Mercedes-Benz SLS AMG Roadster: últimas pruebas

Mercedes-Benz está realizando los últimos ensayos previos a la comercialización de este descapotable de ensueño, prevista en octubre.

Lo poco que se sabe de la versión descapotable del SLS AMG hace referencia a un importante dispositivo: la capota. Ésta será de lona, no de chapa, lo que ha obligado a los diseñadores de la firma alemana a modificar las puertas de apertura vertical características del SLS cupé. También cambia, respecto al Roadster, el peso aunque muy poco ya que la diferencia entre aquél y el descapotable es de sólo 1 kilo a favor de este último. Ambas carrocerías están realizadas en aluminio.

Mercedes-Benz aclara que dicha capota de lona será de accionamiento automático y que se podrá activar en marcha, siempre que se circule a velocidades inferiores a los 50 km/h. La calidad de un elemento tan importante en un descapotable queda garantizada con la utilización de una combinación de materiales, ligeros y resistentes, como son el acero, el aluminio y el magnesio. Su resistencia se ha probado en circuito, donde se ha llegado a velocidades de 317 km/h sin que la capota se resienta. La luneta de la capota es de cristal y la parte textil está formada por tres capas aislantes. Va alojada tras los asientos tras plegarse en forma de Z con el fin de ahorrar espacio.

La mecánica utilizada en ambas versiones de carrocería es un motor V8 6.2 atmosférico de nada menos que 571 CV de potencia. La presentación internacional del Mercedes SLS AMG Roadster será en septiembre, en el Salón del Automóvil de Francfort.

Ficha

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba