Novedad

Mercedes AMG GT Roadster 2017

7 fotos

Ampliar

31 de octubre, 2016

Mercedes anuncia la llegada de la versión descapotable de su deportivo biplaza más prestacional y lo hace con dos motores V8, de 476 y 557 CV.

Ya se alzaban voces acerca de la necesidad de un Mercedes AMG GT descapotable, especialmente en Alemania. Y la marca de la estrella no se ha hecho más de rogar. El nuevo Mercedes AMG GT descapotable -o Roadster, como lo llaman ellos– llegará después del Salón del automóvil de París y lo hará con dos potencias, una elevada y otra, más.

Vídeo del Mercedes AMG GT Roadster

 

La gama arranca con el motor de 476 CV que se combina con una caja de caja de cambios automática de doble embrague y 7 marchas. La potencia llega a las ruedas traseras y mantiene la configuración de dos plazas que ya conocemos en su hermano, el Mercedes AMG GT.

Mercedes AMG GT descapotable y tren trasero autodireccional

La capota se pone y se quita de manera eléctrica en 8 segundos.

7 fotos

Ampliar

La versión tope de gama rinde 557 CV y cuenta con la misma caja de cambios. Hay un elemento muy importante que conviene destacar en esta versión tope de gama. Denominada Mercedes AMG GT C Roadster, tiene como elemento diferenciador algo que ya hemos visto en el Mercedes AMG GT R y es que monta tren trasero autodireccional.

Ambas potencias se extraen de un motor V8 de gasolina con 4 litros de cilindrada, dos turbos e inyección directa pero con diferentes potencias, diferentes prestaciones. Así, la versión de 476 CV alcanza 302 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 4 segundos y homologa 9,4 l/100 km de consumo medio. Por su parte, el de 557 CV, alcanza 316 km/h, acelera de 0 a 100 en 3,7 segundos y homologa nada menos que 2 litros más de consumo medio: 11,4 l/100 km.

Modo “Race”

Una de las novedades más importantes de la versión de 557 es que monta tren trasero autodireccional.

7 fotos

Ampliar

Otra diferencia importante entre ellos es que la versión más potente tiene suspensiones y diferencial trasero autoblocante electrónicos, mientras que el Mercedes AMG GT descapotable de 476 monta estos elementos mecánicos.

Ambos cuentan con diferentes modos de conducción, desde confortable a deportiva, que podemos variar con un botón en la consola central pero sólo el más potente cuenta con modo “Race” por el que el motor y la transmisión entregan lo mejor de sí mismo, deja latentes las ayudas electrónicas y ofrece la mejores prestaciones.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche