Novedad

Mercedes-AMG GLE 63 S 4MATIC Coupé: una bestia de 612 CV con etiqueta ECO

18 fotos

Ampliar

19 de febrero, 2020

El SUV coupé de Mercedes-Benz ha pasado por las manos del departamento AMG para brindarnos este AMG GLE 63 Coupé que estará disponible en dos escalones de potencia: 571 y 612 CV… ambos con etiqueta ECO.

Hablar del GLE Coupé es hacerlo, probablemente, de uno de los todocaminos más bestias de la actual gama de Mercedes-Benz. Pues bien, para acompañar a esa imagen poderosa, la firma alemana vuelve a echar mano del departamento AMG para poner en liza sus versión más potente y radical: el AMG GLE 63 S 4MATIC+ Coupé.

Te puede interesar:El Museo Mercedes-Benz contará con un aparcacoches autónomo

Animado por el motor 4.0 V8 biturbo que la firma de la estrella emplea en casi todos sus productos con sello AMG, en el caso de este GLE Coupé suma además la tecnología EQ Boost de 48 voltios que combina el arrancador y el alternador en un potente grupo, integrando un compacto motor eléctrico de 22 CV y 250 Nm entre el motor y el cambio. Sistema que no solo prometen una respuesta más espontánea al acelerador sino que le permitirá lucir en nuestro país el sello medioambiental ECO de la DGT.

Hecho más que reseñable y sorprendente para un vehículo que, atención, puede llegar a generar nada menos que 612 CV de potencia y 850 Nm de par máximo. Datos que corresponden con la versión S, mientras que los AMG GLE 63 4MATIC Coupé ‘a secas’ se han de ‘conformar’ con 571 CV y 750 Nm de par…

Independientemente de cuál elijamos, la transmisión será siempre la automática AMG Speedshift TCT 9G de nueve relaciones que reparte todo su potencial entre las cuatro ruedas gracias al sistema de tracción 4MATIC+. Con todo, estos AMG GLE 63 Coupé y AMG GLE 63 S Coupé son capaces de alcanzar los 100 km/h desde parado en tan solo 4 y 3,8 segundos, respectivamente, mientras que la velocidad máxima está limitada a 250 y 280 km/h, respectivamente. Modelos que, además, son muy eficientes y no solo por portar dicho sello, sino porque el bloque V8 biturbo también está dotado del sistema de desconexión de cilindros consiguiendo así ajustar el gasto medio hasta los 11,5 l/100 km homologados en el más potente de todos.

Mercedes-AMG GLE 63 S 4MATIC+ Coupé: sobre raíles

La puesta a punto del chasis le reporta una agilidad y una estabilidad superlativa.

18 fotos

Ampliar

Para que los casi 5 metros de AMG GLE 63 S 4MATIC+ Coupé se muevan casi con la misma agilidad que un Clase A 45 AMG, los chicos de Affalterbach han retocado lo justo la puesta a punto del vehículo. Entre algunas de sus soluciones están la implantación de serie de la suspensión neumática adaptativa, un diferencial trasero deportivo, un equipo de frenos con discos delanteros de 400 m y pinzas de seis pistones y traseros de 370 mm (en opción se ofertan los descomunales carbocerámicos), la dirección paramétrica deportiva AMG o el sistema de estabilización del balanceo.

A ello se une el DYNAMIC SELECT con un programa RACE exclusivo para la versión S y que se suma a los conocidos Comfort, Sport, Sport+, Trail y Arena o nuevos menús en el sistema de infoentretenimiento MBUX.

Hablando de diseño, como es obvio, los AMG GLE 63 Coupé y AMG GLE 63 S Coupé poseen un aspecto más agresivo al resto de hermanos de gama. Por fuera se observa una calandra cromada, paragolpes más voluminosos, llantas de 22 pulgadas (21 para el 63), difusor en negro.

El habitáculo se caracteriza por su ambiente puramente deportivo con asientos tapizados en Napa, cinturones de seguridad en gris, mandos específicos AMG, volante AMG Performance con guía en negro en su parte superior… Elementos que podrán completarse con un amplio listado de opcionales que, a buen seguro, subirán un precio de venta desconocido de momento, pero que seguramente será anunciado en pocas semanas.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche