMW i8, llegando a afirmar los responsables de la marca que utiliza el mismo esquema, pero a la inversa, ya que el i8 monta el motor eléctrico en el eje delantero y el de combustión en el trasero.

Bajo el capó del Mini en el Countryman S E, nos encontramos con un motor de gasolina de 3 cilindros y 1,5 litros de cubicaje que desarrolla una potencia máxima de 136 CV y entrega un par máximo de 220 Nm desde las 1.250 rpm. Para transmitir su fuerza al eje delantero, la mecánica de gasolina está asociada a un cambio automático por convertidor de par de seis velocidades que muestra un funcionamiento exquisito por suavidad y rapidez.

Alojado debajo del piso del maletero, tenemos el motor eléctrico de tipo síncrono que nos brinda 88 CV de potencia y un par máximo de 165 Nm. Además, disponemos de los 20 CV adicionales que ofrece el sistema de recuperación de energía (KERS) que está acoplado directamente al cigüeñal y que se encarga de tres funciones: arrancar el motor de combustión, actuar de alternador y dar un empuje extra al sistema en caso de necesitarlo. La potencia total combinada de la mecánica asciende a 224 CV de potencia  y 385 Nm de par, con los que el Mini Countryman S E All4 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 6,9 segundos.

A priori, las prestaciones del Mini Countryman híbrido enchufable deberían ser excepcionales, pero si tenemos en cuenta que parte de los 224 CV que ofrece provienen del motor eléctrico, nos daremos cuenta que no es así, ya que en el momento que no tengamos cargadas las baterías perderemos el empuje eléctrico. De hecho, a partir de los 125 km/h, solo dispondremos de los 136 CV de la mecánica de gasolina. Desde la marca han asegurado que las baterías siempre se guardan algo de potencia, aunque que indiquen que están agotadas, para ofrecer algo así como una función boost en caso de, por ejemplo, una demanda repentina de aceleración para realizar un adelantamiento.

A través del botón eDrive, se pueden seleccionar tres modos de gestión de la energía:

  • Auto eDrive: el MINI Cooper S E Countryman ALL4 puede circular a velocidades de hasta 80 km/h de forma totalmente eléctrica. A mayor velocidad y en caso de cargas intensas, el motor de combustión se activa automáticamente de forma adicional.
  • Max eDrive: el vehículo circula únicamente con la potencia del motor eléctrico a velocidades de hasta 125 km/h. El motor de combustión se activa de forma adicional a velocidades más altas o al pisar el acelerador a fondo.
  • Save Battery: El vehículo funciona mediante el motor de combustión para mantener la carga de las baterías por encima del 90% o recargarlas en caso necesario. Este modo resulta muy ineficiente, ya que para recargar las baterías se vale del motor de combustión, lo que supone un derroche de energía que solo nos serviría, por ejemplo, para llegar a la ciudad con energía suficiente en la baterías y poder circular en modo 100% eléctrico.

Además, el Mini Countryman S E ofrece tres modos de conducción (Green, Normal y Sport) que actúan sobre la respuesta del acelerador, la asistencia de la dirección y el sistema de climatización.

Comportamiento: Como un coche de los de siempre

El Mini Countryman S E es un coche muy cómodo.

21 fotos

Ampliar

En líneas generales, el Mini Countryman S E ALL4 tiene un comportamiento muy similar al de las variantes propulsadas por motores de gasolina o diésel. Precisamente, una de las mayores virtudes de este Mini ecológico es que su funcionamiento, salvo por el hecho de tener que enchufarlo a la red eléctrica para recargar las baterías, es idéntico al de cualquier otro vehículo.

El sistema de gestión electrónico realiza de forma automática los cambios entre un modo u otro de funcionamiento, acoplando y desacoplando el motor eléctrico y el de combustión o haciéndolos funcionar de manera conjunta sin que el conductor perciba la transición de uno a otro. El sistema funciona con una suavidad sobresaliente.

En modo 100% eléctrico, el confort de marcha es muy elevado debido a la ausencia, como es lógico, de ruido y vibraciones, pero, cuando entra en acción el motor de combustión, la insonorización sigue siendo excelente, siendo este uno de los puntos fuertes del Mini Countryman S E.

La suspensión, aunque firme, filtra bien las irregularidades del asfalto y brinda un nivel de confort alto a los pasajeros. La dirección, por su parte, tiene un buen tacto porque es precisa y rápida. En cuanto al sistema de frenos, punto crítico de todos los híbridos, Mini ha conseguido que el tacto del pedal sea muy similar al de un coche convencional. En definitiva, el chasis del Mini Countryman S E está muy bien resuelto y nos permitirá circular con mucha comodidad en ciudad y vías rápidas y ser lo suficientemente ágiles en un tramo de revirado sin notar apenas las inercias derivadas de su mayor peso.

Además, el complejo sistema híbrido del Mini nos otorga tracción a las cuatro ruedas, ya que el motor de combustión transmite su fuerza a las ruedas delanteras y el eléctrico a las traseras. Por defecto, el coche circula solo con tracción a un eje, pero, de forma adicional, se puede activar en cualquier momento el motor que no está en funcionamiento para optimizar la tracción, la estabilidad de marcha y la agilidad. Es el vehículo, a través del Control Dinámico de Estabilidad (DSC), quién decide en cada momento y de forma automática las necesidades de tracción, algo que pude comprobar durante la breve prueba que realice al vehículo. En un tramo revirado de montaña y con el asfalto mojado por un chaparrón previo, el eje trasero del coche comenzó a deslizar, momento en el que entró en funcionamiento el motor eléctrico dando tracción a las ruedas traseras y cortando en seco el problema.

En definitiva, el Mini Countryman destaca por su facilidad y agrado de conducción, sobre todo en ciudad, donde movernos en modo 100% eléctrico supone un extra de confort.

Equipamiento: Lo justo y necesario

El navegador de 8,8 pulgadas del Mini Countryman S E es un extra.

21 fotos

Ampliar

Al igual que el resto de la gama de modelos de la marca británica, el equipamiento de serie del Mini Countryman S E ALL4 no es especialmente generoso, algo que sorprende, ya que la mayoría de fabricantes opta por equipar de forma muy completa este tipo de versiones, reduciendo así la lista de extras. En este caso, lo más destacable son los faros led adaptativos, el climatizador bizona, la tapicería mixta de tela y cuero, las llantas de aleación de 17 pulgadas, los sensores de lluvia y luz y el Bluetooth. Para el resto de elementos de los que dispone el vehículo, que son muchos, habrá que recurrir a la lista de opcionales, donde encontraremos, por ejemplo, los sensores de aparcamiento, la cámara de marcha atrás, el control de crucero adaptativo, el cargador inalámbrico, el head-up display o el navegador.

En cuanto al sistema de infoentretenimiento, el Mini Countryman híbrido enchufable incorpora de serie un pantalla táctil de 6,5 pulgadas, siendo el panel de 8,8 pulgadas un extra que incluye el navegador y que tiene un precio de aproximadamente 2.200 euros.

Por lo demás, el Mini Countryman admite las mismas opciones de personalización que el resto de la gama con la posibilidad de incorporar pintura bitono, franjas decorativas o elegir entre un extenso catálogo de llantas.

Consumo: Muy eficiente, pero solo en trayectos urbanos

El Mini Countryman S E homologa una autonomía eléctrica de 42 kilómetros.

21 fotos

Ampliar

Durante una toma de contacto es difícil medir con exactitud los consumos de un vehículo, más aún en un coche de estas características, donde las cifras variaran en función de la carga de las baterías. En cualquier caso, es importante señalar que el límite inferior es cero, es decir, podemos circular sin gastar una sola gota de combustible.

La firma ha homologado un consumo medio de 2,1 l/100 km, pero, claro, este valor resulta poco representativo, por no decir que nada. Con las baterías al máximo de su capacidad y circulando exclusivamente por ciudad o vías de circunvalación, puede que obtuviéramos una cifra similar o incluso más baja, pero si salimos a autopista y circulamos a 120 km/h durante un rato, el consumo se elevará notablemente hasta los 7-8 litros 100/km.

En definitiva, el Mini Countryman S E no supondrá, salvo que no superemos los 30 kilómetros diarios y todo ellos hechos en ciudad, un ahorro para nuestros bolsillos en cuanto a gasto en combustible se refiere, ya que hay una infinidad de modelos diésel que consumen menos que este modelo. Sí tendremos, independientemente del nivel de carga de las baterías o de los kilómetros recorridos, una serie de ventajas como pueden ser evitar las restricciones al tráfico en ciudad, aparcar gratis en zonas de estacionamiento regulado o pagar menos impuestos.

La capacidad del depósito de gasolina se reduce a 35 litros en esta versión porque parte del hueco destinado al depósito es ocupado por las baterías.

En cuanto al tiempo de carga, en un sistema Wallbox con una capacidad de 3,6 kW pueden cargase por completo las baterías en 2 horas y 15 minutos, mientras que la recarga en un enchufe corriente dura 3 horas y 15 minutos.

Rivales: Rivales del Mini Countryman S E ALL4

Vehículo

Mini Mini Countryman Cooper S E ALL4

Bmw 225xe iPerformance Active Tourer

Audi A3 Sportback 1.4 TFSI e-tron Sport ed. S tronic

Volkswagen Golf GTE 1.4 TSI

Precio Desde
39.250 €
Desde
37.900 €
Desde
41.364 €
Desde
40.682 €
Combustible Híbrido Enchufable Híbrido Enchufable Híbrido Enchufable Híbrido
Cambio 6 marchas 6 marchas 7 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 224 224 204 204
Aceleración 0-100 km/h (s) 6,8 6,7 7,6 7,6
Consumo Medio (l/100 km) 2,1 2,0 1,6 1,6
Emisiones CO2 (g/km) 55 46 38 38

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche