*

Mercedes G 63 AMG y G 65 AMG, los 4×4 más radicales16

Mercedes G 63 AMG y G 65 AMG, los 4×4 más radicales

19 Abril, 2012, modificada el 20 Abril, 2012 por

Los Mercedes Clase G son un clásico, algo así como el Porsche 911 del mundo de los 4×4. Dos nuevas mecánicas puestas a punto por AMG son las más potentes de la historia de esta saga.

Mercedes G 63 AMG y G 65 AMG, los 4×4 más radicales16

En el mundo de los deportivos está el Porsche 911, en el de los compactos, el Volkswagen Golf, en el de los descapotables, el Mazda MX-5… Pues bien, si existe algún 4×4 que se puede considerar un “eterno adolescente”, ése es sin duda el Mercedes Clase G.

Desde su nacimiento a mediados de los años 70 ha sido uno de los mejores todo terreno del mercado. En este caso, no hablo de SUV, ni de automóviles con ciertas capacidades off road, no. El Clase G nació siendo un 4×4 en el más estricto sentido del término.

Desarrollado por la marca austríaca Steyr Puch, este automóvil se creó para motorizar al ejército alemán. El proyecto se llevó a cabo junto con Mercedes, que sería la que más provecho sacaría de su versión civil.

A lo largo de los años, sus formas apenas han sufrido cambios. Sin embargo, sus entrañas no tienen mucho que ver con los modelos iniciales. Los Clase G actuales incorporan lo último en mecánicas, electrónica, sistemas de seguridad y confort… de todo.

Sus cualidades 4×4 se han modificado únicamente por el aumento de peso que todo este equipamiento ha ido suponiendo, pero, como automóvil, es mucho mejor.

Ahora la división especialista de Mercedes, AMG, ha conseguido implantar la mecánica de  los SL 63 AMG y SL 65 AMG en este todo terreno.

El resultado es el Clase G más potente de todos los tiempos, con una potencia para el G 65 AMG de nada menos que 612 CV y un par de 1.000 Nm, capaces de dar la vuelta al refrán: “Si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma”: con semejantes cifras, no es el  vehículo lo que se mueve, si no el suelo bajo sus neumáticos.

Nuevo Mercedes G 63 AMG y G 65 AMG16
Los interiores están tan cuidados como la mecánica.

Por su parte, el Mercedes G63 AMG con el propulsor V8 de 5,5 litros entrega “sólo” 544 CV y 760 Nm de par. Suficientes también para salirnos del mapa, literalmente.

Pese a su inferior potencia, el G 63 AMG posee un sonido que supera  el del V12 de su hermano mayor. No hay nada igualable al rugido de un motor V8 de alta cilindrada respirando a pleno pulmón.

Estas potentes mecánicas irán acopladas a la caja de cambios automática de 7 relaciones 7 G-Tronic y dispondrán del casi obligado sistema de arranque y parada automático “Stop&Start” para mejorar los consumos homologados.

El chasis ha necesitado una severa puesta a punto para digerir semejante “caballería” sin atragantarse. Las suspensiones, los frenos, el tarado del ABS y del ESP han sido revisados y mejorados para casarlos a la perfección con las peculiares características de estas dos bestias.

También los interiores han recibido su dosis de modificaciones y se han personalizado para la ocasión: navegadores con pantallas táctiles de gran tamaño, sistema de asistencia de arranque en pendiente, multimedia… Todo lo que puedes encontrar en un automóvil de alta gama de ultimísima generación está presente en estos dos clásicos eternos.

Los precios de estos dos  vehículos excepcionales son:

  • Mercedes G 63 AMG    137.504.50 euros
  • Mercedes G 65 AMG    264.180 euros

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba