Mercedes GLC F-CELL, el primer vehículo que combina propulsión eléctrica y pila de combustible5

Mercedes GLC F-CELL, el primer vehículo que combina propulsión eléctrica y pila de combustible

12 septiembre, 2017, modificada el 14 septiembre, 2017 por

Mercedes-Benz continúa con su apuesta por la pila de combustible, para aprovechar todo el potencial del hidrógeno como forma de almacenamiento de energía para vehículos. Ahora, Mercedes está más cerca que nunca de producir en masa vehículos alimentados por hidrógeno.

Mercedes GLC F-CELL, el primer vehículo que combina propulsión eléctrica y pila de combustible5

Entre las tecnologías alternativas de propulsión para la movilidad del futuro se encuentra la pila de combustible, una de las piedras angulares de la estrategia de Daimler. Mercedes-Benz ha desarrollado diferentes generaciones de vehículos propulsados por hidrógeno, con el objetivo de adquirir la experiencia necesaria para el desarrollo de nueva tecnologías. 300 unidades conforman el parque de vehículos con pila de combustible desarrollados por Daimler, dentro del marco de investigación de este nuevo modo de propulsión se han recorrido casi 18 millones de kilómetros.

La nueva generación de vehículos Mercedes-Benz equipados con pila de combustible se basa en el desarrollo del GLC F-CELL. Este vehículo es un modelo cercano a la producción y será presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt. Con este modelo, Mercedes combina las tecnologías de los híbridos enchufables con la de la pila de combustible. Daimler busca ponerse al frente de una tecnología que se ajusta al marco CASE: conectado, autónomo, flexible y eléctrico.

Mercedes-Benz camino de la producción

El centro de desarrollo Fuel Cell Centre of Comptence Nabern al este de Stuttgart, juega el papel principal en el desarrollo del GLC F-CELL. 200 toneladas de hidrógeno han sido utilizadas durante el desarrollo de las pruebas por parte de los investigadores de Mercedes. El único gas que emite este combustible es vapor de agua.

Los tres Mercedes-Benz Clase B que dieron la vuelta al mundo.5
Los tres Mercedes-Benz Clase B que dieron la vuelta al mundo.

El centro de ensayos de choque más moderno del mundo fue inaugurado en noviembre de 2016. Este centro admite todo tipo de ensayos con vehículos de tecnologías alternativas de propulsión, pruebas que sirven para definir, entre otros, los nuevos sistemas de asistencia. El nuevo GLC F-CELL ha sido ajustado aerodinámicamente en el Centro Tecnológico de Mercedes-Benz en Sindelfingen. En estas instalaciones pueden reproducirse todo tipo de fenómenos meteorológicos como temperaturas de menos 40 grados hasta 60 grados positivos, vientos huracanados hasta 265 km/h, precipitaciones tropicales o pesadas tormentas de nieve.

Una vez construidos los primeros vehículos aptos para la circulación, se dio comiendo a las pruebas de verano e invierno en carretera. Los diferentes vehículos fueron conducidos en diferentes localizaciones en España, Suecia y Alemania. Las pruebas de carretera también se llevaron a cabo en terrenos de la Selva Negra alemana o Sierra Nevada en nuestro país.

Seguridad prioridad de Mercedes-Benz

Mercedes-Benz tiene una experiencia dilatada, de más de 30 años, con la pila de combustible. Desde el comienzo del desarrollo de este modelo, los ingenieros se centraron en la integración de componentes relevante para garantizar la seguridad de los tanques de hidrógeno, juntas y válvulas de gas, además de los componentes de alto voltaje.

Los tanques de hidrógeno se han instalado entre los ejes del vehículo, el espacio más seguro frente a posibles colisiones, también se ha incorporado una estructura adicional que los envuelve. Si se diese el caso de una colisión, entran en juego una serie de medidas como un sistema de válvula multifase o diferentes circuitos de protección para el sistema de alta tensión. Se han realizado ensayos de choque con el GLC F-CELL que constatan el logro de los ingenieros consiguiendo un nivel de seguridad equivalente al de los vehículos convencionales.

A principios de los 80 comenzaron los desarrollos acerca de la combustión fría, para generar electricidad a través de la reacción entre el hidrógeno y el oxígeno con una pila de combustible. Mercedes-Benz tenía listo, en 1990, el primer vehículo propulsado con pila de hidrógeno, el NECAR 1. Tras este llegaron otros como el Clase A F-CELL.

Otro hito de la pila de hidrógeno, logrado por los investigadores de Mercedes, fue la vuelta al mundo con vehículos F-CELL. Tres Mercedes-Benz Clase B F-CELL rodaron durante 30.000 kilómetros recorriendo 14 países. 200 fueron los vehículos construidos con los que se completaron más de diez millones de kilómetros en manos de diferentes clientes, tuvieron la necesidad de ser repostados 36.000 veces durante el estudio. En 2015, ya se mostró el concept car F 015 Luxury in Motion con una autonomía de 1.100 kilómetros.

¡Todas las novedades del Salón del Automóvil de Frankfurt!

Te puede interesar...

Carlos Pascual

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba