Mazda 3 CRTD 143 cv

18 Octubre, 2007, modificada el 24 Enero, 2011 por

El Mazda 3 tiene en esta versión su máximo exponente, es un coche amplio, potente y práctico con un diseño y un precio muy atractivos

7

La firma japonesa Mazda oferta en el segmento de los compactos un modelo especialmente interesante, el Mazda 3 CRTD de 143cv. Se trata de un coche amplio, práctico y atractivo que ahora dispone de un propulsor de buenas prestaciones, de un chásiis rígido y un interior amplio. Una gran combinación que se ve reforzada por el precio del coche, un apartado muchas veces decisivo en el que el Mazda 3 destaca.

Es cierto que algunos ajustes del interior o la calidad de los materiales no llegan a estar a la altura de los ’gallos’ de su categoría, pero su equipamiento puede incluir todo lo necesario: desde faros de xenon, sensor de lluvia o encendido automático del alumbrado (de serie en el acabado Sportive), hasta navegador , asientos de cuero o enciendido sin llave. En cualquier caso, el buen comportamiento general del bastidor y el motor 2.0 CRTD de origen Ford, con 143cv son sus principales virtudes.

  • En marcha



  • Prestaciones



  • Interior y maletero



En marcha

En carretera el Mazda 3 CRTD se manifiesta como un excelente rodador. A pesar de sus dimensiones (4415mm/1755mm/1465mm), es el más voluminoso de su segmento, se revela como un coche coche con buenas cualidades diámicas. El chasis del Mazda 3 CRTD de 143 cv ha sufrido variaciones con respecto a la versión inicial y menos potente, de 116cv, y ahora más rígido lo que juega en su favor. Con todo y esto es un coche más estable que ágil en carreteras sinousosas. En este apartado también influyen los controles de estabilidad (DSC) y tracción (TCS), que intervienen con mucha facilidad, especialmente el DSC, restándole chispa en las zonas más complicadas de la carretera pero asegurando una marcha pacífica y eficiente. Además, se ofrece la posibilidad de desactivar este control merced a un botón bien situado.


El confort en marcha se ve reforzado por una insonorizacióna adecuada del habitáculo, pero sobre todo el bajo nivel de ruido se debe a que el motor es bastante silencioso. En autopista y a más de 120 km/h algunos ruidos aerodinámicos si se cuelan en el habitáculo.


Por otro lado, la dirección que es electrohidráulica y de endurecimiento progresivo, no beneficia demasiado al confort en marcha. Eso sí, su rendimiento en carretera es  intachable. Permite apuntar con bastante precisión y trazar curvas con toda la información precisa, pero en ciudad puede resultar pesada en exceso. Algunos conductores pueden preferir este tacto, más duro de lo habitual, pero lo cierto es que en una conducción diaria y sobre todo en ciudad sería más apropiada una dirección con un tacto más llevadero a baja velocidad, y lo ideal es que rindiera en carretera de forma tan exacta como esta.


En el apartado de los frenos no cabe reproche alguno. Tienen gran potencia y buen tacto. Los discos son de generosas dimensiones y ventilados en el eje delantero (300 mm) y macizos de 280 mm en el trasero.


Las llantas que incorpora el Mazda 3 Sportive de serie son de 16 pulgadas (neumáticos: 205/55/V/16), muy apropiadas, aunque la unidad que tuvimos a prueba disponía de las de 17 pulgadas, con un diseño más atractivo son muy vistosas y el comportamiento del coche no se ve perjudicado con esta opción.

prestaciones

El resultado del motor 2.0 CRTD de origen Ford no ofrece reproche alguno. Está entre los mejores de su clase. Es bastante silencioso, refinado y progresivo, pero además, ofrece unas grandes prestaciones. Es especialmente brillante a medio régimen y también reúne un buen par cuando el cuentarevoluciones llega al máximo. Por el contrario, a bajo régimen está completamente vacío, una circunstancia que puede ocasionar alguna dificultad a la hora de iniciar la marcha, pero a partir de las 2000 vueltas, la potencia que entrega es fantástica. El par máximo es de 360 Nm y se optiene precisamente a 2.000 rpm.


El consumo medio resultante de la prueba es de 6,6 litros por cada 100 kilómetros recorridos, ligeramente por encima de los 6,0 litros del consumo oficial. Una cifra para estar satisfecho, puesto que es más ahorrativo que el Fiat Bravo Multijet de 150cv, el Renault Megane DCi de 150cv y muy similar a los Volkswagen Golf y Seat León TDI de 140cv. Además, sus prestaciones están también entre las mejores. Alcanza los 100 km/h desde parado en 9,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 203 km/h. Por cierto, este motor cuenta con filtro de partículas diésel DPF que reduce las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.


La caja de cambios a la que está asociado es manual, de seis velocidades y con unas relaciones muy bien ajustadas, con una sexta velocidad muy larga que permite conducir con una buena respuesta desde 100 km/h, en adelante, incluso en terreno desfavorable. Esta situación favorece lo moderado del consumo. Por contra, el manejo de la caja de cambios, al igual que la dirección, tiene un tacto excesivamente duro. Aunque tanto la posición de la propia palanca, como su funcionamiento es correcto, puede resultar demasiado ’pesado’ en ciudad.

Interior y maletero

El habitáculo del Mazda 3 ofrece un espacio y confort adecuado para las cinco plazas. Se trata del modelo más grande de su categoría, y eso dentro del coche se agradece. Los huecos útiles son suficientes y algunos, como la guantera, son prácticos al 100%. Esta guantera es muy amplia y está debidamente iluminada. En el puesto del conductor, buenos detalles de ergonomía se intercalan con otros un tanto subjetivos. En primer lugar, el freno de mano está situado ’a la japonesa’ y queda más a mano del ’copiloto’ que del propio conductor. Una circunstancia que también ocurre con algunos botones de la consola central. Como aspectos positivos, el botón del control de estabilidad se encuentra a mano izquierda del conductor, el mejor sitio posible para que sólo él sea en encargado de activarlo y desactivarlo, y el cuadro de mandos tiene un diseño acertado por ser atractivo y eficaz.


Las plazas traseras son suficientemente amplias para los tres pasajeros y el maletero tiene una capacidad de 346 litros. Para un coche de sus dimensiones no es demasiado amplio, sólo tenemos que compararlo con el del Volkswagen Golf o el Opel Astra.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba