Mercedes-Benz Clase E 250 CDI BlueEFFICIENCY Cabriolet Aut.

En hoyMotor probamos uno de los descapotables más cómodos del mercado. Sus 204 CV de potencia diésel, lo convierten en una opción prestacional y ahorradora a partes iguales.

Nos subimos a la última carrocería que completa la gama de la Clase E. Hablamos del Cabrio, uno de los toda la vida, con la clásica capota de lona que incorpora las nuevas líneas de diseño del resto de la gama germana y se enfrenta a modelos de igual filisofía como los Audi A5 o S5 Cabrio y Saab 9-3 Cabrio.

¿Sólo? Si nos ponemos puristas sí, ya que el resto de cabrios de las marcas premium se han convertido a la moda de los techos retráctiles, o coupés cabrio, con los BMW Serie 3 Cabrio -del que hemos probado la versión 330d-, Infiniti G37 Cabrio -no tiene más versiones que este V6 de 3.7 litros y 320 CV de potencia que también hemos conducido-, Lexus IS 250C -sólo con esta mecánica gasolina V6 de 208 CV– y Volvo C70 -sin motor intermedio que plante cara a nuestra versión protagonista-.

Interior

El habitáculo del E Cabrio es un lujo para los amantes del confort -con materiales de gran calidad, aunque de menor presencia que en modelos anteriores, y perfecto ajuste-, y no sólo en las plazas delanteras. Atrás, las 2 plazas son de verdad y, además, cómodas -la postura de la espalda apoyada en el respaldo es perfecta-. Lo que significa que estás ante todo un 4 plazas, ya que hay hueco para las piernas incluso si el conductor es alto.
Sólo tiene una pega: si pones la lona con el banco trasero ocupado, tus acompañantes recibirán un leve capón inesperado -de esos que te daban en el colegio por estar en las nubes-. ¿Y eso? Porque la luneta trasera se levanta para acoplarse sobre la tapa del hueco donde se guarda la capota, e invade por sorpresa el habitáculo. El proceso completo, ya sea de apertura o cierre, dura 20 segundos y puedes realizarlo en marcha hasta 40 km/h. El maletero tiene 300 litros de capacidad, si vas descubierto; y 90 más cubierto, cuando desplazas el estor que separa el espacio donde se aloja la lona del maletero. Eso sí, la boca de carga es ancha y cómoda.
Por los poco más de 53.300 euros que cuesta la unidad probada, de serie, incluye airbags delanteros -también laterales, de cabeza y de rodilla y pélvis para el conductor-, reposabrazos delantero y trasero, reposacabezas activos, asientos semieléctricos, sistema de alerta por cansancio para el conductor, avisador de pérdida de presión de nuemáticos, bluetooth, climatizador bizona, controller o mando selector para la pantalla de la consola central, molduras de aluminio, radioCD lector de MP3 con 8 altavoces, retrovisor interior fotosensible, galleta de repuesto, anclajes isofix, control y limitador de velocidad, conexión auxiliar en la guantera, volante multifunción y pomo del cambio en cuero napa, sensores de luz y lluvia, cristales calorífugos, sistemas de seguridad activa -ESP con ABS, ASR, BAS-, asistente de arranque en pendiente, leds en luces traseras, llantas de 17 pulgadas montadas sobre neumáticos 235/45, retrovisores exteriores abatibles eléctricamente y calefactados -el izquierdo antideslumbrante- y ordenador de viaje. El coche probado, con un precio de 63.765 euros, además sumaba paquete bixenón y antirrobo, detector de asiento infantil, sensores de aparcamiento, preequipo de teléfono móvil, cambio automático de 5 velocidades -en lugar del manual de 6 relaciones– y cargador de 6 CD’s.
Si quieres disfrutar de este coche con el mínimo de turbulencias, Mercedes-Benz ofrece en su lista de extras el sistema Aircap -por 1.000 euros más o menos, no en la unidad probada-; un deflector situado encima del marco del parabrisas, desplegable mediante un botón que, junto con el cortavientos que puedes poner entre las plazas delanteras y traseras, hará de los trayectos un verdadero placer al aire libre.

Comportamiento y Prestaciones

Lo primero que notas al volante de este cabrio es la suavidad del conjunto. Es un coche cómodo y te da igual si el resto de conductores van más fuerte que tú: la sensación de confort, impagable gracias a una calidad de rodadura excelente incluso con la llanta de 17 pulgadas –con cubiertas que no son de perfil bajo, acaba con cualquier venazo de deportividad que puedas plantearte.
Dicho esto, es normal que la suspensión sea blanda y, aunque balancea en cambios de apoyo, no se desmanda -o sobrevira– antes que cualquier otro modelo de propulsión con amortiguadores y muelles más duros y de menor recorrido, por mucho que lo exijas. Sin embargo, la agilidad no es su fuerte, ni puede llegar a serlo pesando 1.815 kg.
La dirección es cómoda, pero todo lo exacta que debe cuando exprimes toda su potencia diésel, por supuesto no es de las más inmediatas que hemos tenido entre manos. Con el cambio automático de 5 velocidades pasa algo parecido, y es mejor disfrutarlo tranquilamente siempre en la D, ya que en modo secuencial sólo tiene lucidez para reducir. Como en otros convertidores de par, manda el acelerador, asi que olvídate de una conducción deportiva en la que tú eliges el momento de insertar una marcha superior -a no ser que el tacto de tu pie derecho sea realmente fino-. ¿Estás pensando que siempre puedes levantar el pie antes de subir de marcha? Si lo haces, la transmisión no lo interpreta todo lo rápido que te gustaría.
En cuanto a prestaciones, este tetracilíndrico ofrece respuesta desde bastante abajo; aunque para sacar todo su genio hay que hundir el pie derecho, y en ocasiones hacer que reduzca dos marchas mediante el kick-down. La velocidad punta es realmente buena y la aceleración notable, todo con unos consumos bajos si te fijas en su peso y potencia -unos 8 litros durante la prueba-.
El Mercedes-Benz Clase E 250 CDI BlueEFFICIENCY Cabriolet Automático es un coche cómodo para disfrutar del paso de los kilómetros tranquilamente, junto con tus acompañantes, y sin preocuparte del gasto a pesar de su gran rendimiento mecánico.

Destacable

– Motor ahorrador y prestacional.
– Confort de marcha e insonorización.
– Plazas traseras de verdad.

Mejorable

– Agilidad.
– Cambio automático.
– Precio elevado.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba