Mercedes-Benz SLS

10 septiembre, 2009

Remake del legendario "Alas de gaviota" o Gullwing de los años 50, este súper coupé biplaza con motor V8 atmosférico aterriza en primavera.

El SLS, equiparable a los Aston Martin V12 Vantage y  Porsche 911 Turbo, es un nuevo súper deportivo coupé de Mercedes-Benz puesto a punto por su filial AMG. Carrocería, chasis y bastidor son de aluminio -tecnología Spaceframe-, mientras las 2 únicas puertas muestran movimiento tipo “alas de gaviota”, como el modelo de los 50 en el que se inspira. La marca señala que requieren menos espacio que las convencionales, y que pueden abrirse por completo en cualquier garaje de altura normal.


Su motor atmosférico va situado en posición central delantera. Es un 6.3 V8 con lubricación por cárter que arroja 571 CV/650 Nm. El cambio es de 7 marchas AMG Speedshift DCT con doble embrague y en disposición Transaxle -sobre el puente trasero-, y el tren de rodaje cuenta con ejes multibrazo transversales de aluminio. La distribución de pesos es del 47/53% entre los ejes delantero y trasero. Acelera de 0 a 100 Km/h en 3,8 segundos y alcanza una máxima de 317 Km/h. El consumo se cifra en 13,2 litros cada 100 km.


Su estampa reinterpreta al legendario 300 SL: desde las puertas al alargado capó, un habitáculo bajo y retrasado, una zaga muy recortada con alerón escamoteable, batalla considerable, ancha parrilla con la estrella y el listón transversal, branquias en los laterales… El habitáculo, concebido para 2 únicos ocupantes, luce rasgos aeronáuticos, con detalles como 4 toberas de ventilación ajustables que remiten a los motores de un jet. La consola luce acabado metálico mate e integra un mando AMG Drive Unit para ajustar a voluntad ciertos parámetros.


Pesa 1.620 kg a partir de una construcción que incluye un 45 % de perfiles de aluminio, un 31 % de chapa de aluminio, un 20 % de vaciado de aluminio y un 4 de acero, éste de muy alta resistencia en los montantes para garantizar la seguridad del conjunto. En esta parcela se completa con 8 airbag, entre otros.


En cuanto al motor transmite su fuerza al eje trasero a través de un túnel de transmisión Torque Tube de fibra de carbono, común al SLR, que gira a las mismas revoluciones que el motor; el coche suma autoblocante mecánico. Las ruedas se unen al chasis mediante 2 brazos transversales triangulares, como en los coches de competición. Estos, las manguetas y los soportes de las ruedas de los ejes delantero y trasero son de aluminio.


El ESP ofrece 3 modos a seleccionar por el conductor. En cuanto a los frenos, son de material compuesto en el eje delantero; en opción, pueden ser cerámicos. Calza llantas de 19 pulgadas y cubiertas 265/35 y 295/30.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba