Mercedes-Benz Clase G Proffesional

La versión más "pro" de la legendaria y robusta Clase G se renueva para hacerse aún más poderosa y apetecible, un excepcional vehículo válido para superar cualquier obstáculo con gran seguridad y efectividad.

Fabricada desde 1979, en conjunto por la empresa alemana Mercedes-Benz y la austriaca Steyr Daimler Puch, la Clase G ha servido para numerosos cometidos. Para uso civil, militar e incluso como “Papamóvil“. Para los cometidos más duros nació la versión Professional, englobada dentro de la gama de vehículos industriales, entre los que se encuentran los camiones todoterreno Unimog y Zetros. Se trata de un automóvil enfocado a los trabajos duros y especializado, cuyos competidores más directos son los Land Rover Defender, Santana PS-10 Anibal y, en un nivel superior, Toyota Land Cruiser.


El Clase G Professional está disponible con tres versiones de carrocería: Station Wagon -con 5 puertas y 4 plazas-, Furgón -carrocería cerrada con 3 puertas y 2 plazas- y el Chasis Cabina -cabina individual con 2 plazas y chasis libre para un carrozado específico-. Este último se puede ofrecer, además, con una superestructura de acero con plataforma de carga, cuyo piso reforzado es de madera, la pintura antideslizante y las paredes de la caja de aluminio. Como es lógico, todos llevan chasis independiente, ejes rígidos delante y detrás, y suspensiones con muelles helicoidales en las cuatro ruedas.


Como es obvio este enfoque tan “pro” hace que los G Professional pierdan algunos elementos que aportan comodidad, pero a cambio gana en practicidad con la incorporación de toma de admisión sobreelevada, filtro de combustible en el conducto de llenado o el doble sistema eléctrico de 12 ó 24 V. En opción es posible montar un capó reforzado transitable, suelo de carga en madera con argollas de sujeción, preinstalación de cabestrante, tapicería en símil cuero -impermeable- y portón trasero con apertura de dos hojas.


La mecánica es igualmente robusta y eficaz. Se trata de un V6 de 185 CV de potencia equipado con un cambio automático de 5 velocidades con reductora. Por si fuera poco dispone de tres bloqueos de diferencial con acoplamiento eléctrico capaces de ir tarados al 100% y de ser conectados en marcha. También forma parte del equipamiento de serie los frenos ABS con control electrónico de frenada, desconectable automáticamente al bloquear la caja de transferencias.


Precios:
G 300 CDI Station Wagon: 76.046,96 euros.
G 300 CDI Furgón: 63.171,69 euros.
G 300 CDI Chasis: 62.306,03 euros.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

Mercedes Clase G: un clásico de este siglo | Autocasion.com 11 abril, 2012

[…] off-road, con lo que quien lo compre debe saber muy bien el uso que le va a dar. Hablamos del nuevo Mercedes Clase G, que se presenta actualizando a conciencia el interior y manteniendo prácticamente intacta una […]

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba