Mazda: tecnología a la última

2 noviembre, 2009, modificada el 24 enero, 2011 por

Mazda se ha embarcado en una aguerrida política medioambientalmente sostenible que tocará a todos sus modelos. Estas son algunas de sus propuestas.

4

Entre los dispositivos que ultima el fabricante nipón figura, en primer lugar, el de corte del ralenti denominado i-stop, que apaga automáticamente el motor cuando el vehículo se detiene momentáneamente. Este sistema reduce el de un 8 a un 10% el consumo. Desde comienzos de 2009 Mazda lo instala en los nuevos Axela (Mazda3) y Biante.


Otra iniciativa es el freno regenerativo. Esta tecnología transforma la energía cinética en electricidad para cargar la batería cuando el vehículo frena y decelera. Aunque la eficacia del sistema varía en función del uso que se dé a la electricidad regenerada, se calcula que el consumo de combustible se reduce entre un 1-2% y un 5%, puede que incluso más.

Una tercea idea es el Skytech, cadenas cinemáticas de última generación que se concretas en un motor de gasolina de última generación SKY-G; en un diésel de nueva hornada SKY-D; y en una novedosa transmisión automática SKY-Drive. Unos y otros persiguen una combustión ideal, mientras que la meta de la transmisión automática SKY-Drive consiste en reducir las pérdidas por resistencia mecánica.


Mazda ahonda en el desarrollo del motor de combustión interna incrementando la eficiencia térmica para aquilatar el consumo y ganar prestaciones. En este sentido persigue optmizar pérdidas en la refrigeración, los gases de escape, el bombeo y la fricción mecánica. La clave es acercarse en lo posible a los valores ideales en la relación de compresión, la duración de la combustión, la sincronización de la combustión, la relación de calor específica, el volumen de admisión efectivo, la carga y el coeficiente de fricción. Y todo trabajando en la inyección directa y la pulverización de la mezcla.


Así, el motor de gasolina de 4 cilindros e inyección directa SKY-G eleva la relación de expansión y mejora el consumo. Aún en desarrollo, este 2.0 reducirá el consumo aproximadamente en un 15% respecto al gasolina 2.0 convencional, cifra en línea con el actual diésel 2.2. Las prestaciones y el par aumentan cerca del 15%. Simultáneamente, el catalizador de nanotecnología simple acoplado reducirá radicalmente el empleo de metales preciosos, aumentando eficiencia y durabilidad.


Sobre el diésel SKY-D, reduce el consumo un 20% y ofrece una suave entrega de potencia incluso a elevadas revoluciones. Este motor reduce de forma apreciable las emisiones NOx y de hollín, mejorando el consumo. Para ello optimiza la sincronización de la combustión y la carga, y de nuevo reduce fricciones internas. En el bloque SKY-D la combustión ideal se completa antes con una mezcla homogénea de aire y combustible.


Por lo que toca a la novedosa transmisión automática de 6 velocidades, permite una reducción del consumo de aproximadamente un 5%, y también un tacto más directo y deportivo. Mantiene el bloqueo activo aproximadamente el 80% del tiempo, con una resistencia menor respecto a la actual transmisión automática de 5 marchas.


Otra novedad de interés expuesta por la marca en el reciente Salón de Tokyo es el concept car Kiyora, un estudion urbano compacto que sintetiza las tecnologías expuestas: motor de inyección directa 1.3 SKY-G, consumo de 32 km/l -reducción del 30%-, caja Sky-Drive, i-stop y frenado regenerativo.


En su desarrollo, el equipo de Estrategia de Producto Avanzada (APS) de Mazda Motor Europe realizó un análisis del segmento europeo de urbanos, coches divertidos, fáciles de aparcar y usar, con bajos costes de mantenimiento y pocas emisiones. Para contener su peso aplica tecnología CAE con materiales ligeros como aluminio o una espuma de resina especial en elementos interiores como el panel de instrumentos, el capó, el portón trasero y otras secciones del chasis.

Con 3 puertas, su longitud –3.770 mm– es 10 cm más corta que la del Demio, mientras que su silueta cruza líneas suaves y elegantes, llantas de 18 pulgadas y voladizos mínimos. El techo es transparente con paneles solares, y aplica mecanismos de control del flujo de aire en los bajos y un alerón de techo trasero que optimizan la aerodinámica. Su tonalidad es azul verdosa con puertas transparentes de plástico. Dentro exhibe 2+2 plazas y formas onduladas y fluctuantes, con un acabado en el panel de instrumentos y las puertas de suave revestimiento y metal ligero.


El Kiyora anuncia una drástica reducción en el peso de los modelos que se comercialicen a partir de 2011, con una tara 100 kg inferior a los actuales para llegar a una merma en la demanda de combustible del 30% en 2015. La marca quiere además que en 2016 sus modelos pesen otros 100 kg -o más- menos. Para elloMazda ha puesto en marcha un ambicioso programa de búsqueda de la estructura ideal, desarrollo nuevas técnicas de proceso que procuren materiales de sustitución. De momento, la combinación del motor SKY-G con la caja automático secuencial SKY-Drive procura un consumo equivalente al de los modelos actuales del segmento inferior. Los diésel de última generación también permitirán rebajar el peso y mejorar la aerodinámica, lo que debe garantizar al 6 el gasto del 2.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba