Mini Cooper S 1.6i/Peugeot 207 1.6

7 Febrero, 2007, modificada el 11 Enero, 2011 por

Muchos caballos para dos coches pequeños con filosofías enfrentadas. Pasión o razón. Usted, ¿cuál elegiría?

12

El nuevo motor de gasolina 1.6i 16V turbo, desarrollado en conjunto por BMW y el grupo PSA, se monta ya en el Mini Cooper S, en el que eroga 175 CV, y en el Peugeot 207 GT, en el que alcanza los 150 CV. Muchos caballos para dos coches pequeños con filosofías enfrentadas. Pasión o razón. Usted, ¿cuál elegiría?


Comparamos hoy dos coches que se mueven con un mismo motor, el recién estrenado inyección directa de gasolina 1.6i 16V turbo, que ha sido desarrollado en conjunto por la alemana BMW y el grupo francés PSA. Parecen diferentes, pero tienen mucho en común y ofrecen grandes dosis de potencia, diversión y placer de conducción a alto nivel. Los analizaremos a fondo porque todo esto lo consiguen partiendo de filosofías diferentes, que reflejarán si el feliz propietario, al elegir uno de los dos, se ha dejado llevar por la pasión o por la razón.


Empecemos por la mecánica. Ya hemos dicho que es el mismo en los dos coches, pero algo cambia entre uno y otro, ya que las cifras de potencia son distintas: 150 CV en el Peugeot y 175 en el Mini. Con inyección directa, fabricado en aluminio y materiales ligeros, monta un modernísimo turbo «Twin-Scroll» para reducir al mínimo el tiempo de respuesta. En estas condiciones, el motor obtiene unos magníficos 150 CV y 24,5 mkg de par máximo en el caso del Peugeot, mientras que el Mini, con una diferente gestión electrónica y del turbo, consigue aumentar esta cifra hasta los 175 CV y 26,5 mkg de par máximo (gracias a la función overboost).


Las prestaciones del Cooper S (7,0 segundos de 0 a 100 km/h, por ejemplo) son impresionantes y dejan plantado a más de un deportivo de campanillas, y eso que el 207 THP acelera realmente bien (8,2 segundos de 0 a 100 km/h). También las recuperaciones son mejores en el anglo-alemán, que en este caso se ve favorecido por su menor peso y la caja de seis velocidades, frente a la de cinco del francés.


Si nos olvidamos de las cifras, el Peugeot transmite una sensación de potencia abundante y de que siempre tenemos reserva bajo el pie derecho para salir acelerando sin titubeos a la menor solicitud. El consumo medio (8,7 l/100 km), teniendo en cuenta que tenemos 150 CV bajo el capó en el caso del Peugeot, es para quitarse el sombrero. Pero mejor es el del Mini Cooper S, que con 25 CV más gasta exactamente lo mismo. En carreteras de montaña el Mini se muestra divertidísimo. La dirección es muy directa, bastando un leve giro del volante para inscribirle en las curvas sin el menor titubeo, apenas balancea en los apoyos y, gracias al aumento de los recorridos de suspensión, absorbe mucho mejor los baches e irregularidades de la carretera.


El Mini resulta ahora más fácil de conducir rápido que el anterior. A destacar el intenso trabajo que desempeña el control de tracción, porque los 175 CV se empecinan en hacer patinar las ruedas delanteras a la salida de las curvas, en cuanto se pisa el acelerador con decisión. El 207 es muy distinto. Mucho más suave de suspensiones, sin llegar a ser blando, balancea más, pero el control de tracción trabaja mucho menos porque las ruedas delanteras apenas patinan, cosa comprensible por su menor potencia y los enormes neumáticos 205/45 R17 que monta. En nuestro largo recorrido de pruebas por carreteras de montaña, el 207 GT se ha mostrado tan eficaz como su rival, que en ningún momento ha logrado distanciarle, gracias a la facilidad con que es capaz de seguir el ritmo de un desmelenado Cooper S que, eso sí, deparaba a su conductor unas sensaciones más de «piloto».


Para un uso diario, los dos cumplen con dignidad. El interior del Peugeot destaca por el mejor acceso y espacio para las plazas traseras, mayor maletero y las cinco plazas homologadas, además de contar con una rueda de repuesto enterita y del mismo tamaño que las otras cuatro. Lástima que el interior parezca tan austero en comparación con el de su rival. Y no es que le falte de nada, con instrumentos muy impreciso en el guiado entre marchas, al contrario que en el Mini, cuya nueva caja de seis velocidades, muy bien escalonadas, resulta suave y cómoda, con el único pero de que la primera y la marcha atrás quedan muy cerca. El Mini sigue siendo cautivador y clusivo. La amplia posibilidad de elección de colores, combinando los de la carrocería y el techo, atraen las miradas, que excitan el ego de su conductor.


Esto no sucede igual con el modelo francés, que pasa un tanto desapercibido entre el tráfico debido a la ausencia total de elementos que le diferencien de sus hermanos. El Mini es ahora cinco centímetros más largo, debido al mayor tamaño del frontal para mejorar la protección a los peatones, los pasos de rueda traseros son algo más anchos y la línea de cintura es dos centímetros más alta. El interior es como antes: maletero de 160 litros, sólo cuatro asientos homologados y sin rueda de repuesto. Incorpora detalles más modernos y coquetos, como el arranque por botón, el enorme velocímetro situado en el centro del salpicadero, el cuentarrevoluciones situado en una esfera tras el volante y diversas palanquitas por delante de la palanca de cambios. Todo refleja un ambiente moderno y sofisticado, muy Mini.


12

Sin embargo, no nos gusta que los asientos delanteros no tengan «memoria de posición», ni el enorme velocímetro, que parece diseñado para que lo vean los pasajeros de las dos plazas traseras. Menos aún el pequeño hueco para las piernas de las plazas posteriores, ni la ausencia de rueda de repuesto, justificada por el fabricante por la monta de neumáticos «runflat», que permiten seguir circulando a velocidad moderada en caso de pinchazo. Las mayores diferencias están en el precio. Casi 6.000 euros de más para el Mini, diferencia donde ha de caber el valor de la mayor potencia, la dosis de exclusividad, las superiores prestaciones y… la pasión del placer de conducción. La razón de la puntuación final es para el Peugeot.

    1 Comentario

    glopez@popm.com.mx 24 Noviembre, 2012

    ves como si es cietrto

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba