Mercedes A 180 CDi AMG Sport: el “Clase 1”, a examen36

Mercedes A 180 CDi AMG Sport: el “Clase 1”, a examen

13 Febrero, 2013, modificada el 9 Agosto, 2017 por

El Mercedes Clase A da un giro de 180º en su última generación. Reniega de la “revolucionaria” estructura tipo sándwich y se resarce de la famosa prueba del alce con un comportamiento dinámico que enamora. El BMW Serie 1 está en su punto de mira, ¿conseguirá abatirlo? Sigue leyendo…

No valorado

Destacable

  • Comportamiento dinámico.
  • Imagen llamativa.
  • Calidad de acabados.

Mejorable

  • Espacio plazas traseras.
  • Precio.
  • Visibilidad trasera.

En 1997 fue todo un bombazo: Mercedes -Benz lanzaba al mercado su primer modelo de tracción delantera y, además, lo hacía batiendo el récord del Mini original: el primer Clase A se convertía en el automóvil con la mayor relación volumen interior/tamaño exterior. Para lograr semejante habitabilidad en un coche tan compacto, Sir Alec Issigonis había recurrido al motor delantero transversal y a meter la caja de cambios en el cárter del Mini. Mercedes prácticamente puso el propulsor en el suelo del Clase A, inventando el chasis tipo sándwich. El resultado fue un vehículo muy amplio pese a sus dimensiones contenidas, pero el coste fue un elevado centro de gravedad; los resultados en la prueba del alce aún son recordados.

Prueba Mercedes Clase A 180 CDi AMG 109 CV, Santiago de Compostela, Rubén Fidalgo36

La segunda generación del Mercedes Clase A perdió el récord de habitabilidad. Para hacerlo más estable que su predecesor, los ingenieros decidieron ampliar su plataforma y aumentaron el ancho de vías. Sin embargo, el centro de gravedad seguía siendo muy alto; el comportamiento no acababa de estar a la altura de un modelo de la marca de la estrella.

Hoy vamos a ver si, como dice el refrán, “a la tercera va la vencida” y por fin el Clase A cierra la boca a los más escépticos respecto a un Mercedes con tracción delantera. Aunque el desenlace lo irás viendo a lo largo de la prueba, te adelanto que lo único que comparte con su “abuelo” es el motor delantero transversal. Se acabó el chasis tipo sándwich, el cuerpo similar al de un monovolumen y querer batir un récord de un coche de los años 60… Aunque sí han pretendido superar al Mini actual con una imagen muy juvenil y llamativa.

El Mercedes Clase A 180 CDi en el día a día

Nada más ver las imágenes del nuevo Clase A, me pareció que había sufrido un cambio radical de planteamiento y que la marca de la estrella tenía en el punto de mira, más claro que nunca, el BMW Serie 1. Bajo, alargado, con el capó delantero muy prominente, el parabrisas “tumbado”, los hombros marcadísimos en el portón… hasta las ópticas me recuerdan a su rival germano, aunque confieso que, para mi gusto, el Clase A está más logrado (especialmente su frontal, con unos faros muy sinuosos que le dan una mirada de lo más interesante).

Prueba Mercedes Clase A 180 CDi AMG 109 CV, Arcade, Rubén Fidalgo36

Exteriormente, es un coche muy llamativo (en este caso, también influye el acabado AMG); incluso he visto cómo algunos peatones sacaban el móvil y le hacían fotos mientras estaba aparcado. Las líneas son muy agraciadas y hacen que resulte un vehículo “con presencia“.

Al entrar en su interior, esa sensación se confirma. El tacto de todo lo que toco me gusta, y la puerta al cerrar tiene ese “toque” de la marca que siempre me reconforta. Sigue sin convencerme la pantalla del sistema multimedia: pagar casi mil euros por un navegador integrado y que parezca uno de los que se pegan con ventosa o con soporte en el salpicadero me “chirría”, aunque en su defensa he de confesar que a muchos a los que he preguntado al respecto les resulta bonito por su originalidad.

Giramos la llave y el motor de origen Renault se pone en marcha de forma un poco perezosa. Estamos a 0ºC, no es que haga calor precisamente, pero hacía tiempo que no tenía esa sensación tan clara de estar intentando “despertar” un propulsor de gasóleo.

Prueba Mercedes Clase A 180 CDi AMG 109 CV, interior, Rubén Fidalgo36

La postura de conducción es casi perfecta, aunque, por mi tamaño, la pierna derecha está un poco encajonada con la consola central, lo que me obliga a subir más de lo que me gustaría el asiento.

La instrumentación es muy legible y rápidamente me hago con los mandos. Me alegra ver que la palanca que gobierna el control de crucero se sitúa más baja que la de los intermitentes, luces, limpiaparabrisas… La he confundido muchas veces con éstas en otros modelos de la marca, como en el Mercedes Clase C Coupé que probamos en Autocasion.com; esta ubicación es mucho más lógica.

Por ciudad, nos movemos con mucho desparpajo. El coche es muy ágil y sólo hay dos cosas que lo hacen algo incómodo: la dureza de la suspensión y la reducida visibilidad hacia los laterales delanteros en las intersecciones (ojo con los peatones al incorporarnos a una calle perpendicular), debido a los marcos del parabrisas y a lo inclinado de éste.

Prueba Mercedes Clase A 180 CDi AMG 109 CV, Santiago de Compostela, Rubén Fidalgo36

Los consumos se mantienen en cifras que rondan los 5,8- 6 litros/100 km, no está mal. La dirección asistida es una gozada para maniobrar gracias a su rapidez y a su recortado radio de giro.

Una vez en carretera abierta, apetece perderse por una vía secundaria en busca de curvas. Todo en este coche invita a ello: su estética, la postura de conducción, el tacto del volante… así que enfilamos un puerto de montaña con decisión y ganas.

Las curvas son una delicia: el coche entra en ellas sin demasiado retraso; se nota que los ingenieros han reducido al mínimo el peso por delante del eje delantero, algo que constato al abrir el capó y ver los soportes tubulares de aluminio para los faros y el frontal de este Mercedes.

El eje trasero es juguetón si lo provocamos: mientras no lo hagamos, irá perfectamente “anclado” al suelo; si estamos retozones, puede ser muy divertido… Si no sabemos bien lo que estamos haciendo con los pedales, debemos tener cuidado, aunque el ESP actúa con decisión.

La verdad es que me está gustando mucho cómo se comporta el nuevo Mercedes Clase A. La dirección es casi perfecta: apenas hay que mover las manos sobre el volante, muy pocas curvas necesitan preparación y su asistencia transmite la información necesaria, nada más.

Prueba Mercedes Clase A 180 CDi AMG 109 CV, interior, Rubén Fidalgo36

En autovía, el coche tiene un aplomo notable y resulta cómodo. Los asientos son confortables y la suspensión, aunque dura, filtra bien las irregularidades. Da gusto viajar en él… si vas en las plazas delanteras. Los pasajeros de la segunda fila estarán un poco justos de espacio. Yo, con 1,85m de estatura, tengo que tener mucho cuidado para acceder al asiento trasero: debido a la pronunciada caída de la puerta posterior, es fácil darse un coscorrón al entrar.

Si delante va un conductor de más de 1,75 m de altura, no dejará sitio para las piernas tras él… Claramente, el parabrisas tan tumbado y el agresivo capó alargado pasan factura en el interior.

El Mercedes Clase A 180 CDi, en el circuito de A Pastoriza

La famosa “prueba del alce” del primer Mercedes Clase A tuvo una consecuencia muy positiva: la marca incorporó el sistema ESP de serie en todos sus modelos, abriendo las puertas para que el resto de automovilísticas siguiera su camino. Este hito ha logrado evitar muchos accidentes y ha salvado vidas.

En los cursos de conducción segura de PTC Escuela hemos dado clases con algunos Mercedes Clase A de generaciones anteriores: aunque contaban con ESP, eran coches muy delicados. Tenía muchas ganas de ver lo que había aprendido la marca de su experiencia con su único modelo de tracción delantera (junto con el Mercedes Clase B, por supuesto) y comprobar hasta qué punto estaba justificado el abandono de la plataforma tipo sándwich -y perdido con ello la famosa relación habitabilidad/tamaño que ésta le otorgaba-.

Ya desde que uno se sienta en el nuevo Clase A tiene la sensación de estar en un coche radicalmente distinto a sus antecesores, pero en la pista esa diferencia es aún más acusada. La dirección tiene un tacto excelente y es rapidísima, los asientos nos sujetan a la perfección y aunque 109 CV no dan para muchas “alegrías”, un mal chasis (sobre todo, en el estado en el que estaba la pista, casi inundada), habría salido a relucir en la primera curva. No ha sido el caso, en absoluto.

Vídeo de la prueba del Mercedes A 180 CDi en la pista

Lo primero que he de decir es que se nota cuando las cosas se hacen bien. Las ruedas que montaba la unidad de pruebas son una auténtica locura en un coche de sólo 109 CV, pero esta vez se ha escogido una suspensión acorde con la medida del neumático. Lógicamente, el resultado es un coche algo incómodo para pasar por las bandas sonoras y baches, pero que tiene un paso por curva y una estabilidad que te hacen sonreír más que cuando ves que la vecina guapa del sexto quiere ser tu amiga en Facebook.

Prueba Mercedes Clase A 180 CDi AMG 109 CV, A Pastoriza, Rubén Fidalgo36

El nuevo Mercedes Clase A va “de cine” en lo que se refiere a comportamiento dinámico. Es como una tabla, se recompone al instante en los cambios de apoyo, la trasera viene en nuestra ayuda si somos ágiles con los pedales y frena de maravilla.

El único “pero” lo encuentro en el selector del cambio, no por su tacto (que no me desagrada), sino por la forma en la que entra la marcha atrás. Para desbloquearla, basta con tirar levemente de la palanca hacia arriba, la R queda entonces a la izquierda de la segunda. Cuando estás realizando una conducción deportiva y pasas algo rápido de tercera a segunda, es fácil tirar con cierto ímpetu de la palanca, liberar el bloqueo y… mejor no sueltes el pie del embrague si te ha dado la sensación de mover la palanca un centímetro más hacia la izquierda de lo normal.

Con unas condiciones climatológicas absolutamente adversas es imposible realizar una maniobra de esquiva en la que el coche pueda llegar a volcar, ya que el límite de adherencia es tan bajo que es más fácil perder la trayectoria y derrapar que levantar las ruedas. Aun así, las sensaciones que transmite este coche están a años luz de las de su predecesor.

La seguridad activa de este chasis es una maravilla; tanto es así que, pese a tratarse de una versión de poca potencia, el nuevo Mercedes Clase A me ha parecido uno de los automóviles de tracción delantera más divertidos que hay en el mercado, justo en el polo opuesto a lo que recordaba de su predecesor.

Conclusión

En mi opinión, el cambio de concepto del nuevo Clase A es acertado. Para quienes necesiten un coche con un enfoque más familiar, tirando hacia el monovolumen, ya está el Clase B, así que el hueco está cubierto.

Prueba Mercedes Clase A 180 CDi AMG 109 CV, Santiago de Compostela, Rubén Fidalgo36

La marca ha abierto la puerta a un tipo de comprador que busca un diseño más juvenil y desenfadado. Ha logrado un diseño muy llamativo, la gente se para mirar el Clase A e incluso fotografiarlo. El kit AMG Sport le sienta de maravilla y por su precio (menos de 2.000 euros) es casi obligado hacerse con él.

Este coche está muy bien rematado y es muy divertido de conducir; te sientes arropado por unos materiales ajustados y de calidad. Nada más poner las manos en el volante, te das cuenta de que estás a bordo de un vehículo superior a la media, pero pagar casi 34.000 euros por esta unidad, con un motor 1.5 dCi de 109 CV, me parece excesivo a todas luces… Aunque éstas sean bi-xenón.

Resumiendo: si buscas un coche llamativo, bien hecho, elegante -pero a la vez agresivo- y que te ponga una sonrisa en la cara de vez en cuando, ya puedes ir ahorrando, porque es una gozada conducir este Mercedes y poder deleitarse mirándolo mientras te alejas después de aparcarlo. Eso sí, procura que tus amigos no sean muy altos, ni tus hijos, muy grandes: el espacio de las plazas traseras es justito.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Mercedes Clase A, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Mercedes Clase A puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

3 Comentarios

Rubén Fidalgo 13 Febrero, 2013

No me cabe duda de que es un coche bonito y bueno… pero la tercera b está muy lejos de poder aplicársele. El precio me parece elevado aunque el coche sea un mercedes.

José Luis Castillejo 13 Febrero, 2013

Sin duda es el más bonito de sus rivales, pero creo que en cuanto pase la novedad se quedará como el tercero en la lucha. A no ser que hagan algo con el precio…

Rubén Fidalgo 13 Febrero, 2013

Cierto

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba