Mercedes SL 63 AMG, mejores prestaciones con menos peso y consumos16

Mercedes SL 63 AMG, mejores prestaciones con menos peso y consumos

22 Febrero, 2012, modificada el 9 Mayo, 2012 por

El nuevo Mercedes SL 63 AMG llega con unas prestaciones de auténtico infarto y una reducción de consumos de un 30% respecto a la generación anterior. Todo un alarde de elegancia y tecnología disponible a partir de mayo.

Mercedes SL 63 AMG, mejores prestaciones con menos peso y consumos16

Con el nuevo Mercedes SL 63 AMG se completa la gama de roadsters “prestacionales”, junto con el SLK 55 y el SLS AMG.

El nuevo SL 63 AMG se beneficia de la tecnología en aluminio aplicada en el chasis del SLS AMG, de forma que, aunque se ha aumentado su rigidez torsional empleando varios refuerzos tubulares, su peso se ha reducido en unos asombrosos 125 kg (¡casi el 8%!). Aun así, estamos hablando de un aparato que se va hasta los 1.845 kg, casi nada… y es que para sujetar 564 CV hace falta un “establo” muy robusto.

Esta nueva generación del SL 63 AMG está disponible con dos motorizaciones, ambas basadas en el V8 biturbo de 6,3 litros. La primera de ellas entrega una potencia  de 537 CV y un par motor de 800 Nm, pero, por si a alguien le parecen pocos, AMG pone a su disposición el paquete AMG Performance, que eleva estas cifras hasta los 564 CV y 900 Nm de par… más que ningún otro competidor en su segmento.

Con semejante cuadra de caballos, el SL 63 AMG es capaz de pasar de 0-100 km/h en apenas 4,2 segundos y, de 0 a 200 km/h en poco más de 12 s… Impresionante. Sin embargo, no es menos llamativo que un automóvil que puede parar el crono en esos tiempos y alcanzar los 250 km/h (autolimitado) o los 300 km/h (si se pide el paquete AMG Performance), homologue un consumo medio de 9,9 litros a los 100  km. Esto supone una reducción de más de 4 litros, o lo que es lo mismo, un 30% más austero que el modelo precedente.

Mercedes SL 63 AMG 2012 engine16
564 caballos apretados en tan poco espacio.

Para conseguir tal ahorro, el nuevo motor V8 biturbo modifica la inyección directa de gasolina (algo que le viene de casta, ya que el primer automóvil que incorporó este tipo de inyección fue el mítico “alas de gaviota” en los años 50) y reduce el peso y la fricción con una construcción completamente en aluminio. El sistema de escape, con doble salida cromada, también ha sido sometido a régimen; su peso se ha reducido, pero no el precioso sonido que emana de él.

Para que esta “caballería” no destroce con sus cascos el asfalto, AMG ha evolucionado la suspensión ABC (Active Body Control) empleada por Mercedes, aportando ese puntito que la división de altas prestaciones es capaz de crear. De esta forma, el sistema ABC evoluciona hacia el AMG Sports Suspension. Esta suspensión activa se ve complementada por nuevos elementos elásticos de deformación programada en los trenes de suspensión, así como nuevas caídas que mejoran notablemente la capacidad de giro del Mercedes SL 63 AMG.

Además de la suspensión adaptativa, la dirección asistida cuenta también con un sistema de asistencia variable que se comunica con la suspensión, haciendo el matrimonio perfecto. Según nuestras órdenes, no sólo modificamos la respuesta de los amortiguadores, sino también de la dirección.

Mercedes SL 63 AMG 201216
El cambio de 7 marchas tiene 4 leyes de funcionamiento.

El nuevo Mercedes SL 63 AMG incorpora también la caja de cambios robotizada de 7 velocidades  AMG Speedshift MCT, con 4 leyes de funcionamiento, C (busca eficiencia en los consumos), Sport, Sport + y manual.

Los frenos tienen que estar a la altura de semejante máquina y para ello incorpora unos discos de 390 y 360 mm de diámetro que necesitan unas llantas de 19″ para caber en su circunferencia.

En cuanto al equipamiento del modelo, estamos ante todo un Mercedes tope de gama. De serie ya viene con todo lo imprescindible y mucho más y, si no es suficiente, una enorme lista de opciones y posibilidades de personalización conseguirán que tengas un SL 63 AMG a tu medida.

La dotación de seguridad y la rigidez conseguida en el chasis es tan alta que este automóvil ha logrado el título de “roadster más seguro del mercado”, gracias a sus sistemas de seguridad pre-activa (se anticipa a los accidentes ajustando los asientos, cinturones, etc…), de sujeción de cuello, protección a peatones y mucho más.

Esta nueva generación del SL 63 AMG estará disponible en el mes de mayo con un precio de 157.675 € (en su versión básica). El acabado especial Edition 1 asciende a 189.269,50 €, mientras que el paquete opcional AMG Performance tiene un sobrecoste de 4.280 €.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba