Prueba

Mini Countryman 2020: el SUV británico se renueva

29 fotos

Ampliar

28 de mayo, 2020

El modelo más polivalente de la gama Mini se actualiza con ligeros retoques estéticos en el exterior, nuevas opciones para el interior, una gama mecánica revisada y un nuevo panel de instrumentos totalmente digital. Así es el nuevo Mini Countryman.

La segunda generación del Mini Countryman llegó al mercado a finales de 2016 y, ahora, en la mitad de su ciclo comercial, se renueva con varios cambios de diseño, un equipamiento tecnológico más completo y una gama mecánica más eficiente.

En cuanto a diseño se refiere, los cambios efectuados en el Mini Countryman 2020 no son radicales. En la parte frontal, nos encontramos una nueva parrilla enmarcada por una moldura cromada, un paragolpes de nueva factura y unos faros que, con tecnología led desde el acabado más básico, mantienen la forma pero cambian su dibujo interior. En la vista lateral, la novedad son las llantas de aleación de 17 pulgadas y las opcionales de 19 pulgadas, que estrenan nuevo diseño. La zaga, por su parte, estrena también paragolpes y los pilotos, que mantienen el dibujo de la Union Jack, pasan a ser de led para todos los acabados.

Puede que te interese: Prueba a fondo del Mini Countryman Cooper S

Además, Mini ha aumentado las posibilidades de personalización con la inclusión de dos nuevos colores: White Silver metalizado y Sage Green metalizado. Asimismo, y en función del acabado, el techo y las cubiertas de los retrovisores del nuevo Mini Countryman pueden estar acabados en negro, blanco o plata como alternativa al color de la carrocería. Finalmente, la marca pone a disposición de los clientes un nuevo paquete exterior que, denominado Piano Black, sustituye los acabados cromados por el negro brillante en los marcos de los faros, las luces traseras, la parrilla, los intermitentes laterales, las manecillas de las puertas y el anagrama del modelo en la tapa del maletero.

El Mini Countryman 2020 estrena un panel de instrumentos totalmente digital

El panel de instrumentos digital es de serie desde el acabado más básico del Countryman.

29 fotos

Ampliar

En el interior del nuevo Mini Countryman, la principal novedad recae sobre la instrumentación que pasa a ser totalmente digital con una pantalla de 5 pulgadas. La característica pantalla central de forma circular se actualiza también, aunque de forma muy ligera, con el rediseño de los botones de control de volumen, luces de emergencia y sistemas de asistencia al conductor que, según la marca, ahora están integrados de forma aún más armoniosa.

Además, la marca ha añadido nuevas opciones para la tapicería, al tiempo que ha modificado el acabado de algunas superficies y ha ampliado la gama de opciones disponibles en el programa Mini Yours para su personalización.

En cuanto a tecnología se refiere, el Mini Contryman, que está equipado con una tarjeta SIM instalada de manera permanente en el vehículo, ha aumentado sus opciones de conectividad. Ahora, ofrece una gama de funciones adicionales de información y entretenimiento y la posibilidad de integrar el asistente por voz Alexa de Amazon.

Los motores del Mini Countryman son ahora más eficientes

La variante PHEV del Mini Countryman puede recorrer hasta 55 kilómetros en modo eléctrico.

29 fotos

Ampliar

El nuevo Mini Countryman estará disponible con tres motores de gasolina y tres motores diésel con potencias de entre 102 y 178 CV. Aunque la gama mecánica se mantiene prácticamente sin cambios, salvo por la desaparición de la versión Cooper SD, se han introducido pequeñas modificaciones para mejorar la eficiencia y cumplir con la normativa de emisiones Euro 6d. En este sentido, la principal novedad es que, ahora, los motores de gasolina incorporan filtro antipatículas.

Todos los motores pueden ir asociados a una caja de cambios manual o una automática y las versiones más potentes de diésel y gasolina (Cooper D y Cooper S) de 150 y 178 CV respectivamente pueden montar un sistema de tracción total, en cuyo caso solo está disponible la transmisión automática.

Además, sigue estando disponible la variante híbrida enchufable Cooper SE Countryman ALL4. El sistema propulsor mantiene el esquema que combina el funcionamiento de un motor de gasolina de tres cilindros con el de otros dos motores eléctricos, pero reduce su cifra de potencia de 224 a 220 CV y también la capacidad de la batería de 10 a 9,6 kWh. En cualquier caso, se mantienen las prestaciones y aumenta de 46 a 55 kilómetros la autonomía en modo 100% eléctrico.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche