Mercedes CL 63 AMG

6 Noviembre, 2006, modificada el 11 Enero, 2011 por

El preparador deportivo de Mercedes ha logrado mejorar el CL con el Motor V8 6.3 de 525 CV, todo un abuso de fuerza

3

El preparador deportivo de Mercedes ha logrado mejorar el CL con el Motor V8 6.3 de 525 CV, todo un abuso de fuerza

Sólo existía una forma de mejorar el CL: ponerlo en manos de AMG. Y el preparador deportivo de Mercedes responde al reto con el motor V8 6.3 de 525 CV, todo un abuso de fuerza. Elegante, deportivo y con unas prestaciones de infarto, estará a la venta en enero.


Hace un mes probamos por las carreteras de Mallorca el nuevo CL y lo considerábamos el mejor coupé construido jamás por Mercedes. Complicada parecía su mejora, pero no imposible. AMG lo acaba de demostrar con un CL 63 prodigioso por comportamiento y mecánica. Sirva un dato a modo de presentación: pese a superar los 2.000 kg en báscula, completa la aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 4,6 segundos. Palabras mayores para un motor de 6,3 litros, ocho cilindros en V y 525 CV de potencia –18 más que todo un BMW M6, por ejemplo–. Sumamos un par motor de 64,2 mkg y lo asociamos a un cambio secuencial de siete relaciones y sólo nos quedará hundir el pie sobre el acelerador, sujetar fuerte el volante de madera –detalle poco deportivo– y sentir el placer de un empuje brutal.


Adelantar es cosa de niños, y la reserva de fuerza queda garantizada a cualquier régimen. Un propulsor de rendimiento redondo, sin fisuras y sin compasión con el surtidor –sobre todo en ciudad–. Detalle menor ante la eficacia de su chasis, retocado por AMG con una suspensión basada en el conocido sistema ABC (Active Body Con- frenadas bruscas.


3

Y cómo frena. Gracias a un nuevos sistema de pinzas dobles en las ruedas delanteras, olvida cualquier síntoma de fatiga y detiene las toneladas del conjunto sin problemas. Un conjunto de imponente silueta gracias a las elegantes y deportivas p i n c e l a d a s de AMG. Como las llantas de aleación de 19 pulgadas, como la exclusiva parrilla del radiador en cromo y negro, como los abultados pasos de rueda o como las cuatro salidas de escape que protagonizan la zaga. Todo sin perder de vista la seguridad, con el dispositivo PreSafe, el control de estabilidad y los ocho airbags de serie. También vienen de fábrica una calidad de acabado excepcional, unas plazas traseras muy habitables y un maletero de casi 500 litros. Ahora sí que parece imposible mejorar el CL.


Estandarte de fuerza
Un ejecutivo tan elegante como agresivo. Es la mejor definición para la silueta del nuevo S 63 AMG, denominación del buque insignia de la estrella tras someterse a los cuidados de la división deportiva. Bajo el capó, el mismo motor 6.3 del CL AMG, con 525 CV de potencia y 64,2 mkg de par máximo. Al volante, idénticas sensaciones de fuerza, contundencia y poder de aceleración. De hecho, iguala las prestaciones del coupé gracias a un peso muy parecido. Además de la carrocería,
las principales diferencias se observan en la presentación interior, donde el S monta asientos con distinta tapicería de cuero, volante algo más grueso y levas para el cambio frente a los botones del CL. Los equipamientos son idénticos, con una lista de opciones comandada por los interesantes sistemas Distronic Plus y frenos PreSafe. Dispone de unas plazas traseras más habitables y de un maletero que alcanza los 560 litros de capacidad. Como su hermano de tres puertas, se venderá en el mes de enero.


3


Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba