Lotus Elise

18 febrero, 2010, modificada el 24 enero, 2011 por

La renovación del modelo esencial en la firma de Hethel comprende cambios de orden estético, pero también mecánico. Ahora es más limpio y eficiente.

3

Tras el lanzamiento del buque insignia Evora, Lotus ultima los preparativos para la comercialización de la nueva edición Elise, nacida hace 14 años y piedra angular en su estrategia de negocio.


Esencialmente, se trata de una puesta al día, profunda, del anterior Elise S, con derivados como el Exige. Por ejemplo, varía el frontal, con nuevos faros -dotados de led para la función diurna y los intermitentes, integran todas las funciones en vez ir separados como hasta ahora- y paragolpes. También es ligeramente más alto el capó para albergar su nueva mecánica, que como siempre va situda en posición central transversal, justo detrás del habitáculo -la tracción es a las ruedas traseras o propulsión-.


En la zaga destaca una nueva defensa que integra la matrícula, el doble escape centralizado y un difusor en los bajos para ganar adherencia y sustentación a ritmo fuerte. La carrocería al completo está fabricada en fibra de vidrio, mientras que chasis 68 kg– y bastidor son de aluminio. El conjunto de cambios practicados en el exterior procuran un aspecto más esbelto, limpio y deportivo, pero también una mejora del 4% en la penetración aerodinámica que, según la marca, redunda en un consumo inferior.


A falta de competidores directos -como mucho se puede pensar en el KTM X-Bow, aunque su concepto de barqueta pura es aún más extremo-, el Elise luce inéditas tonalidades de carrocería y llantas forjadas -a escoger entre 2 tipos- 2,14 kg más livianas.


Cuenta con nuevo cambio manual de 6 marchas -antes de 5- y relación cerrada y, como opción, con control de velocidad con selector en el volante dentro del llamado pack Touring. Además, su garantía se extiende de 2 a 3 años o aproximadamente 60.000 km, lo que antes suceda.


Por motor, el Elise adopta desde ahora una planta de gasolina 1ZR-FAE de 4 cilindros y 16 válvulas, con inyección electrónica, 1.6 VVT-i Valvematic. De origen Toyota y común, entre otros, al Auris, rinde 136 CV a 6.800 rpm, junto a un par máximo de 160 Nm a 4.400 vueltas. Permite un ahorro de combustible del 23% respecto a su antecesora, con una atenuación de emisiones cifrada en un 13%: promedio de 6,14 litros a los 100 en la versión de acceso Elise, con 155 gr/km.


Gestionado por la centralita Lotus T6, se ofrece en 3 versiones: Elise, que consigue 200 km/h y un 0 a 100 km/h de 6,7 segundos; Elise R, con ajustes que elevan prestaciones a 222 km/h rebajando la aceleración a 5,4 segundos; y Elise SC, en cuyo caso la recalibración mecánica opcional permite una punta de 233km/h, conteniendo el 0 a 100 km/h en 4,6 segundos. La relación peso/potencia de la variante acceso es excelente: 6,4 kg/CV.

Otra cosa: en el cuadro no falta un indicador luminoso triple típico del mundo de la competición que avisa de la necesidad de subir de marcha ante la inminencia del corte de encendido cuando se apuran las relaciones.


Por frenos, el Elise cuenta con pinzas AP Racing en el tren delantero y Brembo en el trasero ligados, en ambos casos, a discos ventilados y diagonalmente perforados para optimizar su refrigeración de 282 mm de diámetro. El antibloqueo ABS goza de una calibración retardada para usar el coche a placer en circuito. Asimismo, el pedalir es metálico, y el acelerador, electrónico. A todo ello, los cinturones de seguridad de sus 2 únicos pasajeros integran pretensores; también monta doble airbag frontal.

1 Comentario

Detroit Electric SP01, tras la senda del Tesla Roadster | Autocasion.com 5 abril, 2013

[…] en el Lotus Elise, este Detroit Electric SP01 cuenta con una carrocería fabricada en fibra de carbono con el fin de […]

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba