Mazda en Frankfurt

20 Agosto, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

Además de un inédito catalizador selectivo previsto para el CX-7 de gasóleo, la marca acude a Frankfurt con un ensayo ultra ligero del MX-5.

6

Mazda lleva a su stand del 63º IAA de Frankfurt un show car superligero sobre la base del roadster MX-5. Se trata del Superlight Version, diseñado en el estudio de Mazda en Oberursel (Alemania) y caracterizado por la aplicación de una tecnología, llamada por la marca “estrategia del gramo”, encaminada a reducir la tara para mejorar prestaciones, dinámica, consumo y emisiones. Su diseño exterior es muy radical, sin parabrisas y con una soprendente tonalidad nacarada, y se completa con un chasis más deportivo afinado para ofrecer mayor diversión de conducción.


Otra novedad será el CX-7 turbodiésel, que en octubre aterriza en los comercios españoles y que en la muestra germana estrena un convertidor catalítico selectivo o SCR -véase diágrama en la galería de imágenes adjunta-. Este dispositivo, exclusivamente destinado a los mercados europeos, se combina con el propulsor de nueva generación MZR-CD de 2,2 litros y permite al todocamino japonés superar la normativa de emisiones EU 5.

Su peculiaridad reside en la purificación de los gases de escape añadiendo AdBlue procedente de un depósito suplementario situado bajo el compartimento de carga. Esta solución, equiparable a la que otros fabricantes como Mercedes-Benz han comenzado a aplicar -también en su gama SUV-, implica la pulverización de AdBlue directamente sobre el flujo de los gases de escape, antes de entrar en el catalizador, lo que provoca una reacción química en la que el AdBlue -recordemos que se trata de una solución acuosa con base de urea– conviete aproximadamente el 40% del NOx en nitrógeno.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba