*

Mazda2 1.3 Style 5 puertas: suavidad urbana25

Mazda2 1.3 Style 5 puertas: suavidad urbana

24 Enero, 2012, modificada el 25 Enero, 2012 por

La última versión del Mazda2, concretamente la equipada con el motor de gasolina 1.3 de 75 CV, tiene un objetivo claro: ser un vehículo eficaz en la ciudad. ¿Lo consigue? Sí, aunque con ciertas reservas. Vamos a dar un repaso completo a este urbano japonés cuya acertada estética lo convierte en un coche apetecible.

No valorado

Destacable

  • Tacto de la palanca de cambios.
  • Confort en marcha.
  • Tacto de los frenos.

Mejorable

  • Consumo de combustible.
  • Estabilidad en curva a alta velocidad.
  • Tamaño de la guantera.

Con la crisis económica que estamos viviendo, el segmento de los utilitarios urbanos cobra cada vez más fuerza. Vehículos pequeños, económicos, útiles en las grandes ciudades y que se defienden más que decentemente en carretera. Con estas premisas y  una feroz competencia a la que enfrentarse llega a nuestras manos el Mazda2. Concretamente, la versión equipada con el motor de gasolina de 1,3 litros y 75 CV de potencia, cuyo precio sin descuentos es de 13.200 euros.

Debido a la concepción de sus suspensiones, el Mazda 2 sufre un poco cuando ha de afrontar carreteras reviradas.25
Debido a la concepción de sus suspensiones, el Mazda 2 sufre un poco cuando ha de afrontar carreteras reviradas. Foto: Jordi Villanueva.

El fabricante japonés anuncia un par máximo para esta mecánica de 119 Nm, que se entrega a 3.500 rpm. No obstante, la potencia pasa al asfalto de forma muy lineal en todo el rango de revoluciones del propulsor, a excepción del último tramo del mismo, en el que ya le cuesta más. Aunque bien es cierto que será una zona del motor que apenas se utilice, dado el carácter del vehículo.

A la hora de conducir por la ciudad, sus prestaciones son más que suficientes para no presentar queja alguna, a excepción del consumo de combustible real. Las cifras oficiales hablan de 5,1 litros cada 100 kilómetros en ciclo combinado y 119 gramos de CO2 por kilómetro, aunque durante la prueba, el gasto de carburante no bajó de 7,5 litros a los 100 kilómetros en ningún momento, realizando una conducción convencional.

También destaca el tacto de la caja de cambios de 5 velocidades, suave y directo, si bien la posición de la palanca es algo a lo que tendrás que acostumbrarte.. En el Mazda2, se ubica en una posición más adelantada y alta que en otros utilitarios urbanos, al estilo de una furgoneta. Este rasgo, insisto, no es ni mejor, ni peor, simplemente algo a lo que hay que habituarse.

El tacto de los frenos del Mazda 2 es muy agradable, con una respuesta firme en cualquier circunstancia.25
El tacto de los frenos del Mazda 2 es muy agradable, con una respuesta firme en cualquier circunstancia. Foto: Jordi Villanueva.

Todo por el confort

El carácter urbano del Mazda2 queda reflejado claramente en su comportamiento dinámico. El reglaje del conjunto formado por las suspensiones y la amortiguación da como resultado un coche muy blando, ideal para fomentar la comodidad en nuestros trayectos por la ciudad, donde la mayoría de las irregularidades del asfalto serán meras anécdotas.

Sin embargo, esta apuesta se vuelve en contra del modelo cuando tiene que enfrentarse a trayectos por autopistas o, especialmente, carreteras reviradas. Su excesivo balanceo en las curvas crea una cierta sensación de inseguridad en el conductor, haciendo necesario en algunas ocasiones el realizar más correcciones de las deseadas durante algunos virajes.

Interiormente también se ha tenido en cuenta, por encima de todo, la comodidad del usuario. Los asientos, especialmente los delanteros, recogen de una forma bastante efectiva al ocupante. Además, su grado de firmeza ayuda a que notemos aún menos en nuestro cuerpo las irregularidades del asfalto.

Sobriedad es la palabra que mejor podría definir el interior del Mazda 2.25
Sobriedad es la palabra que mejor podría definir el interior del Mazda 2. Foto: Jordi Villanueva

Equipamiento: de todo, sin sobrarle nada

Una vez que te sientas en el interior del Mazda2, lo primero que notas es la sobriedad. No obstante, enseguida te das cuenta de que, a pesar de no haber arriesgado en el diseño, no falta de nada, siendo la distribución de todos y cada uno de los elementos más que acertada.

El cuadro de mandos se distribuye en tres zonas, dos de ellas analógicas (velocímetro y cuentarrevoluciones) y una digital, en la que  podemos ver la cantidad de combustible que  queda en el depósito, los kilómetros del coche y el consumo medio. No aparece la temperatura exacta del agua, elemento que ha sido sustituido por un pequeño símbolo dentro de la zona digital cuya luz azul se apaga en el momento que el motor ha cogido los grados adecuados de funcionamiento.

A la  derecha encontrarás una consola central protagonizada por la radio y el lector de CD (con MP3), cuyo manejo, que puede realizarse también desde unos botones situados en el radio izquierdo del volante, resulta muy intuitivo. Justo debajo hay tres ruletas para manipular fácilmente el sistema de aire acondicionado. Con éstas se puede regular la temperatura del aire, su intensidad y las zonas por donde deseamos que actúe.

Si miras al lado contrario, sobre la puerta del conductor aparecen los elevalunas eléctricos y el configurador de posición de los espejos retrovisores, que se pueden abatir de forma electrónica a través de un botón situado en esta misma zona. También en la izquierda, aunque en una posición cercana a los pedales, aparece el tirador que te permite abrir el depósito de gasolina, que lleva un segundo sistema de seguridad con una tapa enroscada.

Por otra parte, la zona trasera cuenta con capacidad para tres ocupantes, aunque lo cierto es que para evitar apreturas no deberían viajar más de dos personasen las banquetas posteriores. Estos asientos son totalmente abatibles, con lo que la capacidad inicial del maletero, de 250 litros (cifra intermedia respecto a otros rivales), crece hasta 787.

El Mazda 2 es una buena opción para el conductor joven.25
El Mazda 2 es una buena opción para el conductor joven. Foto: Jordi Villanueva

¿Será tu próximo coche?

Si buscas un pequeño utilitario que vaya a vivir la mayor parte del tiempo en la ciudad, el Mazda2 puede ser una gran opción. Además, su diseño exterior da como resultado un coche con un toque deportivo y desenfadado que también lo hace ideal para jóvenes conductores. Sin embargo, las cifras de consumo real de esta mecánica están bastante próximas a las de la variante de 1,5 litros y 102 CV, que mejora las prestaciones de la 1.3 Style que aquí analizamos, especialmente en carretera.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Mazda2, pero quizás con otra motorización o acabado que la que hemos probado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Mazda2 puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Asimismo, puedes buscar las ofertas que hay en la sección de Coches de Ocasión para el Mazda2.

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba