Mercedes SLK 2008

14 Febrero, 2008, modificada el 11 Enero, 2011 por

Desde su presentación, los roadsters de la Clase SLK de Mercedes-Benz han conquistado los corazones de los amantes de los turismos deportivos. La gama de modelos para 2008 ofrece más potencia, mayor carisma y reduce el consumo.

4

Después de una profunda reestilización, que incluye el nuevo desarrollo de unos 650 componentes del vehículo, el abanico de modelos del SLK para el año 2008 se presenta más dinámico y ofrece una experiencia de conducción más intensa que hasta ahora. Entre las novedades estéticas más importantes cabe mencionar el nuevo diseño del frontal y la zaga, así como un habitáculo optimizado en numerosos detalles, como el nuevo cuadro de instrumentos y un nuevo volante deportivo de tres radios.


Otras novedades subrayan el acusado dinamismo del biplaza, como el motor deportivo V6 de altas revoluciones del SLK 350, con una potencia de 305 CV y la dirección directa disponible como equipo opcional. Todos los motores de la gama reestilizada aprovechan mejor el combustible. Por consiguiente, y pese al apreciable aumento de las prestaciones, disminuyen tanto el consumo de gasolina como las emisiones de CO2. La nueva generación del SLK estará disponible a partir de abril de 2008.


Desde su introducción en 1996, los roadsters compactos de la Clase SLK son un símbolo de la imagen dinámica de la marca Mercedes-Benz. La actual generación del biplaza deportivo, la segunda, experimenta en el año 2008 una profunda reestilización, que aumenta el valor y acentúa el carácter deportivo de la Clase SLK. Nuevos elementos dinámicos y potentes asegurarán el éxito futuro del roadster.


Entre 1996 y 2004 se vendieron 310.000 ejemplares de la primera generación del roadster compacto. Las cifras de ventas de la segunda generación, introducida en marzo de 2004, han alcanzado hasta finales del año 2007 unas 185.000 unidades, de ellas 60.000 en Alemania. Por lo tanto, la producción total del roadster SLK hasta la fecha asciende a casi medio millón de vehículos. Este éxito, también en la segunda generación, no tiene precedentes en su segmento de mercado.


El SLK abrió un nuevo capítulo en la historia de los roadsters con su techo retráctil, que lo convierte en pocos segundos en un coupé a prueba de la intemperie. La nueva generación aporta numerosos detalles que refuerzan el dinamismo y aumentan el atractivo de este biplaza descapotable.



 

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba