Mazda en el Salón de Moscú

1 Septiembre, 2008, modificada el 11 Enero, 2011 por

Mazda Motor Corporation llega a la cita rusa con su más reciente estrategia entre manos: “Zoom-Zoom sostenible”. Dicha filosofía se centra en la producción de vehículos que combinan la emocionante conducción de Mazda con las últimas tecnologías medioambientales y de seguridad.

4

Mazda Motor Corporation llega a la cita rusa con su más reciente estrategia entre manos: “Zoom-Zoom sostenible”. Dicha filosofía se centra en la producción de vehículos que combinan la emocionante conducción de Mazda con las últimas tecnologías medioambientales y de seguridad. 


En base a estas  ideas presenta el concept Kazamai demostrando que en un futuro próximo podría ofrecer un nuevo vehículo con una imagen atractiva y una conducción divertida. Este modelo responde a la creciente popularidad de los SUV en Rusia y representa un anticipo del futuro de los todocamino compactos de la marca japonesa.


Kazamai significa “remolinos de aire” en japonés, y expresa el carácter potente y ágil del modelo nipón. Sus 4.520 mm de largo y sus 1.930 mm de ancho lo hacen un poco más grande que un Mazda3, dando cabida a la comodidad y funcionalidad características de los SUV. Además, dado que sólo mide 1.500 mm de alto, luce una línea del techo plana de prominentes voladizos traseros, con un aire de coupé deportivo que promete diversión al volante.


El habitáculo es como el de un verdadero deportivo, aunque cuatro pasajeros viajan con toda la comodidad y funcionalidad propias de un SUV compacto. El diseño del cuadro de mandos permite una excelente visibilidad y un fácil manejo de sus elementos.


La carrocería incorpora unos paragolpes sobredimensionados, un capó más bajo en la parte central que en los laterales y llantas de 22 pulgadas, montadas en neumáticos de 265 mm de sección, que realzan su robustez. La parrilla de cinco puntas se encuentra integrada en la carrocería, creando una imagen limpia que proporciona al vehículo unas características aerodinámicas excelentes. Las minimizadas tomas de aire mejoran todavía más la aerodinámica. Los paneles de los estribos laterales, unidos a la cubierta de los faros traseros, también ayudan a controlar el flujo del viento y a reducir todavía más la resistencia. En este sentido la marca también se ha puesto las pilas para aligerar el conjunto con materiales ligeros como el aluminio y nuevas tecnologías de procesamiento y unión. De esta forma el peso del vehículo baja 100 Kg con respecto a modelos similares, y además de mejorar el comportamiento, se reduce el consumo un 30% y las emisiones de dióxido de carbono es inferior a la de modelos actuales.


Para ello el Kazamai está animado por un motor de última generación, con inyección directa de gasolina y 2,0 litros de cilindrada que ofrece un equilibrio perfecto entre conducción deportiva y un buen comportamiento medioambiental. Dicha mecánica DISI es similar a la del actual Mazda CX-7, con avanzadas tecnologías para minimizar las pérdidas de energía y mejorar en gran medida la eficiencia térmica. El motor 2.0 DISI de gasolina de última generación cuenta con tecnología de control de la combustión y control de válvulas que da como resultado un potente par en todo el rango de revoluciones, con una respuesta excelente y un ahorro de combustible superior. Un catalizador de última generación garantiza además un nivel de emisiones muy bajo. Este motor va acoplado a una ligera y compacta transmisión automática con 6 velocidades de rápida respuesta que ofrece la sensación de control de una caja de cambios manual. El mecanismo cuenta además con tracción a las cuatro ruedas, lo que ofrece un control superior.


Entre los elementos de seguridad incluye sistema de control de estabilidad de rodadura, el control del ángulo muerto para facilitar el cambio de carril, un sistema de seguridad precolisión y el avanzado control de estabilidad dinámico (DSC) como ayuda a la conducción. Además, para cumplir los requisitos de seguridad para los peatones del futuro, sus paragolpes se han fabricado con plástico blando y su capó cuenta con un diseño “shock-cone” que absorbe la energía de los impactos de forma eficaz. Además dispone de un sistema de seguridad personal a bordo que controla la zona de alrededor y de dentro del vehículo, y cuenta con una alerta automática que informa al conductor en caso de emergencia, protegiéndole a él y a los ocupantes.


Junto con este concept, Mazda llevará el CX-9 a Moscú. Lanzado en 2007 en Estados Unidos y elogiado por su calidad, espacio y flexibilidad, el secreto de su éxito es un equipamiento excepcional. El CX-9 combina un aspecto atractivo, espacio para transportar hasta 6 pasajeros de una forma muy confortable, una conducción divertida y una serie interminable de equipamiento que incluye un nuevo motor V6 de 3.7 litros acoplado a una transmisión automática de 6 velocidades con modo secuencial y un sistema de tracción total con reparto activo de par que garantiza un magnífico control sobre todo tipo de firmes.


El Mazda CX-9 ofrece un alto grado de atractivo emocional. Esto se debe al perfil que forman su parabrisas de ángulo plano, las estrechas y delgadas lunas, los amplios paragolpes y la elevada línea de la cintura. El frontal pone de relieve su potencia y la calidad de su construcción con un prominente paragolpes, en el que se integran unos faros con bordes plateados y un musculoso capó. El diseño de la trasera incorpora un voluminoso paragolpes que aporta estabilidad y resistencia al vehículo. A todo lo anterior se han añadido algunos toques deportivos, como el alerón del techo, el doble tubo de escape trapezoidal, y llantas de aleación de 10 radios y 20 pulgadas. Pequeños detalles, como las molduras plateadas de los faros, el cromo de las barras de la parrilla y la zona de admisión del frontal, o los intermitentes giratorios en los retrovisores exteriores opcionales.


En el interior del Mazda CX-9 se ha aprovechado todo el potencial de su tamaño: 5.089 mm de longitud, 1.936 mm de anchura y 1.728 mm de altura ofrecen la amplitud de un SUV con acabados y materiales de alta calidad. El habitáculo está disponible en dos tonos: negro o color arena. Además ofrece una larga lista de elementos de serie y multitud de opciones como la calefacción y el aire acondicionado trizona; un sistema de audio de alta calidad BOSE con 10 altavoces, sonido envolvente Centerpoint y compensación de ruido AudioPilot; y un avanzado sistema de acceso y arranque sin llave que permite desbloquear las cuatro puertas automáticamente desde el exterior. La tarjeta también acciona el portón trasero eléctrico.


El capó del CX-9 esconde el nuevo motor de gasolina MZI V6 de 3.7 litros que desarrolla 273 CV de potencia máxima a 6.250 rpm, y un importante par de 366 Nm a 4.250 rpm. El propulsor más potente de la gama Mazda. Ofrece cambios de marchas más cortos e incorpora avanzadas tecnologías que combinan de forma óptima prestaciones y un consumo aceptable.


La tracción total con reparto activo de par es uno de los principales factores que inciden en el comportamiento predecible del CX-9 que ofrece un excelente control sobre todo tipo de terrenos.


Basado en el sistema que emplea el CX-7, analiza las condiciones de la carretera, las condiciones de funcionamiento del ABS y el DSC, la velocidad de las ruedas y el funcionamiento del motor para optimizar el par entre los ejes delantero y trasero entre 100:0 y 50:50. Teniendo en cuenta todos estos factores, el sistema selecciona automáticamente el modo para nieve o el modo normal, y el par se distribuye entre las ruedas delanteras y traseras a través de la unidad de acoplamiento. El resultado es una tracción optimizada.


Para aumentar aún más la seguridad a la tracción 4×4 inteligente se unen los discos de freno ventilados de grandes dimensiones en las ruedas delanteras y traseras de 320 mm y 325 mm respectivamente, asociados al sistema de control de estabilidad de rodadura (RSC), el ABS, la asistencia al frenado (EBA), la distribución de la fuerza de frenado (EBD) y el DSC. La carrocería del CX-9 constituye la base de su sistema de seguridad pasiva. Los componentes de acero de alta resistencia y gran sección dispersan la energía de los impactos, evitando que llegue a los pasajeros, y minimizan la deformación de la carrocería en caso de colisión. Los pasajeros también disfrutan de protección adicional gracias a los airbags delanteros, laterales y de cortina de las tres filas de asientos, a los cinturones de tres puntos con pretensores y limitadores de esfuerzo de las plazas delanteras y al diseño especial de los reposacabezas de los asientos delanteros, que ayuda a reducir las lesiones cervicales en caso de colisión trasera.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba