Mazda3 1.6 CRTD

24 Noviembre, 2010, modificada el 24 Agosto, 2017 por

En primavera llega el nuevo diésel básico, superando ya la norma Euro5 de emisiones contaminantes. Sus 115 CV de potencia, menos rumorosos, ofrecen prestaciones suficientes a consumos realmente bajos.

19

La mecánica diésel de acceso a la gama compacta de Mazda gana potencia y respuesta, reduciendo consumos y emisiones para cumplir con la famosa norma Euro5 -superada ya por la mayoría de nuevos modelos-. Así el 3 1.6 CRTD se pone a la altura de las versiones de gasóleo más modestas de su competencia, formada por los Citroën C4, Fiat Bravo, Ford Focus, Honda Civic, Hyundai i30U, Kia cee“d, Opel Astra, Peugeot 308, Renault Mégane, Seat León, Toyota Auris y Volkswagen Golf.

Estéticamente no hay cambios, y tampoco en su habitáculo. La gama de este 115 CV, asociado a un cambio manual de 6 velocidades, que rinde 270 Nm entre 1.750 y 2.700 rpm, ronda los 190 km/h de punta y acelera de 0 a 100 km/h en 11 segundos -con unos consumos de 5,3 litros en ciudad, 3,9 en carretera y 4,4 en ciclo combinado, y unas emisiones de 117 gr/km, todos a los 100 km-, esta formada por cuatro acabados.

Empieza con el Active que monta ABS, asistente a la frenada de emergencia, distribución de la fuerza de frenado, controles de estabilidad y tracción, airbags delanteros -también laterales- y de cortina, aire acondicionado, radioCD lector de MP3 con conexión auxiliar cuatro altavoces, elevalunas eléctricos delanteros, retrovisores eléctricos, ordenador de a bordo, pantalla multifunción, llantas de acero de 15 pulgadas y filtro de partículas sin mantenimiento.

El equipamiento Style añade al anterior el volante y el pomo del cambio de cuero, espejos plegables eléctricamente y llantas de aleación de 16 pulgadas. En un escalón superior está la versión Style Comfort con climatizador bizona, sensores de luces y lluvia, retrovisor interior fotosensible, seis altavoces, faros antiniebla y elevalunas eléctricos traseros. Por último el Style+ suma a todos los anteriores control de crucero, sensores de aparcamiento traseros, navegador y llantas de 17 pulgadas. En opción puedes optar por la pintura metalizada con un sobreprecio de 400 euros, y por 575 euros más amplías la garantía de 3 a 5 años.

Durante la prueba de conducción que pudimos hacer por carrerteras francesas, notamos un conjunto más refinado que su antecesor de 109 CV con unas recuperaciones buenas y unas prestaciones suficientes para estos tiempos, que no deslucen un conjunto ágil y equilibrado, como es el del Mazda3.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba